Traductor

domingo, 5 de junio de 2011

¿Estoy cambiando el rumbo?

Bueno, en cierto modo sí.

Sucede que he estado investigando sobre algunas "asociaciones radicales" dentro de la Iglesia. Y me siento empujado, a ejemplo de Jesús, de coger a los "mercaderes" y echarlos del "Templo".

¿Y que entiendo por Mercaderes? Pues aquellos que en nombre de Dios se atreven a cometer los mayores crímenes contra Nuestro Señor, apropiándose de su nombre para manipular, hacer el mal, enriquecerse y ganar poder.

Es hora ya que la Iglesia abra los ojos y limpie su casa.

En este sentido voy a ir publicando algunos artículos que me parecen de interés.

Supongo que lo máximo que me puede pasar es que me crucifiquen por blasfemo...