Traductor

jueves, 27 de diciembre de 2012

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 8 - SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS


(Ver Capítulo 0 presentación de los tertulianos)




TERTULIA - SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

Magda
Realmente (como he comentado tantas veces contigo, Víctor) dudo mucho que sólo yendo a misa se pueda entender nada sobre Jesús, porque leéis los evangelios fragmentándolos y mezclándolo todo. Fijaos: el evangelio de hoy habla de Jesús el día de su nacimiento; el domingo pasado hablaba de cuando tenía 12 años; el próximo domingo, vete a saber de qué hablarán.
Víctor
Y yo te respondo siempre lo mismo: ¿qué quieres que haga? Está montado así. Por eso os pedí que hiciéramos esta tertulia, que a mí me gusta mucho … ¿Nos lo pasamos bien, no?
Julián
Sí … Lo encuentro divertido. Para mí es como un juego. ¡No me habría imaginando nunca a mí mismo leyendo y comentando el evangelio! Pero lo que me interesa más no es tanto el evangelio, como la tertulia en sí misma. Somos muy diferentes, pero la conversación es realmente interesante.
Magda
Pues a mí, Víctor, ¡me has complicado la vida! … Como sabéis, me gusta meditar sobre los Evangelios, pero estos encuentros me obligan a ir a un ritmo acelerado. ¡Y es que las semanas son muy cortas! … Pero me gusta.
Bet
Pues a mí me ocurre lo contrario: tengo la impresión de que me estoy reconciliando conmigo misma. ¡Espero este encuentro! Descubro cosas que nunca hubiera imaginado. Por ejemplo, hoy, eso que dice de María "que conservaba estos recuerdos en el corazón y los meditaba". ¡Resulta una mujer interesante, María! ¡Y extraña! ¿Si ya sabía todas aquellas cosas que le había dicho el ángel sobre su hijo, por qué le riñe, como leímos el domingo pasado? ¿Por qué, hoy, se maravilla de lo que dicen los pastores? ¿Por qué reacciona como si no supiera nada de nada? ¿Cómo es que no se agobia en el trabajo de educar a alguien que ella creía que era "hijo de Dios"?
Julián
Yo no me complico tanto la vida. Para mí, Jesús, si en verdad existió, debía ser un niño o un muchacho tan normal como los demás. Todo esto de Mesías e hijo de Dios debió venir después, por obra de sus adictos. Fue de mayor que, a Jesús, unos cuantos exaltados le convirtieron en un líder. Y aquí empezó toda la juerga.
Magda
Yo estoy de acuerdo contigo. Pero no me gusta la palabra adicto. Los adictos desaparecen cuando su líder fracasa. Es cierto: los EVANGELIOS fueron escritos mucho después de Jesús, pero no podían ser obra de unos simples adictos, o seguidores, o discípulos, … Entre Jesús y quienes escribieron los evangelios debía haber alguna otra clase de sintonía
Bet
Tengo la impresión de que a ti te hubiera gustado encontrarte entre los que escuchaban a Jesús.
Magda
No lo dudes. Aquella gente debió vivir unas experiencias muy especiales.
Bet
¿Te consideras cristiana, tú?
Magda
¡No! No creo que Jesús quisiera ni cristianos, ni cristianas. No me considero "cristiana", ni "religiosa", … Me basta, y me sobra, el intentar ser humana.
Víctor
¡Todos somos humanos!
Magda
Exacto: todos somos humanos. Pero a menudo nos deshumanizamos y deshumanizamos a otros humanos. A menudo parece como si nos cansara eso de ser humanos, o como si no fuera suficiente. A menudo nos situamos por encima de los "simples humanos".
Julián
Así, estarás de acuerdo conmigo en que no hacen falta ni dioses, ni religiones, ni iglesias, …
Magda
Sobretodo si no nos ayudan a ser humanos. Pero si a alguien le ayudan, bienvenidas sean estas cosas.
¿Sabéis qué me dan a mí los Evangelios? –Gozar de ser humana. Estar feliz siendo humana. Supongo que esto debe ser lo que aquella gente de Palestina debieron encontrar en Jesús.
Bet
¿Y no sientes rabia alguna vez?
Magda
¡Siempre! ¿No te da rabia, a ti, ver cómo se deshumaniza tanta gente? En nombre de Dios, en nombre del Progreso, en nombre de la Democracia, en nombre de las Exigencias económicas, en nombre de la Justicia, … Siento rabia ante cada "crucificado", sea cual sea la excusa de quienes han querido deshumanizarle.
Julián
Terminar crucificado, no es ninguna buena noticia …
Magda
No es ningún fin. La buena noticia está precisamente en esto: que no es ningún fin.
Víctor
¿Así, tú también crees en la resurrección? ¡No sabes la alegría que me das!
Magda
No me gusta la palabra resurrección. Está demasiado gastada. La palabra del relato de hoy es mucho más sugerente: acostado en un pesebre. Para quien se hace alimento, el pesebre no es el fin; sino todo lo contrario.
Bet
¡Uy! Esto me parece demasiado profundo … Ahora necesito hacer como María, que "conservaba estos recuerdos en su corazón y los meditaba"

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


REFLEXIONES DE FESTIVOS. SANTA MARIA, MADRE DE DIOS.

