Traductor

jueves, 29 de marzo de 2012

Relectura - ¿Vacaciones? (1/3)



(Con RELECTURA intentaré, si puedo, expresar, con un lenguaje diferente, alguna de las ideas de un relato evangélico o fiesta. Quisiera ser una especie de "traducción" no de conceptos sino de esquemas mentales. Soy consciente de que se trata de algo arriesgado, que puede ser útil o estorbar. Imagino que habrá algunas de algo acertadas y otras muy desacertadas, pero me hace ilusión poner mi granito de arena al esfuerzo de tanta gente que ya hace tiempo también se dedican a este trabajo absolutamente necesario y urgente. Pido al posible lector una tolerancia benevolente. Que cada uno lo juzgue como le parezca más oportuno)

Ya conocemos a Víctor y a Marta. Ella, creyente y colaboradora de la parroquia; él, agnóstico por decisión propia. Hoy se han discutido de una forma poco habitual en ellos a raíz de las vacaciones de Semana Santa: él quiere salir de viaje, ella no quiere dejar colgada a la parroquia.
Marta    Pero, ¡¿qué te cuesta dejar para más tarde este dichoso viaje?! Estos días, en la parroquia quedan sólo cuatro gatos. Estar, es una forma de colaborar. Además: ir de viaje unos días como estos … ¡no lo hemos hecho nunca!
Víctor    Pues, ¡precisamente porque no lo hemos hecho nunca! ¡Siempre he cedido yo! ¡¿Por qué no puedes ceder ti, esta vez?! ¡Parece que estés más casada con la parroquia que conmigo!
Marta    Esto es hacerme chantaje. No tienes ningún derecho a hablar así.
Víctor    ¡Yo hablo como quiero! ¿Quieres que te diga claramente lo que sucede? ¡Pues escúchame bien!: ¡No aguanto eso que llamáis Semana Santa! ¡Todo es comedia! De pequeño fui monaguillo. Sí: era divertido: jugábamos a estar tristes y a estar contentos. Ahora era hora de cantar, ahora de llorar, ahora tocar campanas de alegría; ahora matracas para matar judíos. ¡Toda la semana era una comedia! Jesús, ahora es el rey del mundo, y luego un condenado a muerte, ahora hace una cena de amigos, y luego es abandonado por todos, ahora lo entierran, y después resucita. ¡¿Por qué tanta tristeza si ya sabéis que resucitará?! Todo es comedia: ahora toca reír; ahora toca llorar.

La auténtica Semana Santa no está ni en las iglesias ni en las procesiones. Está en la calle, con la gente que sufre. Hay mucha gente que sufre, maltratada, crucificada, abandonada, anulada … ¡Las cárceles del país están llenas! ¡Me repugnan estos Cristos de exhibición! Las dolorosas de madera maquillada, y gente llorando detrás suyo. ¡Que miren el mundo real, y encontrarán los crucificados de verdad! Pero a estos, nadie les ve, nadie les llora…

Marta miraba fijamente a su marido excitado.
Le contemplaba mientras él iba vaciando su bilis amarga, acumulada durante mucho tiempo. Y entendió que no debía interrumpirle, para que su catarsis fuera completa. Progresivamente iba creciendo en ella una inmensa ternura hacia aquel hombre que ahora mostraba toda su rebeldía contra tanta incongruencia de nuestro mundo, contra tanta mentira, contra tanta comedia.

Víctor interpretó mal esa mirada de ternura, y continuó:

– ¡Y no me mires así, como si te diera lástima!
Ahora ya sabes por qué no quiero participar en estas ceremonias y procesiones. ¡Me repugnan! ¡No las aguanto!

