Traductor

jueves, 3 de noviembre de 2011

RELECTURA


"Cinco necias y cinco sensatas"… 
La madre del Álvaro ha ido a la parroquia para apuntar a su hijo en la catequesis de Primera Comunión. Tiene cierta amistad con la catequista, y han estado charlando un buen rato. Ella, la madre, ya hizo su Primera Comunión en la parroquia, y ahora lamenta que no haya esos grupos de niños de cuando era niña. 
  • ¡Nos lo pasábamos muy bien! ¿Por qué no lo hacéis ahora? –Dijo en un tono algo acusador. 
  • Los tiempos han cambiado –respondió la catequista–. De todos modos, si Álvaro quiere venir, se podría hacer un grupo. ¿Qué te parece los sábados, a las cuatro de la tarde? 
  • Los sábados… ¿Sabes qué ocurre? Que juega al fútbol y, sobre todo cuando juegan fuera, no podría venir. 
  • ¿Y los domingos, a las tres y media? 
  • ¡Uy, no! Los domingos vamos a ver a sus abuelos, que les quiere mucho. 
  • ¿Qué te parece los jueves, a las doce y cuarto, saliendo de la escuela? 
  • ¿Quieres decir? ¡Pero si a las tres ya deben volver a estar!… Iría muy estresado… 
  • Entonces a las cinco, cuando han acabado… 
  • Lo que ocurre es que dos días va a inglés, y otros dos va a refuerzo de mates… Sabes: le cuestan un poco los estudios… 
Entendiendo lo que ocurría, la catequista le dijo:
  • Entonces, mira: aquí tienes este impreso. Es para vosotros: los padres. Es para ayudaros a decidir. Se trata de una historieta del Evangelio que habla de 10 chicas que, en una boda, esperaban que llegara el novio… También hay un pequeño cuestionario. Os lo habláis, y luego nos volvemos a ver para encontrar una solución. 
  • Ah, muy bien –respondió la madre. Se besaron, y se marchó. 
Al cabo de una semana la madre de Álvaro llamó la catequista diciéndole que la ficha que le había dado era bastante extraña, incluso su hijo se había escandalizado de aquellas chicas que no querían compartir su aceite con las otras que se habían dormido…
  • Pero… ¡si os dije que era para vosotros: los padres! ¡No era para Álvaro! ¡Era para ayudaros a vosotros a hablar y decidir! Repito: ¡esta historieta es que la leáis vosotros, y luego respondáis el cuestionario que va adjunto! 
……………….. 
La madre no volvió nunca con la catequista, ni Álvaro fue a la catequesis, ni hizo ninguna comunión. 
Estando ya en la Universidad, el destino quiso que hiciera amistad con una chica que le invitó a unos encuentros de jóvenes. Es un grupo de reflexión y sentido de la vida –le dijo–, y es muy interesante. 
  • ¡No será una secta! –Replicó, medio en broma, él. 
  • Si vienes, tú mismo podrás juzgar. A mí no me lo parece –respondió ella. 
Es en este grupo que el Álvaro conoció a Nuria. Luego se casaron, y ahora ya tienen un hijo de 8 años. 
………………. 
Esta historieta la contó el propio del Álvaro en un encuentro de padres de Primera Comunión. Y añadió: nuestro hijo se nos está haciendo mayor por momentos, y Nuria y yo no queremos que nos encuentre con las lámparas sin aceite, como les ocurrió a mis padres conmigo. Por eso estamos aquí. 
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)