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 

Año Nuevo.
Además de la fiesta de la Virgen, hoy se celebra la entrada al Año Nuevo. Sobre este punto es especialmente iluminadora la 2ª lectura. Es corta pero densa. Hay que leerla despacio.
La idea de la plenitud del tiempo es importante en la Biblia. Antes de llegar a la plenitud, está el camino que va desde "nacidos bajo la Ley" hasta convertirse en "hijos".
También los cristianos, a pesar de estar llamados, como todos, a ser hijos, normalmente empezamos nuestro camino "bajo la Ley", aunque no sea la "Ley de Moisés", sino que se trate del propio Evangelio entendido de una forma legalista.
"Después de Cristo", la Ley ya no está en el mensaje, pero puede encontrarse incrustada en el corazón, mientras no nos abrimos al Espíritu que nos hace hijos. Como nos dice San Pablo: "Mientras el heredero de una casa es menor de edad, no se diferencia nada de un esclavo, aunque es dueño de todo" (Gálatas 4,1 s).
El evangelio insiste en dar relieve al "pesebre". Es lo que identifica a Jesús. Jesús es alimento, por lo que su lugar está en un pesebre.
Se hace notar que los pastores encuentran a Jesús con María y José. Son ellos quienes nos lo ofrecen en un pesebre, poniendo así de manifiesto su realidad más profunda: la vida la vivimos dándola, y el alimento es el signo más clásico de una vida-que-se-entrega.
"María con José y el niño en el pesebre" es como una diapositiva estática que los pastores pueden contemplar. Sorprende que en esta escena sean precisamente los pastores los únicos que se mueven, hablan y provocan admiración. Esto es sorprendente porque, según los entendidos, los pastores, como grupo, eran considerados gentuza vulgar, ladronzuela y mentirosa. Pero fueron los únicos que recibieron el mensaje porque se encontraban velando de noche.
Con ellos ha comenzado la gran "inversión" (vuelco). "Dispersa a los soberbios de corazón, derriba a los poderosos de sus tronos y exalta a los humildes", como había celebrado María en el Magnificado.
Cuando tocaba circuncidarle …
A través del ritual de la Circuncisión, los chicos entraban a formar parte de su Pueblo. Jesús es judío. Por más que los evangelios nos presenten a Jesús como "el hombre-muestra", también insisten en que es una persona concreta, hijo de unos padres concretos, miembro de un pueblo concreto.
Los Evangelios no son relatos teóricos sobre el ser humano. En realidad, no existen "seres humanos" como clase, sino personas concretas de carne y hueso, con nombre propio, y también con vínculos concretos hacia una colectividad concreta. Cada ser humano es único y sagrado en sí mismo, pero no es un solitario. Es hijo de la Madre-Tierra, pero la Madre-Tierra le ha engendrado a través de la vida de un pueblo y de una Familia.
MENSAJE
Vivimos en el tiempo. Mejor: somos "temporales".
El tiempo es una idea que hemos creado los humanos para poder medir los cambios. Pero los cambios no son siempre sólo cuantitativos sino que, a veces, pasan a ser cualitativos. Un vaso de agua puesto al fuego va cambiando de temperatura cuantitativamente hasta los cien grados. A partir de aquí el agua hace un cambio cualitativo: se vuelve vapor, y ya es otra cosa y depende de otras leyes.
Todos nosotros comenzamos pequeños y vamos creciendo, hasta que dejamos de ser pequeños. Ser adultos ya es otra cosa.
RESPUESTA
Nacemos y crecemos siguiendo las leyes de la biología (y de la sociología). Pero para ser realmente adultos necesitamos la decisión libre y consciente (y valiente) de aceptar el don de Dios: la filiación.
PREGUNTAS para el diálogo
  1. Por la Circuncisión, los niños se incorporaban a su Pueblo. ¿Cómo veis esto de ser "Pueblo" en una sociedad globalizada? Podemos considerar justa la Sociedad actual donde sólo son reconocidos como "pueblo" los Estados (que, casi todos, son consecuencia de una guerra)?
  2. ¿Utilizáis, alguna vez, la expresión "la gente" para referiros a personas concretas?
  3. Solemos decir: "Año nuevo, vida nueva". Pero parece que, de hecho, la vida se vuelve vieja. ¿Qué "novedades" descubrís en vuestra vejez o en la vejez de los que os rodean?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

miércoles, 26 de diciembre de 2012

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 7 - SAGRADA FAMILIA


(Ver Capítulo 0 presentación de los tertulianos)