Marta tuvo que hacer un gran esfuerzo para no correr a abrazarle fuertemente y mostrarle su admiración por aquella vomitada de rebeldía. Pero sabía que su gesto habría sido mal interpretado, como había sido mal interpretada su mirada de ternura. Por eso simplemente se levantó y fue hacia la ventana. Miraba lejos, hacia el horizonte. Dejó que lo que había escuchado atentamente fuese encontrando lugar adecuado en su interior. Después, sin volverse, dijo serenamente:
Marta    Nunca había escuchado un sermón de Semana Santa mejor.
Víctor    ¿Te has enfadado? ¡Lo tenía que decir …!
Marta   (Girándose hacia Víctor) ¡¿Cómo quieres que me enfade si lo que acabas de decir "con tanta rabia" son las palabras más cristianas que he escuchado nunca?! Te lo digo de verdad: el mejor sermón.
Víctor    ¿Sermón? … Sólo me he desahogado. Y bastante mal, por cierto. Perdona.
Marta    No. Para mí ha sido un sermón, y de los buenos. De los que convierten. De los que nos hacen más humanos.





¿A dónde vamos de viaje?
Víctor    "¿De viaje?" ¡Ah, no! Ahora no me hagas sentir "vencedor". ¡Esto no era ninguna guerra!
Marta    Cierto: no ha sido ninguna guerra, ni yo me siento "derrotada". Me siento "convertida". Te propongo una cosa: salir de viaje, pero no de vacaciones, sino para encontrarnos con crucificados reales, de estos de quien tú hablabas.
Víctor    ¿Un viaje solidario?
Marta    Llámale solidario, o solitario, o compartido, o aprovechado …¡No importa el nombre! Una cosa que no sea ni comedia, ni tampoco una fuga
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

martes, 27 de marzo de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES. DOMINGO DE RAMOS. CICLO B


