Traductor

viernes, 19 de agosto de 2011

Relectura - ¡Jesucristo es un invento de los curas!


(Con RELECTURA intentaré, si puedo, expresar, con un lenguaje diferente, alguna de las ideas de un relato evangélico o fiesta. Quisiera ser una especie de "traducción" no de conceptos sino de esquemas mentales. Soy consciente de que se trata de algo arriesgada, que puede servir o estorbar. Imagino que habrá algunas de algo acertadas y otras muy desacertadas, pero me hace ilusión poner mi granito de arena al esfuerzo de tanta gente que ya hace tiempo también se dedican a este trabajo absolutamente necesario y urgente. Pido al posible lector una tolerancia benevolente. Que cada uno lo juzgue como le parezca más oportuno). 
Jesús preguntó: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?"
Juan (Provocativo) ¡"Jesucristo" es un invento de los curas! 
Susana Podría estar de acuerdo, aunque sería más exacto decir que es un invento de los primeros grupos cristianos. Los curas vinieron más tarde. 
Juan ¡No importa! De unos u otros, es una gran embaucación. Jesucristo no ha existido nunca. 
Susana "Jesucristo no ha existido nunca": Podría estar de acuerdo. En cambio, sobre la embaucación: Depende. 
Juan ¡¿"Depende"?! ¿De qué depende? Si Cristo no ha existido, todo esto de la religión y los milagros… es una solemne encerrona. 
Susana Son dos cosas distintas. La democracia real no ha existido nunca, pero no es  un timo. Es un horizonte que nos sirve para ir corrigiendo la deformada democracia que tenemos. 
Juan ¡No mezcles las cosas! Cuando digo que Cristo no ha existido nunca quiero decir todo aquello de pasearse sobre el mar, o de multiplicar panes y peces, o de convertir el agua en vino, o de resucitar muertos… Y los que predican esto, o no saben lo que se dicen, o quieren engañar a la gente. 
Susana Depende de cómo leas los Evangelios. Es verdad que si los lees buscando tonterías, puedes encontrar tantas como quieras. Pero si los lees como es debido, podrás ver que dicen cosas reales o que pueden volverse reales. 
Juan ¿Qué quieres decir?… Si Cristo no ha existido, todo lo demás debe ser mentira. 
Susana No necesariamente. Te lo explicaré con un ejemplo: Una vez un profesor dijo que para entender bien la historia de España es necesario haber leído El Quijote. Don Quijote y su Sancho son personajes de ficción. Sin embargo, a través de ellos, Cervantes describe la sociedad de su tiempo de una forma más real y exacta de lo que podría hacer un historiador con datos objetivos. 
Juan Lo acepto. Pero cuando alguien lee El Quijote sabe perfectamente que es una novela y, que todo lo que ahí se dice, se lo ha inventado su autor…
Susana Lo que se ha inventado el autor es el lenguaje. Y se lo ha inventado precisamente para poder ofrecer una "radiografía" perfecta de la realidad. 
Juan ¿Los Evangelios son novelas? 
Susana No. No lo son, ya que su protagonista es una persona muy real. Pero tampoco son biografías de Jesús, ni crónicas de acciones o palabras que él hubiera hecho o dicho. 
Juan Pues, ¿qué son? 
Susana Son una "radiografía" de la Humanidad. Los Evangelistas nos presentan en la persona de Jesús como una "radiografía" de la Humanidad. En esta radiografía podemos ver que la Humanidad tiene forma de Historia, es decir: la Humanidad se va construyendo. Por eso, como tú decías, se podría afirmar que Cristo no ha existido nunca, porque todavía se está formando. 
Juan Que la Humanidad tiene forma de Historia es evidente: ¡no necesitamos Evangelios para saberlo! 
Susana Cierto. Pero esta "radiografía" nos muestra también dos puntos extraordinariamente interesantes de esta Historia: su origen y su destino. 
Juan Lo de la "radiografía" no lo entiendo. 