TERTULIA - SAGRADA FAMILIA
Julián
¡Caramba con el muchacho! Si un hijo mío me respondiera así después de buscarlo durante tres días, … De todas formas, este relato debe estar mal escrito, porque todo esto no encaja: si tardaron un día para notar que habían perdido a su hijo, no estarían todo un otro día para regresar a Jerusalén y buscarle, y mucho menos otro día para encontrarle! …
Víctor
Jerusalén era una ciudad muy grande … Quizás no le encontraron enseguida …
Julián
Pero lo más normal es que fueran directamente al famoso templo! Además: ¿los funcionarios no se darían cuenta de que aquel chiquillo estaba perdido?
Bet
Los funcionarios del templo sólo se preocupaban de sus ceremonias…
Julián
Pero … Si dice que hablaba con ellos, y que todos estaban "admirados" de sus respuestas! … Por eso digo que esto no encaja! …
Bet
Seguramente no sabían que se había perdido, y les hacía gracia. Le deberían tomar por uno de esos muchachos que cada día corrían por allí … Yo imagino que el templo debería ser algo como la plaza de la iglesia de muchos pueblos, en donde juegan los niños.
Víctor
Pero Jesús no estaba allí para jugar. Es verdad lo que dices tú, Julián: aquellos doctores de la ley que hablaban con él deberían haber hecho correr la voz de que allí pasaba algo raro … Tú, Magda, que estudias estas cosas… Esto debe tener algún otro significado …
Magda
No tengo ninguna duda, pero ahora me cuesta descubrirlo. Como relato, tiene muchos puntos "evidentemente extraños". Esto ya indica que quiere sugerir alguna otra cosa. A mí, lo que más me sorprende es la naturalidad con que responde Jesús sobre "por qué le buscaban".
En el relato anterior a este, el evangelio describe la Presentación de Jesús en el templo. En aquella ceremonia el hijo presentado era "rescatado" con la ofrenda de un par de tórtolas o de pichones. Pero, en el caso de Jesús, el relato no dice que este "rescate" se llegase a realizar. Así pues, si Jesús no fue "rescatado", su casa era el templo. Es lo que Jesús les recuerda a sus padres. Pero esto debe tener algún otro sentido más profundo, porque de hecho, no se quedó en el templo.
Víctor
Según lo que dices, aquí, los que se "distrajeron" fueron José y María …
Julián
¡Hombre! … ¡El texto lo deja claro! Aquí se distrajeron los padres …
Magda
Sí, pero los relatos evangélicos no son una biografía. Aquí se debe querer decir alguna otra cosa más profunda …
Bet
Quizás aquí Lucas quiere "suavizar" las relaciones entre Jesús y los doctores de la ley. Cuando Jesús volverá a encontrarse con ellos será como acusado, y le condenarán a muerte. Y eso sí que debe ser "biográfico"!
Julián
Quizá simplemente se trata de exponer un problema habitual en la relación entre padres e hijos. A nosotros nos ha ocurrido. ¿Te acuerdas, Bet?: En un momento determinado, la pequeña, cuando todavía era pre-adolescente, quería irse de casa porque "se ahogaba", decía. Tuvimos una fuerte discusión. Pero vino bien porque aclaramos bastantes cosas. Todos cambiamos. Ahora estamos bastante bien.
Bet
Sin darnos cuenta de ello, los padres solemos ser muy posesivos con nuestros hijos … ¡Y sobretodo con las hijas!
Magda
Estoy de acuerdo. Pero yo diría que los evangelios no hacen ni biografía ni sociología. Aquí seguramente existe la intención de corregir algún defecto de las primeras comunidades cristianas con relación a Jesús. Se habla de "tres días" … Son una clara alusión a la muerte de Jesús: también los discípulos reencontraron a Jesús resucitado, a los tres días. Quizás la intención sea corregir la tendencia de las comunidades cristianas a ser "posesivas" en relación con Jesús. Pero parece que Jesús no se deja convertir en "propiedad privada" de nadie.
Julián
Tú Magda, a menudo dices que Jesús representa al Hombre. Si es así, este problema no sería sólo de los "cristianos" sino de todo el mundo. Todos tendemos a sentirnos "dueños" de otras personas. Los padres de los hijos, los casados con relación la pareja, las autoridades hacia los ciudadanos; … ¡Y no hablemos de los Estados!
Magda
Eso que dices me sugiere … Fijaos en una: Lucas termina su "relato de infancia" presentándonos a un Jesús que no se deja "poseer" por sus padres. Pero también, antes del "relato sobre la muerte", Lucas vuelve a insistir en este punto poniendo en boca de Jesús una declaración contra quienes pretenden ser "poseedores" de otros: Después de la cena de despedida, el evangelista sitúa una discusión entre los discípulos sobre quién de ellos sería el más importante. Respuesta de Jesús: "Los reyes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los que tienen poder sobre ellas se hacen llamar bienhechores. Pero vosotros no debéis actuar así ". (Lucas 22, 24ss). ¿Os fijáis?: … "Como si fueran dueños". Tienes toda la razón: no es un problema de los cristianos, ¡sino de todos!
Bet
Resumiendo: nadie es propiedad de nadie. ¡Eso me gusta!
Julián
¡Eh, no te pases, tú ahora! ¡Que tú eres mi mujer! ¡Y muy cara me estás has costando! ¿Imagináis?: Para tenerla, me he tenido que convertir en su marido! …
Bet
¡SERÁS SINVERGÜENZA! …

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

REFLEXIONES DOMINICALES. SAGRADA FAMILIA. CICLO C.