DOMINGO DE RAMOS.
CICLO B.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 
Nota.
La longitud del evangelio de hoy, la Pasión según San Marcos, hace que analizar su LENGUAJE supere las pretensiones de estos APUNTES, y también mi capacidad. Es por ello que este Proyecto de Homilía estará dedicado más directamente al lenguaje global de la Fiesta de Ramos.
Fiesta de Ramos.
Los cuatro evangelios coinciden en hacer comenzar la Semana Santa con la proclamación de Jesús como Rey mesiánico. A pesar de ello, hay una diferencia entre los relatos de los Sinópticos y el de Juan.
En los Sinópticos, Jesús, proclamado Rey por el Pueblo, entra en la Capital. Lo hace montando un humilde pollino que estaba atado, y que al ponerlo al servicio del nuevo Rey, es desatado. Mateo, como Juan, habla de una burra y un pollino, destacando que la burra es un animal de carga. Esto les permite situar este relato como el cumplimiento "de aquello que había anunciado el profeta". Mateo, además, con la expresión "animal de carga" insiste en la idea de presentar a Jesús como aquel que "carga sobre si” la misión que Israel no ha cumplido hasta la fecha.
La insistencia en decir que el pollino (o la burra) estaba atado y que el trabajo de los emisarios de Jesús era desatarlo, nos indica que se trata de un "detalle" dicho con toda la intención. Parece claro que aquí el pollino representa al Pueblo, que por unos momentos será "desatado", pero que enseguida volverá a la situación anterior porque no acoge la clase de libertad que Jesús le ofrece.
En Juan, es la multitud quien sale a recibir a Jesús. Jesús monta un pollino que ha encontrado. En este acto, se hace notar explícitamente el significado de este pollino según las Escrituras. También se hace notar que los discípulos no se dieron cuenta de este significado hasta después de que Jesús hubiera sido glorificado.
Empieza la "SEMANA" SANTA.
Con este relato, más "religioso" que no "histórico", los cuatro evangelistas establecen una INCLUSIÓN a través de la palabra "Rey". Esta palabra es el centro del relato del Domingo de Ramos, y la volveremos a encontrar "presidiendo" la escena de la Crucifixión, en forma de título sobre la Cruz: "El Rey de los Judíos" (Marcos 15,26. Juan 19, 19).
Esta INCLUSIÓN enmarca una SEMANA: desde el domingo (primer día de la semana y primer día de la Creación. Génesis 1,5) hasta el viernes (día sexto, día de la creación del Hombre. Génesis 1,31). Después queda sólo el sábado, día de reposo.
Este paralelismo, explícitamente expresado en el evangelio de Juan, entre la Semana de la Creación y la Semana Santa es muy significativo. Los cuatro evangelios sitúan la muerte de Jesús el viernes ("día sexto"). Esto quiere decir, implícitamente en los Sinópticos y explícitamente en Juan, que el Hombre no estuvo "terminado" hasta llegar al Hombre-Jesús, que da su vida (Juan 19,30). El Hombre (hombre y mujer) que, en el día sexto, fue hecho a imagen y semejanza de Dios, se nos manifiesta en Jesús como VIDA-QUE-SE-ENTREGA, que es la forma de VIDA del propio Dios.
Relatos de la Pasión.
Muchas representaciones, películas y explicaciones realísticas de los relatos de la Pasión han provocado que mucha gente, incluso entre los propios cristianos, los vea como unas crónicas detalladas de lo que pasó el Jueves y el Viernes Santos.
Es conveniente insistir en que no se trata de crónicas, sino de relatos escritos por personas creyentes que han recogido tradiciones e interpretaciones desde la fe sobre la Pasión de Jesús. Son escritos destinados a la comunidad creyente que ya sabe y cree que el resultado de todo aquello fue la "RESURRECCIÓN".
Sin duda, estos relatos de la Pasión toman como lenguaje hechos y detalles reales. Pero la finalidad de estos relatos no es explicar lo que sucedió, sino hacer descubrir el significado que la Injusticia y la Muerte tienen para los discípulos de Jesús. Si se quiere considerar estos relatos como una "crónica", habría que verlos más bien como una crónica de la HUMANIDAD SUFRIENTE en manos de los Poderosos. Los evangelios personalizan en Jesús esta humanidad sufriente, y denuncian la injusticia de los Poderosos, señalando también la sorprendente e inesperada RESPUESTA que da Dios. Para dejar bien patente este significado representativo, los cuatro evangelistas hacen notar explícitamente que Jesús murió acompañado de (dos) otros crucificados.
En los relatos de los Sinópticos también es importante notar el cambio de grupo. En la Pasión, los "doce" desaparecen! Sólo queda el grupo de las mujeres. Ellas son las únicas discípulos que serán testigos de la muerte y sepultura de Jesús. En el relato de Marcos y de Mateo, también serán las únicas que verán el sepulcro vacío y recibirán directamente el anuncio de la Resurrección de Jesús. Serán ellas las que recibirán el encargo de re-convocar a los discípulos y encaminarles a Galilea.