Susana Es una forma de hablar… Los Evangelistas hacen algo parecido a lo que suelen hacer los Paleontólogos cuando encuentran un fósil humano: un cráneo, una mandíbula… A partir de lo que han encontrado, y gracias a sus conocimientos sobre la Evolución, nos pueden dibujar como debería ser su propietario: si era hombre o mujer, de qué murió, como se alimentaba, qué lugar ocupaba en el proceso evolutivo,… De forma parecida los Evangelistas, gracias a su fe, a partir de la vida concreta de Jesús de Nazaret, de su muerte, de las reacciones que provocó,… nos dibujan los tres momentos básicos del proceso espiritual de la Vida Humana: su origen, su plenitud, y el camino que lleva del uno a la otra. 
Juan Y, ¿cuáles son ese origen y ese destino? 
Susana Sobre el origen, los Evangelios dicen claramente que la Humanidad no empezó por casualidad sino que fue fruto de un proyecto de amor. Sobre el destino nos dicen, también con claridad, que este proyecto de amor camina hacia la participación en la vida misma de Dios. 
Juan ¿Quieres que te diga una cosa?… Todo esto me parece demasiado bonito para que sea verdad… 
Susana Tienes toda la razón. Visto desde nuestra situación, todo esto es "demasiado bonito"… a menos que alguien haya vivido realmente esta historia. Y eso es precisamente lo que hacen los Evangelistas: nos presentan a alguien que ha "vivido" realmente lo que parece demasiado bonito para que sea verdad. Y nos presentan a este "alguien" de tal manera que nos permite darnos cuenta de los miles y miles de humanos que, en todo el mundo y sin saberlo, también han vivido y viven esta historia. Los signos o palabras que los evangelistas ponen en la "vida" de Jesús son como enlaces que nos remiten a la Historia de la Humanidad. No tienen sentido si te quedas en ellos mismos. 
Juan Pero, ¿quién te asegura que este Jesús de los Evangelios no es un personaje de ficción? 
Susana La realidad de Jesús de Nazaret puede ser negada, y sus testimonios pueden ser considerados unos impostores. Lo que sucede es que la realidad de Jesús, precisamente porque nos es presentada como un eco de la Humanidad, a menudo provoca resonancias tan hondas en el corazón humano que ya no es posible dudar. 
Juan Pero has dicho que los Evangelios no son una biografía… 
Susana No lo son. Pero todo lo que los Evangelios dicen presupone que Jesús de Nazaret vivió y murió realmente, y que debería vivir y morir de tal forma que muchos de los que convivieron con él, "vieron" en su camino, el camino de la Humanidad. Los Evangelios son el testimonio escrito que nos han dejado aquellos que le conocieron, y reconocieron que el "camino de Jesús" era, en realidad, el camino del Hombre y de la Humanidad. 
Juan Nuestra vida incluye males y dolor, y siempre termina en la muerte. Esta es la realidad. Podemos hablar de tantos "caminos" como quieras, pero siempre acaban mal…
Susana Sí. Esta es la realidad que experimentamos cada día, y parece triste… a no ser que lo que nos muestran los Evangelios sea la verdad (que por eso se llaman "evangelios", es decir: "buena noticia"). El mal y la muerte son un misterio para la razón humana, pero nuestra "radiografía" nos sorprende mostrándonos que el dolor y la muerte también están al servicio de la Historia Humana. En este sentido, los Evangelios tienen un relato muy significativo: cuando Jesús había sido sentenciado y ejecutado, el Centurión que había dirigido su crucifixión, al ver la forma en que murió Jesús, exclamó: "Realmente este hombre era hijo de Dios". Hay un antiguo aforismo latino que dice: “corruptio boni, peius”. La corrupción de lo bueno da lo peor. Pero los Evangelios nos muestran que este aforismo a veces funciona al revés: La conversión de lo malo da lo mejor. 
Juan ¿Es un dato biográfico, este del Centurión? 
Susana Con muy alta probabilidad no lo debe ser. Pero es un dato real en la Historia de la Humanidad. Por eso los Evangelios se hacen eco. "El mal puede ser usado de trampolín para el bien". ¡Quién lo diría!… Diríamos, entonces, que el mal no resulta tan inútil como parece… 
Juan ¿Sabes una cosa? Empiezo a sentirme un poco como el centurión…

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de
Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)
http://vilartaguesparroquia.org/