SAGRADA FAMILIA. Año C.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 

Comentando este evangelio, uno de los participantes dijo:
Si mi hijo me hubiera hecho una mala jugada de estas, ¡el primer saludo habrían sido un par de bofetadas!
Todos sonreímos, y algunos estaban de acuerdo.
Pero inmediatamente pensamos que Lucas nos debía querer comunicar algo más significativo
"Cuando tenía 12 años …"
Hay que tener en cuenta que en los Relatos de infancia, Lucas no escribe una "biografía" sino un "evangelio".
Los 12 años eran la edad de la emancipación –los chicos y chicas a menudo ya se iban de casa para ir a servir o hacer de mozo–. Sólo el heredero se quedaba ayudando y aprendiendo del padre si éste tenía un oficio.
El evangelista aprovecha este hecho para comunicarnos algo importante sobre Jesús y sobre la vida humana. En la niñez, todos empezamos siendo inferiores con relación a los padres y a los mayores. Pero se trata de una inferioridad temporal.
Lucas ya nos había dicho, después de la Presentación en el templo (2,40), que Jesús "crecía y se fortalecía" junto a sus padres. En el Relato de hoy se vuelve a decir lo mismo, y se añade que vivía sometido a ellos. En el primer relato no era necesario decirlo porque ya se podía suponer. Como todos los niños, Jesús estaba sometido por inferioridad. Pero, a los 12 años, deja clara su independencia y, desde esa independencia, vuelve a someterse por generosidad. Y esto le hace crecer aún más.
¿Por qué me buscabais? …
Esta respuesta de Jesús es realmente insolente.
¿Por qué el evangelista Lucas pone en boca de Jesús una respuesta tan impertinente?
Seguramente Lucas ya era testigo de la dificultad de muchas comunidades para asumir la libertad cristiana. Seguramente, ya en los inicios de la Iglesia, se constataba el miedo de muchas personas a vivir de acuerdo con una fe adulta, más allá del inicial infantilismo de la propia religión. Recordemos la carta a los hebreos! O la carta a los gálatas ("¡Gálatas insensatos!, ¿quién os ha podido fascinar, después que yo os había puesto ante los ojos la figura de Jesucristo clavado en cruz?". 3.1). Con la "insolencia" de la respuesta puesta en boca de Jesús, Lucas nos quiere llamar la atención sobre la llamada de Dios a ser "hijos", e "hijos adultos".
Dos mil años después, es evidente que, ni siquiera con un lenguaje tan provocador, el evangelio de Lucas ha conseguido que la mayoría de los cristianos vivan su pertenencia a la Comunidad de una manera adulta.
Se hace notar que sus padres no comprendieron la respuesta de Jesús. Es normal: la primera relación de los padres con sus hijos conlleva un fuerte sentimiento de propiedad. La emancipación siempre coge por sorpresa. A pesar de todo, seguramente Lucas no piensa tanto en las relaciones de padres-hijos como en las relaciones entre jerarquía-fieles.
Jesús responde haciendo referencia a “su Padre”. No es que Dios sustituya a los padres naturales sino que toda la superioridad de los padres (jerarquía) hacia los hijos debe conducir a la emancipación y a experimentar esa "filiación más profunda" que nos hace sentir hermanos de todos y servidores unos de otros desde la igualdad y la libertad generosa.
Con la referencia a "la casa de mi Padre" (más exactamente a "las cosas de mi Padre"), Lucas nos quiere indicar que cada persona tiene una misión no recibida de los padres sino de Dios, que para cumplirla tiene la obligación (y el derecho) de ser libre.
Pero Lucas nos quiere decir todavía otra cosa más significativa.
De momento Jesús, para "las cosas de mi Padre", se queda en el templo de Jerusalén. Pero, precisamente la misión de Jesús será ayudar a todos a descubrir que las "cosas de mi Padre" que encontramos en el templo tienen por finalidad hacernos religiosamente adultos. A partir de ahí, las "cosas de mi Padre" se encuentran allí donde haya un ser humano.
El evangelio de Lucas repite una y otra vez que los padres de Jesús cumplen en él "todo lo que está mandado en la Ley del Señor". En cambio, después de los "12 años", Jesús no vuelve al templo si no es para enseñar que "ya ha pasado el tiempo del templo". En la predicación de Jesús el "templo de Israel" deja paso al "Reino de Dios" universal. Jesús no es un "sacerdote del templo" sino el hombre-adulto, y, como tal, señor del templo, del sábado, de la Ley y de la religión (Lucas 6,5).
Al cabo de tres días …
Referencia clara a los tres días en que los discípulos "perdieron" a Jesús después de su muerte en Jerusalén.
A José y María se les perdió "su" niño Jesús, y al cabo de tres días le reencuentran adulto y emancipado. A los discípulos se les perdió "su" mesías de Israel, y al cabo de tres días le reencuentran como salvador universal.