Nótese que en el evangelio original de Marcos no hay relatos DE APARICIONES de Jesús. Los relatos que ahora encontramos fueron añadidos más tarde copiándolos de los otros evangelios porque, según pensaban algunos, el relato de Marcos parecía incompleto. Pero, seguramente, esta "apariencia de incompleto" es intencionada y forma parte del mensaje del evangelio de Marcos.
En la Pasión según San Marcos que leemos hoy es conveniente fijarse en una escena, casi cómica, pero muy significativa: después de que todos los discípulos han abandonado a Jesús, se nos habla de un joven que le seguía cubierto sólo con una sábana sobre el cuerpo desnudo. Le detuvieron, pero él, dejando la sábana, huyó desnudo (Marcos 14,51). A este joven le volveremos a encontrar en el sepulcro de Jesús, "sentado a la derecha", pero ahora vestido con una túnica blanca. Él es el encargado de decir a las mujeres que el crucificado no está allí (Marcos 16,5), porque ha resucitado.
Este joven sirve para hacer una INCLUSIÓN que coloca toda la PASIÓN-MUERTE-RESURRECCIÓN de Jesús en un marco bautismal. Las personas que se bautizaban, eran sumergidas ("muertas") en el agua, cubiertas sólo con una sábana, que les era retirada dentro del agua, y mientras se incorporaban ("resurrección") eran revestidas con una túnica blanca que simbolizaba la Nueva Vida, participación de la VIDA del Resucitado.
MENSAJE. 
Aunque actualmente la palabra "Rey" no signifique lo que quieren decir los evangelios, el mensaje de este DOMINGO DE RAMOS y de toda la SEMANA SANTA parece claro: En Jesús se nos muestra una nueva forma de vivir que no incluye la Muerte como fracaso sino que la transforma en Plenitud. Nuestra vida-obtenida encuentra su plenitud haciéndose vida-entregada, participación de la propia Vida de Dios. La muerte de Jesús de Nazaret no es una muerte aniquiladora sino resurreccional. Entregándose, la VIDA toma una nueva dimensión que le permite ir más allá de sus propios límites y entrar en el ámbito divino.
RESPUESTA. 
El Domingo de Ramos, para muchos de nosotros, va unido a la idea de las VACACIONES de Semana Santa. Muchos que no disfrutarán de vacaciones estarán trabajando precisamente para atender a quienes las realizan. Aunque laboralmente sólo el Viernes Santo es festivo, en el ambiente se respira un clima de vacaciones. Además, en el hemisferio Norte, este clima viene acompañado de un ambiente de primavera.
Semana Santa y Vacaciones se influencian mutuamente. Podemos aprovecharlo. Al menos para quien lo decida así, las vacaciones suponen una situación de mayor libertad, más tiempo para profundizar en nuestro interior y permitir que nuestra vida personal se vaya "clarificando", como el contenido de una botella que se deja reposar. Es un buen momento para "hacer poso" de tantas cosas que enturbian nuestra vida y nuestras relaciones más personales y personificadoras.
La Semana Santa viene presidida, por poco que estemos atentos, por la MUERTE RESURRECCIONAL de Jesús. O mejor dicho: viene presidida por la VIDA, que entregándose gratuitamente, llega a la Plenitud.
Las vacaciones son una oportunidad para conectar con esta forma de VIDA. En el trabajo, también entregamos la vida, pero es más difícil hacer la experiencia de la gratuidad, si no hay un propósito expreso. En la actualidad, en el mundo laboral se busca tanto la "justicia" que se está perdiendo esa dosis de gratuidad que lo haría más humano. Por eso las vacaciones pueden ser vistas como una oportunidad.
Para muchos, vacaciones significa viajar, salir. Los sociólogos y psicólogos nos hablan de esta actual "necesidad de salir". ¿Qué clase de esclavitudes comporta nuestra sociedad que sentimos tan fuerte la necesidad de salir? Precisamente "salida" (éxodo) es una palabra-clave de la Semana Santa y de Pascua.
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. ¿En el gran afán de en la actualidad por salir, hay un deseo sincero de LIBERTAD o sólo un intento de olvidar momentáneamente las SERVIDUMBRES de cada día?
  2. La Bendición de Ramos suele tener un carácter popular, multitudinario e infantil. ¿Qué comentarios os sugiere este hecho?
  3. En Semana Santa son frecuentes las representaciones de la Pasión de Jesús y las Procesiones donde se exhiben escenas de su dolor. ¿La Pasión de Jesús pertenece al pasado de hace dos mil años, o bien consideráis que tiene algún tipo de actualidad? ¿Cuál? 

