Traductor

martes, 20 de diciembre de 2011

NAVIDAD - MISA DEL ALBA


NAVIDAD.
MISA DEL ALBA.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 
El fragmento del evangelio que se nos propone para esta Misa del Alba parece un simple relato de transición. A pesar de ello, podemos encontrar varios "detalles" de un significado realmente importante.
Protagonismo de los pastores.
Según los conocedores de la sociedad judía de aquel tiempo, los pastores eran considerados una clase de gente vulgares, mentirosos, rateros,… En cambio el relato evangélico resalta una cualidad importante: velaban, guardando por la noche su rebaño. Da la impresión de que eran los únicos que estaban despiertos, y por eso fueron también los únicos a quienes los ángeles pudieron comunicar la buena nueva del nacimiento de Jesús. Esto les convierte en los únicos testigos de un hecho singular: un niño acostado en un pesebre.
Con ello no se quiere decir que Jesús naciera físicamente durante la noche. Recordemos que los evangelios no hacen la crónica de un hecho sino que construyen un relato para presentarnos una buena nueva, para "sentirla" es necesario estar despierto, como lo suelen estar los que están siempre expuestos a peligros de todo tipo.
…Puesto en un pesebre…
El evangelista Lucas resalta mucho este "detalle" del pesebre. Es precisamente este "detalle" lo que confirma a los pastores la verdad del mensaje que han recibido. "Encontraron a María y a José, con el niño en el pesebre". Y también: "Todo se lo encontraron tal como lo habían anunciado".
Es también este "detalle" lo que provocaba que todo el que lo oía se admirara con lo que decían los pastores.
De ello resulta una situación sorprendente: los primeros "testigos" humanos que dan fe de la buena nueva del nacimiento de Jesús son gente que todo el mundo consideraba no digna de crédito. (Notemos que sucederá algo parecido con la buena nueva de la resurrección de Jesús: las únicas que recibirán el anuncio de los ángeles serán un grupo de mujeres (Lucas 24,1-12). Y sabemos que, en la sociedad judía, precisamente el testimonio de las mujeres no era aceptado como válido).
MENSAJE. 
Haciendo un juego de palabras, podríamos decir que el mensaje de hoy nos invita a creer a unos testigos que la sociedad considera increíbles, pero que son los únicos que han comprobado con sus propios ojos lo que nos dicen.
Quizás esto se podría narrar también de esta otra forma: para recibir la buena nueva de Jesús tenemos que escuchar y fiarnos de los despreciados por la sociedad. 
RESPUESTA. 
En el relato que hemos leído se tiene la impresión de que incluso María y José aprenden, sobre Jesús, con lo que explican los pastores. María guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba. Y ésta podría ser también nuestra respuesta: conservarlas en el corazón y meditar lo que sobre el Hombre nos dicen los marginados de la sociedad. Y es que los marginados normalmente deben estar muy atentos y despiertos para vivir y sobrevivir, y por eso se dan cuenta de muchas cosas humanas, desapercibidas para el resto.
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. Las Fiestas de Navidad han entrado tanto en el folclore de nuestra sociedad que han acabado desbordándose por todos lados. ¿Qué pensáis hacer para ir recuperando la buena nueva de la Navidad?
  2. María "pone" a Jesús en un pesebre como un gesto profético que prefigura el momento en que Jesús dirá: Mi cuerpo es pan … mi sangre es bebida … Dada la crisis actual, ¿qué gesto profético podríamos hacer los cristianos?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)