Jesús (todo ser humano) no es propiedad privada de nadie: ni de sus padres, ni de su pueblo, ni de las Comunidades cristianas. En todo caso pertenece a Dios, y de Él lo recibimos como un don, quedando excluida toda relación de propiedad, de dominio o de sujeción. Jesús es el hombre-adulto, el nuevo Adán, primogénito de la Humanidad adulta, libre y generosa.
Lucas divide la historia humana en dos partes: infancia/ley (antes de Cristo) y adultez/servicio generoso (después de Cristo). Y aplica esta división a la propia vida personal de Jesús, antes y después de los 12 años. Igualmente ocurre en cada uno de nosotros.
Pero aquí sorprende una cosa: según Lucas, Jesús comienza su vida pública cuando tenía unos 30 años (Lucas 3,23). ¿Qué ocurre con los "18 años" de vida adulta, pero sujeta a sus padres?
Como ya he dicho, para Lucas, ser adulto no significa vivir "independiente de todos" sino hacer de la propia vida un servicio a los demás desde la libertad.
MENSAJE
Formamos parte de la historia universal, y todos somos, a la vez, una historia personal.
Dentro de la historia universal, estamos ya en "después de Cristo", en situación de mayoría de edad, es decir: en tiempos de libertad generosa y servicial.
Pero, en nuestra historia personal, cada uno comienza en la niñez, y es llamado a crecer hasta llegar a la madurez personal, de acuerdo con "su tiempo". Todos, religiosamente hablando, comenzamos "antes de Cristo", pero cada uno a su ritmo y según su generosidad, está llamado a alcanzar la plenitud de la libertad cristiana, y a disfrutar de ella.
RESPUESTA
La respuesta es doble:
- Con vistas a nosotros mismos:
Necesitamos ser fieles a nuestra vocación a ser adultos.
La libertad es un derecho porque es un deber. Si queremos servir, necesitamos ser libres (como los "taxis", que sólo nos sirven si están "libre"). Por cómoda que nos sea la "niñez", la fidelidad a la Vida (al don de Dios) nos reclama crecer hasta la plenitud de Cristo.
La emancipación-libertad no la logramos cuando nos la dan sino cuando descubrimos la necesidad y la obligación. En este sentido, sería contradictorio esperar la emancipación-libertad como una concesión de los padres o de la jerarquía, simplemente debemos asumirlas por responsabilidad.
Las personas realmente adultas no "creen" en la autoridad sino que, en todo caso, la "crean" cuando la consideran necesaria para unos servicios determinados.
- Con vistas a los demás:
Hay que fomentar y respetar su autonomía. Esto comportará la aparición de comunidades adultas, libres para convertirse en creativas.
En este punto es urgente promover reformas profundas en los criterios y en los comportamientos de nuestra Iglesia.
Hay que tener en cuenta un hecho: en la medida en que el mensaje cristiano fue tomando la forma de una religión, retornó al tiempo "de antes de Cristo". En esta situación, muchos "cristianos" no superan la minoría de edad religiosamente hablando. Y ha sido precisamente el crecimiento de la vida humana al margen de la religión, lo que más nos ha ayudado a re-descubrir nuestra vocación a ser adultos. ¡Bienvenida laicidad!
Habría que aprovechar la carencia de vocaciones al "sacerdocio" para recuperar la vitalidad de las Comunidades. Son éstas las que generan las vocaciones para los servicios que necesiten.
Cuando en la actualidad se habla de "falta de sacerdotes", posiblemente se está cometiendo una equivocación importante y de resultados nefastos. Los "sacerdotes" hacen falta si queremos mantener la situación de Cristiandad. La Cristiandad, a pesar de haber tenido cosas buenas, fue un retroceso a "antes de Cristo", cuando aún se necesitan "templos", "sacerdotes" y "ritos sagrados" para conectar con "las cosas de Dios".
Pero hoy, incluso la sociedad civil, además del Evangelio, nos impulsa, nos pide y nos exige una opción decidida por la mayoría de edad. Nuestra sociedad ya no necesita "servicios religiosos" a menos que sean fermento de libertad. Hay muchas libertades, pero poca libertad. Aquí el mensaje cristiano tiene todavía mucho trabajo por hacer.
PREGUNTAS para el diálogo
  1. Examinando las diferentes leyes eclesiásticas que conocéis, ¿os parece que en determinadas ocasiones habría que no cumplirlas por respeto a la vida adulta de la comunidad? Concretad leyes y momentos.
  2. ¿Podríais ilustrar el evangelio de hoy desde vuestra propia experiencia con los hijos, alumnos, ayudantes o personas dependientes de vosotros?
  3. En estos tiempos de cambios, ¿encontráis momentos para, como María, conservar todos estos recuerdos en vuestro corazón?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