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

viernes, 23 de marzo de 2012

Foro Joan Alsina: No podemos permanecer callados



La injusticia y la pobreza van creciendo.
1.-La crítica situación actual y sus causas.
    "He visto la opresión de mi pueblo" (Éxodo 3,7).
  1. Vemos la realidad: Los desahucios, el sueldo que no llega al final de mes, la falta de trabajo, los jóvenes que deben salir al extranjero para poder trabajar, la necesidad creciente del Banco de Alimentos, las colas ante Cáritas para poder subsistir, las personas buscando comida en los contenedores y durmiendo en cajeros, otros que lo pasan muy mal y que tienen vergüenza de pedir. Se prefiere suprimir unas camas de los hospitales que escaños del Senado. Eso sí, se hacen grandes recortes que harán aún más difícil crear trabajo por la falta de dinero en circulación.
  2. Son muchas ya las familias que no tienen ningún ingreso. La Consejería de Trabajo de la Generalitat de Catalunya ha manifestado que, en un breve plazo, más del 70% de los que tienen subsidio de desempleo se quedarán sin él. Paralelamente los beneficios de las grandes empresas han aumentado un 20% y no se toman medidas serias contra el permanente fraude fiscal. Siempre les toca recibir a los más pobres.
  3. El Estado Español ha vendido armamento por valor de 1.128 millones de euros, gran parte del cual destinado a países pobres en conflicto, en situaciones de tensión y donde se vulneran los Derechos Humanos.
  4. La ayuda a la cooperación se desploma. El recorte real a las ONG de Cataluña está cifrada en un 55%, lo que ha hecho disminuir la convocatoria de programas de sensibilización y cooperación. Muchas ONG quizá desaparecerán y los programas destinados a combatir el hambre se verán muy afectados. La crisis, la especulación sobre los cereales y la falta de ayudas harán crecer aún más el hambre en el mundo.
  5. Estamos sufriendo una dictadura de los mercados especulativos. El que manda y dispone en el mundo no son ni los gobiernos ni las instituciones, elegidos democráticamente, sino la tiranía del sistema económico especulativo, con personas, grandes bancos y empresas concretas, que monopolizan la economía mundial.
  6. La ideología y la imposición del neoliberalismo económico, que fomenta la codicia y el lucro de unas minorías, recorta y anula los derechos más fundamentales de muchas personas y familias condenándolas al empobrecimiento. "El sistema con una mano roba y con la otra presta. Sus víctimas cuanto  pagan, más deben, cuanto más reciben, menos tienen; cuanto más venden, menos cobran" (Eduardo Galeano).
  7. Parece que todos seamos cómplices de la cada vez más injusta situación actual, porque no nos atrevemos a denunciar claramente cómo se ha llegado hasta aquí y quienes son los responsables.
  8. Ante esta realidad vemos entidades de Iglesia, como Cáritas y otras, con cientos de personas voluntarias, que apoyan a las víctimas de la crisis, pero vemos también que una buena parte de la jerarquía eclesiástica sigue con ceremonias ostentosas y anacrónicas, utilizando objetos ricos y valiosos propios de museos, que contrastan con la sencillez y autenticidad del Evangelio de Jesús. Vemos que grandes sectores de la Iglesia se parecen cada vez menos a lo que había soñado el Concilio Vaticano II (estamos ya a los 50 años de aquella primavera del Papa Juan XXIII), y que no se aplican las enseñanzas de las encíclicas sociales los últimos papas.
2.-Denuncia y valoración desde el Evangelio.
"He oído el clamor de los esclavizados" (Éxodo 6,5).
  1. Con la excusa de la salida de la crisis, se están violando impunemente derechos humanos básicos, como son el derecho al trabajo y a la vivienda. Por este camino no se ve ninguna salida de la crisis, en cambio se pierden puestos de trabajo y se recortan derechos laborales y sociales, sindicales y salariales. El paro, la falta de subsidios, la pobreza que va creciendo son un ataque a la dignidad de personas y familias. La persona humana es tratada cada vez más como una simple mercancía.
  2. Los gobiernos, en lugar de actuar para poner freno a la especulación económica, ignoran o reprimen la justa indignación de los que exigen trabajo y vivienda para todos.
  3. Son injustas e inmorales los recortes en las prestaciones sociales, sobre todo en sanidad y educación. Habría que pensar si no lo son también los políticos que las realizan. Se deben exigir responsabilidades penales a los profesionales corruptos que tienen sueldos escandalosos, o que se han adjudicado indemnizaciones millonarias o pensiones vitalicias al dejar entidades financieras. No vemos recortes proporcionados en los sueldos de los políticos, economistas, empresarios, deportistas de élite, ni en el ámbito militar.
