Traductor

jueves, 5 de abril de 2012

Relectura - ¿Vacaciones? (2/3)



(Con RELECTURA intentaré, si puedo, expresar, con un lenguaje diferente, alguna de las ideas de un relato evangélico o fiesta. Quisiera ser una especie de "traducción" no de conceptos sino de esquemas mentales. Soy consciente de que se trata de algo arriesgado, que puede ser útil o estorbar. Imagino que habrá algunas de algo acertadas y otras muy desacertadas, pero me hace ilusión poner mi granito de arena al esfuerzo de tanta gente que ya hace tiempo también se dedican a este trabajo absolutamente necesario y urgente. Pido al posible lector una tolerancia benevolente. Que cada uno lo juzgue como le parezca más oportuno)
A Marta y Víctor les ha salido un imprevisto: pasarán las "vacaciones" haciendo de cocineros en los campamentos de colonias de su nieta. Resulta que Sandra, con otros compañeros, se ha apuntado a unas colonias, que en realidad serán un campo de trabajo para limpiar un bosque de los muchos desechos que abandona tanta gente incívica. Serán también unos días de convivencia entre chicos y chicas de diferentes escuelas, lenguas y culturas. Pero la cocinera habitual de la casa se ha roto una pierna, y no se podrá hacer cargo. Los abuelos de Sandra han sido la solución, después de que ella insistiera una y otra vez para no tener que suspender el encuentro. Al final, accedieron … y empezaron las dudas y las preocupaciones.
Víctor    ¡Nos hemos liado! ¿Y si no lo conseguimos?
Marta   ¡Me preocupa eso de cocinar para treinta bocas! Y, ¡tan diferentes! Hay magrebíes, gambianos, una de Ecuador, dos chicos rumanos … Eso es lo que me da más miedo. ¿Y si no consiguen relacionarse?
Víctor    ¿Y si nos ponen una denuncia? No tenemos título de manipuladores de alimentos
Marta   ¡Eh, de eso nada! Quedó bien claro que nosotros sólo cumpliremos órdenes de una monitora que sí que tiene título.
Víctor    ¡Pero si no van a aparecer por aquí en todo el día! …
Marta    No importa. El menú lo harán ellos, y lo controlarán todo. Nosotros, sólo el trabajo, la responsabilidad es de ellos.
Víctor    Son mucha gente …
Marta    Supongo que estas casas están preparadas … Pero … me inquieta eso de que cada día tengamos que preparar bocadillos para comer fuera. Pan para el desayuno; pan para comer … Y por la noche, ¿que los vamos a preparar?
Víctor    No lo sé … Es cosa de ellos …
Marta   Pero si no va bien se quejarán de nosotros … Además: tal vez no lo han preparado bastante bien; aquella monitora era muy joven. No puede tener mucha experiencia … ¿Y si alguien se pone enfermo?
Víctor    Bueno, ¡no nos preocupemos tanto! Ahora ya nos hemos comprometido. ¿Verdad que será por Semana Santa? … No decís que es tiempo de ayuno … y de penitencia
Marta    ¡Ay, pobres! … ¡Si todos son unos niños! … Pero a nuestra Sandra le hace tanta ilusión …
Víctor    Tampoco vamos a estar en un desierto … Si ocurre cualquier cosa, estamos a media hora del pueblo. Además, ya oíste lo que decían los padres: todos vendrán si ocurre alguna cosa …
Marta    En fin, ya no nos podemos echar atrás … Del sábado al martes. Total cuatro días … Pero nunca pensé que me pusiera tan nerviosa …
Víctor   ¡Vamos, venga! ¡No lo conviertas en un calvario! ¡No haces más que ponerme más nervioso, tú! Después de todo, ¡nos ha obligado Sandra! Si no va bien, que se aguanten …
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)