sábado, 22 de diciembre de 2012

PLEGARIAS DE LOS FIELES - NAVIDAD



Hoy ha aparecido la bondad de Dios, hoy hemos conocido su amor. Por ello, con toda confianza, oremos para que todas las personas puedan conocer y sentir este amor. Oremos cantado:
VEN SEÑOR, VEN A SALVARNOSMD 114
(O bien: Responderemos diciendo: PADRE ESCÚCHANOS)
  1. Que nuestra mirada alcance hoy al mundo entero ...
    Oremos por todos los hombres y mujeres de todas las naciones de la tierra...
    OREMOS UNIDOS
  2. De un modo especial, oremos por quienes tienen la vida marcada por el dolor y la tristeza, sea cual sea el motivo…
    OREMOS UNIDOS
  3. Oremos por países que están en guerra ...
    Que Jesús, el Príncipe de la Paz, les dé fortaleza para avanzar en el camino de la paz, del respeto, de la justicia, del perdón  … 
    OREMOS UNIDOS
  4. Hoy, las comunidades cristianas de todo el mundo nos reunimos para celebrar el Dios hecho hombre ...
    Oremos para que toda la Iglesia, y cada uno de los cristianos, seamos siempre un signo transparente del amor y la bondad de Dios…
    OREMOS UNIDOS
  5. Y finalmente, oremos por nosotros mismos, y por nuestras familias, y por nuestros amigos y conocidos..
    OREMOS UNIDOS
Escucha, Padre, nuestra oración, y derrama tu amor sobre nosotros y sobre el mundo entero. Por …

AMEN

PLEGARIAS DE LOS FIELES - DOMINGO IV DE ADVIENTO - Ciclo C.



  1. La primera lectura de este domingo IV de Adviento, nos acaba diciendo: «Él será la Paz»...
    Para que el día de Navidad estemos en disposición de recibir la Paz que Jesús nos ofrece...
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  2. San Pablo, en la carta a los Hebreos, ponía en boca de Jesús las siguientes palabras: «Vengo a hacer tu voluntad» ...
    Para que, nos hagas capaces de asumir en nosotros esta afirmación de nuestro Hermano Mayor, Maestro y Señor, al igual que hizo también la Madre Santa de nuestro Redentor y tantos otros hermanos que nos han precedido…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  3. El evangelio nos narra hoy el admirable encuentro entre la madre del último profeta de la Ley de Dios y la madre de su primogénito, y el cura nos lo ha explicado en la homilía...
    Ven Señor Jesús y ayúdanos a entender tus enseñanzas … 
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  4. Por aquellos que llegan a estas fiestas marcados por la pobreza, la crisis económica o la enfermedad ...
    Para que encuentren en sus hermanos (todos nosotros) las ayudas que necesitan para poder salir adelante…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  5. Para que sepamos encontrar, en estos días, momentos de silencio, de oración y de amor entre los hermanos, que nos lleven a vivir verdaderamente en nuestros corazones la venida del Hijo de Dios ...
    ROGUEMOS AL SEÑOR

jueves, 20 de diciembre de 2012

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 6 - NAVIDAD


(Ver Capítulo 0 presentación de los tertulianos)