  4. Los gobiernos miran hacia otro lado. Basta repasar los programas electorales para constatar que no se habla de erradicar la pobreza. En cambio, aumentan los casos de corrupción y "la justicia, como las víboras, sólo pica a los que van descalzos" (Oscar Romero).
  5. Todos los grupos solidarios y ONG, que no deben sustituir la obligación de actuar que tienen las instituciones públicas, deberían tomar conciencia de la gravedad de la situación y buscar vías de respuesta.
  6. Esta situación reclama compromisos rápidos y eficaces. Esperamos de todas las iglesias y confesiones religiosas respuestas contundentes a la nueva realidad. Todas incluyen en su mensaje una atención preferente hacia los pobres. Todas deberíamos poner en práctica la denuncia profética de la situación de injusticia en que viven muchos hermanos nuestros, como hicieron, con todas las consecuencias, Joan Alsina y Joaquim Vallmajó.
  7. No oímos la voz crítica de la jerarquía eclesiástica, tan insistente en otros temas, ante la grave situación que vivimos. Los creyentes en Jesús de Nazaret debemos repensar nuestros planteamientos en coherencia con el mensaje del Evangelio: "Tuve hambre y me disteis de comer, ... Cuanto hicisteis a uno de ellos, por pequeño que fuera, me lo hicisteis a mí "(Mateo 25,35 ss)." Quien se ha dado cuenta de las injusticias causadas por la mala distribución de las riquezas, captará la protesta, silenciosa o violenta de los pobres. Y la protesta de los pobres hoy es la voz de Dios "(Hélder Cámara).
3.-Qué se está haciendo y qué hacer.
"Yo os libraré de los trabajos forzados y de la esclavitud" (Éxodo 6,6).
  1. Denunciamos claramente el sistema perverso y ladrón de los llamados mercados y de la economía especulativa, que los gobiernos mantienen como legal, cuando de hecho es totalmente injusta, tiránica, ciega e inmoral, y, en ellas, se amparan personas y entidades con nombres y apellidos.
  2. Pedimos transparencia en todas las instituciones sociales, políticas, eclesiásticas y en todos los ámbitos de la vida pública y religiosa.
  3. Reafirmamos que la economía y la política deben estar siempre al servicio de las personas y de la sociedad y no al revés, como estamos viendo. Esto es una constante en el pensamiento social de la Iglesia. Las necesidades personales y sociales son el centro de todo.
  4. Queremos remover la pasividad de los que más sufren la grave situación de crisis, ser una voz crítica y voz de los que no tienen voz. Motivar la militancia obrera y sindical, siempre con sentido crítico.
  5. Apoyamos y nos comprometemos a colaborar con los grupos que van haciendo red de mentalización y de acción: a los movimientos y grupos solidarios, a las ONG, a Cáritas, a Àkan, al Banco de Alimentos, a las cooperativas, a los grupos de indignados que ponen en cuestión este modelo de sociedad, etc. Apoyamos a las personas y grupos que luchan por los valores de justicia y transformación social, que son valores que aprendemos de la palabra y la acción de Jesús y de su Evangelio (JOC, HOAC, ACO, Curas Obreros, etc.).
  6. Nos comprometemos en nuestras comunidades a priorizar y a escuchar la voz de los empobrecidos y buscar caminos de acción eficaz para dar respuesta. Repensemos el uso del dinero que gestionamos; no es nuestro, hay que compartirlo. Nos preguntamos: ¿hasta dónde podemos ganar?, ¿hasta donde podemos gastar?, ¿hasta donde podemos guardar? Queremos poner en práctica la cultura del compartir los bienes. Ser solidario hoy significa vivir sobriamente para poder compartir lo que somos y lo que tenemos con los más necesitados. Debemos ejercitar la "compasión" (que significa "sufrir con los que sufren"). No es justo que nosotros tengamos tanto y otros tan poco. Nos hemos de igualar. Responder a la actual crisis nos hará más dignos, más libres y más felices.
  7. Cuando hay tantas personas sin vivienda, hay que replantear el uso de los bienes eclesiásticos, viviendas y locales de la Iglesia. Sería testimonial que parte del patrimonio de objetos ostentosos de culto fueran utilizados para paliar la situación de muchas familias. Pedimos más claridad en todos los ámbitos de la economía eclesiástica, desde el Vaticano al obispado, parroquias, patronatos, fundaciones, etc.
  8. Queremos pensar globalmente pero actuar localmente. Mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños harán cosas pequeñas que ayudarán a cambiar el mundo. No nos equivocaremos nunca cuando nos ponemos del lado de los que más sufren la crisis, en forma de explotación, de desempleo, de discriminación y de anulación de los derechos humanos más esenciales.
Foro Joan Alsina
Marzo 2012

jueves, 22 de marzo de 2012

Relectura - Formas de Gobierno



(Con RELECTURA intentaré, si puedo, expresar, con un lenguaje diferente, alguna de las ideas de un relato evangélico o fiesta. Quisiera ser una especie de "traducción" no de conceptos sino de esquemas mentales. Soy consciente de que se trata de algo arriesgado, que puede ser útil o estorbar. Imagino que habrá algunas de algo acertadas y otras muy desacertadas, pero me hace ilusión poner mi granito de arena al esfuerzo de tanta gente que ya hace tiempo también se dedican a este trabajo absolutamente necesario y urgente. Pido al posible lector una tolerancia benevolente. Que cada uno lo juzgue como le parezca más oportuno)



"... El Hombre tiene que ser elevado ..." (2/2)


Ni Juan ni Pedro fueron se quedaron satisfechos con la discusión que tuvieron (domingo anterior). Por eso esperan una ocasión para continuar de alguna forma la conversación. Esta vez ha empezado a Juan, como quien no quiere la cosa:
Juan   ¿Qué piensas de la famosa frase de Churchill: "La Democracia es la peor forma de gobierno, excepto todas las demás formas que se han probado hasta el momento"? Yo estoy de acuerdo.
Pedro    Quizá también estaría de acuerdo… Lo demuestra la experiencia: sea cual sea la fuente de la autoridad, ésta siempre acaba volviéndose opresiva.
Juan   Y si no se lo hace por sí misma, siempre aparecen los aprovechados de turno que la obligan a hacerlo. Estoy de acuerdo: los problemas no vienen tanto de la fuente de la autoridad como de la autoridad misma.
Pedro    La sociedad humana es contradictoria: no puede existir sin alguien que mande, pero los que mandan siempre acaban deshumanizándola.
Juan   Quizás es la propia vida humana que es contradictoria. Ya viste que el otro día, hice referencia a Jesús de Nazaret. A ti no te gustó, y me llamaste blasfemo… Después he reflexionado más: también lo que decía Jesús es contradictorio: "Quien busca su vida, la pierde; pero quien la pierde, la encuentra". Más contradictorio que eso …
Pedro    Me parece que Jesús lo explicaba con lo del trigo: Si el grano de trigo muere, vive, pero si no muere, se seca. ¿No dice algo así, más o menos?
Juan   Creo que sí. No obstante, en el caso del trigo está la tierra que acoge la semilla. Sin la tierra, el trigo no podría morir para renacer. Pero en el caso de la vida humana …?
Pedro    Hay quienes hablan de "Dios" como si fuera la "tierra" de la semilla humana…
Juan    El problema es que a Dios no le ha visto nunca nadie …
Pedro   … ¡Hombre! Así pues, ante un campo de trigo, tampoco ves la tierra… Pero, claro: si hay trigo, es que hay tierra debajo…
Juan    … Siii! … ¡Claro! … ¿Sabes? … Me parece que empiezo a atar cabos… Eso que has dicho me hace pensar que, quizás, lo que nos permite "creer en Dios" son precisamente quienes han sido hechos semilla de vida como granos de trigo… Jesús dijo: "Una vez elevado, atraeré a todos hacia mí". Y se refería a su muerte. No se ve a Dios en los condenados… pero ellos son las semillas brotadas, el campo de trigo que esconde la "tierra".
Pedro    No sé. Yo no soy muy entendido en todo esto. Sólo recuerdo alguna cosa de cuando era un niño. Jesús siempre me ha resultado muy misterioso. Ni siquiera sé si creo o no creo.
Juan   Yo me considero cristiano, aunque hay muchas cosas que no entiendo. Pero lo del campo de trigo en que no se ve la tierra, me resulta muy sugerente. Sugerente y terrible: ¡Tanto ir al  templo! ¡Tanta religión! ¡Tantos dogmas! ¡Tantas ceremonias! … Y resulta que la clave de todo está en los crucificados que forman un campo que esconde la tierra! … ¿Sabes una cosa? El evangelio dice que el centurión que había dirigido la crucifixión, cuando vio la forma en que moría Jesús, exclamó: "¡Realmente este hombre era Hijo de Dios!" (Marcos 15,39). Precisamente, viendo la forma en como moría
Pedro    Y, ¿de los otros dos crucificados no dijo nada, el centurión?
Juan    Me parece que no; aunque, ¡vete a saber! También debe significar algo especial cuando dice que el cuerpo de Jesús fue enterrado precisamente en un huerto! (Juan 19,41).
Pedro    Enterrado como se entierra el plantel … Sí: ha de significar alguna cosa …
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)