TERTULIA - NAVIDAD


Bet
¡Ay, Navidad, Navidad! A menudo pienso que, ¡si Jesús volviera! … ¡Qué mezcla más extraña que hemos hecho!
Magda
¿Si Jesús volviera…? Tú eres agnóstica, y cuando dices esto, todos entendemos lo qué quieres decir. Pero a menudo esto también lo dicen personas que se consideran "cristianas". Hablando así, demuestran que no han entendido nada sobre Jesús. No tiene ningún sentido decir ¡"Si Jesús volviera"! Sería como decir: "Si Armstrong volviera a la Luna".
Víctor
Ahora sí que me he perdido … ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?!
Magda
Era sólo por poner un ejemplo … Armstrong podría haber ido tantas veces como hubiese querido a la Luna … Pero cuando decimos que fue el primer hombre que llegó a la Luna, no queremos decir que Armstrong fuera un gran héroe, alguien que hizo algo que nadie había hecho nunca, … Él mismo lo dijo: Un pequeño paso para mí, un gran paso para la humanidad. Por eso no solemos decir "Armstrong llegó a la Luna" sino "El Hombre llegó a la Luna". Armstrong recoge toda la historia pasada de la Humanidad, desde el primer hombre que miró el cielo y se enamoró de la Luna. Después vendrían los astrónomos, los matemáticos, los físicos, los informáticos … En realidad, todos formamos parte de este "viaje".
El Jesús que nos presentan los Evangelios es un poco como Armstrong: en él se recoge toda la Historia pasada de la Humanidad, desde el primer hombre que soñó un mundo mejor. Armstrong puso en evidencia que había llegado el momento en que el Hombre era capaz de llegar a la Luna. Jesús puso en evidencia que había llegado el momento en que el Hombre era capaz de VIVIR de otra forma: según el PROYECTO de Dios.
Julián
¿Vivir de otra forma? No creo que haya cambiado apenas nada después de Jesús. Han pasado más de 2000 años, y ¡ya ves! …
Bet
Tampoco ha cambiado, apenas nada, después de que el Hombre llegara a la Luna. Ninguno de nosotros ha ido, ni creo que, de hecho, podamos ir nunca. Y, ¡esto que me gustaría! …
Magda
Ir a la Luna, en el fondo, es una anécdota, aunque muy significativa, porque es el comienzo de la aventura espacial, que todavía no sabemos hasta dónde nos llevará … Es cierto: después de Jesús todo sigue igual, pero ha cambiado el horizonte.
Julián
¡¿"El horizonte"!? Esto es una palabra muy bonita, pero para la vida humana real y concreta no significa absolutamente nada.
Bet
¡¿Estás seguro?! ¡Sin horizontes, yo no soportaría la vida! … Necesito horizontes, incluso en el supuesto que no los pueda conseguir todos…
Víctor
A ver, Magda: explica un poco mejor eso del horizonte, porque yo aquí también me pierdo. Jesús nos salva porque es el enviado de Dios, y nos dice cómo debemos vivir. Sin embargo, esto del cambio de horizonte
Magda
La casi totalidad de los humanos no hemos ido nunca a la Luna, ni iremos tampoco. Pero ahora sabemos que el Hombre puede ir. Igualmente, la mayoría de los humanos comenzamos sin entender la NUEVA FORMA DE VIVIR que nos presentan los Evangelios, pero vamos descubriendo que esto es posible, y que estamos llamados a ello, y que podemos dar pasos para acercarnos a ellos. Es como en los niños pequeños: son pequeños, pero tienen un horizonte: hacerse adultos.
Bet
Yo, de pequeña, era creyente. Ahora, de mayor, ya no tengo fe.
Magda
No tienes la fe de cuando eras pequeña, ¡sólo faltaría! Pero acabas de decir que tienes horizontes. Hay muchas formas de FE, aunque en algunas no lo llamamos "fe".
Bet
Para mí, tener horizontes no significa creer en Dios, ni en la iglesia, ni ser religiosa. Todo esto ya ha pasado. Para mí, tener horizontes significa creer en la VIDA. Vivir: para los hijos, para mi marido, para mi Pueblo. Ahora, por ejemplo, todo esto de la independencia … A mí, ¡me hace vivir!
Julián
Estoy de acuerdo, pero yo no diría "tener horizontes". Simplemente es la realidad, la vida de cada día. Estás en un lugar y en unas situaciones concretas, y, ¡debes bailar el baile que toca! Todo ello no sirve de nada … Pero te llena el día.
Víctor
No estoy de acuerdo en que no sirva de nada. Pregúntale a tus hijos si tu vida sirve de algo! Pregúntale a tus enfermos, tú que eres médico. Yo no sé si tengo horizontes o no, pero sé que el trabajo bien hecho ayuda a construir Pueblo; ayuda a mejorar el mundo; ayuda a la juventud que está subiendo; … ¿Cuanto durará todo esto? No lo sé. Tampoco es un problema mío. En realidad, de una manera u otra, todos trabajamos o vivimos para lo mismo: por nuestra niños, por una vida mejor. Quizás no lo veremos, pero habremos contribuido. Me ha gustado lo que has dicho de Armstrong: su "viaje" comenzó el día en que alguien se enamoró de la Luna. Si, como dices tú Magda, NAVIDAD es celebrar todo esto … me parece muy bien. Me apunto.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

miércoles, 19 de diciembre de 2012

NAVIDAD

NAVIDAD.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/


Os dejo los enlaces de las homilías para las misas de Navidad, ya publicadas en este blog:



TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 5 - Domingo IV de Adviento - Ciclo C


(Ver Capítulo 0 presentación de los tertulianos)



TERTULIA - Adviento IV - Año C


Bet
¡Como mínimo, este relato no es machista! Aquí todo queda entre mujeres. Me gusta.
Víctor
¡Ya salió la feminista! También habla del niño, que era un varón
Bet
Sí, pero dice que María es bendita entre las mujeres. Por una vez, el punto de referencia somos nosotras, ¡las mujeres!
Víctor
De acuerdo, de acuerdo. Tratándose de niños, vosotras sois las protagonistas …
Bet
¡Qué morro! ¿"Tratándose de niños"? ¡¿Qué significa eso?! ¿Que vosotros, los “machos”, sois los verdaderamente "importantes"? Pues, mira: si un “macho” llega a ser importante, es gracias a las mujeres que lo cuidaron de pequeño (y de mayor!).
Magda
Yo también soy feminista; aunque no tanto como tú, Bet. Y cuando veo la forma de comportarse de muchos "machos importantes", también pienso que no les habremos educado demasiado bien … ¡Hay cada ejemplar!
Juli
Pues, yo creo que aquí María, la del relato, se pasa mucho. "María entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel". ¡Que mal educada! ¿No os parece? De acuerdo que quizás era cosa de mujeres, pero, al menos, saludar también a Zacarías, ¡¿no?! ¡Estaban en su casa!
Magda
De acuerdo. Pero a mí me parece que aquí no se quiere describir ninguna escena familiar. El relato no quiere poner de relieve el protagonismo de las mujeres en las cosas de los niños sino que, una vez más, quiere poner de relieve la respuesta de las mujeres como ejemplo de respuesta de fe. Ya desde el principio, el evangelio de Lucas señala la no-fe de los hombres (de Zacarías, en concreto) y la fe de las mujeres (de María, en particular). “Bienaventurada tú que has creído”. El relato quiere subrayar que es sobre todo la fe de las mujeres lo que ayuda a generar un Hombre Nuevo. "Lo que el Señor te ha dicho se cumplirá".
Juli
Perdona, Magda: todo esto me parece demasiado enrevesado. Claro que mi visión es como hombre, y desde fuera. Pero, eso que tú llamas la no-fe de los hombres, a mí me parece muy bien. ¡Los hombres somos más realistas! Yo estoy contento de no tener fe. La religión es una enfermedad, una superstición en la que caen sobretodo las mujeres …
Magda
En lo que tú dices hay un gravísimo error de lenguaje. Tú, a la mala religión de las mujeres la llamas superstición, mientras que a la mala religión de los hombres la llamas realismo. Pues yo, a vuestro realismo le llamo idolatría. Y la idolatría, sobretodo cuando va acompañada de Poder, es la más execrable y perversa de las religiones.
Juli
¿Idolatría? ¿Qué idolatría? ¿Qué entiendes por idolatría?
Magda
No es difícil de explicarlo porque, actualmente, en nuestra sociedad, sobre todo los hombres, hacéis una exhibición constante y terrible. Te lo diré con palabras de hoy: idolatría es cualquier valor absoluto que se quiere imponer a los demás. Hoy "idolatría" significa Estado, Constitución, Legalidad, Soberanía, … Todos aquellos "valores" que el Poder utiliza para imponerse a los Pueblos o para ignorarlos. Es lo mismo que denuncia el Evangelio cuando dice: "No es el hombre para la ley sino la ley para el hombre". Pero los "machos" lo hacéis al revés. Para vosotros, el hombre es para la Ley, para el Estado, "todo por la patria", … Pues no: la verdadera y correcta soberanía empieza en cada persona concreta. Es la persona concreta quien debe responder de sus acciones, y por ello necesita y tiene derecho a ser libre y soberana. Cualquier forma de Poder que se impone por sí mismo es pura idolatría. Y no me negarás que eso de absolutizar el Poder, lo hacéis mucho más los hombres que las mujeres.
Juli
Pues, en la actualidad, y en todo esto del Poder, hay una serie de mujeres que tampoco son mancas! …
Magda
Estoy de acuerdo contigo. Y he de confesar que pocas cosas me desagradan tanto como una mujer que quiere "hacer de hombre". Y no quiero decir que la mujer no pueda tener autoridad. Al contrario: ella está especialmente dotada para entender bien la autoridad, porque la autoridad sólo es buena cuando es entendida como servicio. No un servicio a unos "valores absolutos" sino a las personas concretas.
Víctor
A ver si lo he entendido: según tú, cualquiera VALOR ABSOLUTO utilizado para imponerse a los demás es IDOLATRIA. ¿Lo digo bien? Pues, yo pregunto: Dios, o Jesús, ¿son valores absolutos?
Magda
Víctor: parece que me quieras hacer un examen … Pero no te responderé yo, porque lo hace la propia Biblia en la que dices creer. Según la Biblia, ¿podemos hacernos imágenes de Dios? –¡No! Y si lo hacemos, somos idólatras. ¿Podemos utilizar el nombre de Dios? –¡No! Y si lo hacemos, somos idólatras. Porque una cosa es "Dios" y otra muy diferente es la "imagen de Dios" que nosotros nos hacemos. Por eso "Dios" no puede ser nunca utilizado como "valor absoluto". Son los primeros PRECEPTOS que Dios impone a los creyentes: "No tengáis dioses (fuera de mí)"; y, de mí: "no os hagáis ninguna imagen, ni utilicéis mi nombre".
Bet
¿Así pues, según la Biblia, que es la FE? ¿Qué es en lo que ha creído aquí, María?
Víctor
Mujer: ¡eso está muy claro! María cree que puede ser madre de un hombre que será también hijo de Dios. Según esto, yo diría que la fe, además de creer en Dios, debe significar también creer en el Hombre
Debo decir que, si es así, las cosas me empiezan a encajar un poco más… Aunque también voy viendo que la fe es algo mucho más sencillo y mucho más exigente de lo que pensaba …


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)