Traductor

lunes, 28 de mayo de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES. SANTÍSIMA TRINIDAD. CICLO B.


SANTÍSIMA TRINIDAD.
CICLO B.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 
El fragmento que hemos leído es la finalización del Evangelio de Mateo.Las palabras y expresiones que se utilizan constituyen una inclusión con el relato de lasTentaciones que Mateo sitúa al comienzo de la vida pública de Jesús.Pero hay un cambio importante: en las Tentaciones del comienzo, Satanás aparece como el Amo del mundo que ofrece a Jesús el dominio sobre todas las cosas si se postra y le adora.En cambio ahora, al término del Evangelio, es Jesús quien se presenta como aquel a quien "Dios (no Satanás) ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra".
Con esta INCLUSIÓN INVERTIDA, Mateo sitúa toda la obra de Jesús dentro del contexto de un "cambio deAmo".Hasta Jesús, elAmoes, de hecho, Satanás, personificación de las Relaciones deDominioentre los humanos.Jesús, resucitando,le quita el armamento que le hacía invencible(Mateo 12,28 s), es decir: su capacidad de matar, e inaugura un nuevo Reino: Reino de la Hermandad.
La misión de los discípulos es anunciar este nuevo Reino, invitando a todos a entrar y a disfrutar de él."Id a todas las gentes, bautizadles…"."Convertir" y "bautizar" no se deben entender en sentidoconfesional,como si se buscaran "clientes" para una nueva Religión, sino que es lo que desde el comienzo de la predicación de Jesús estaba previsto: "Venidconmigo y os haré pescadores de hombres" (Mateo 4,19)."Pescadores", porque el "mar", con susmonstruos marinos,y con su capacidad de engullir a los vivientes, es un símbolo delReino de la Muerte,donde domina el“príncipe de este mundo".ElReino de Jesússe inicia con el "Crucificado".La "vidaentregada por los demás"es el elemento principal y constitutivo de este su Reino."Enseñadles a guardar todo lo que yo os he mandado".
El "reinode Jesús"no es unaalternativaal "reinode este mundo"sino sutransformaciónradical.Elreino de este mundosiempre acaba matando, elreino de Jesúspermite transformar lamuerteen una"vida que se entrega",asumida en la propia Vida de Dios.Para transformar elreino de este mundoJesús no utiliza ejércitos, sino que le entrega su "espíritu" que permite a quienes le acojan pasar de ser "poseídospor el espíritu maligno"a ser "ciudadanoslibres".
Si la liturgia nos propone hoy la lectura de este final del Evangelio es porque se menciona explícitamente la TRINIDAD: "… bautizadles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".
Terminados los ciclos de Navidad y de Pascua, la liturgia celebra hoy laFiesta delaSantísima TrinidadcomoRESUMENySINTESISdetoda la obra de Jesús. Todala obra de Dios estrinitaria.
Esta fiesta quiere hacer muy explícito uncambioen nuestra forma deentender a"DIOS".Las limitaciones de nuestra inteligencia no nos permiten hablar de Dios sinimaginarlede alguna forma.Dado que le imaginamos, conviene superar la posible tendencia a imaginarle como unsolitarioque vive allí en el Cielo, ensu Mundo,y que se "distrae" un pocometiéndoseen nuestras vidas …
Alguien dijo que si las vacas pensaran, imaginaríana Dioscomo una "Gran Vaca".También los humanos tenemos la tendencia a imaginarle como un "Hombre Grande".Y unHombre Grandeamenudo lo entendemos como alguien muy poderoso, independiente, único en su poder.
Pues bien: a través de Jesús descubrimos que esta forma de imaginar a Dios está fuertemente equivocada.Si queremos imaginar a Dios, hay, más bien, que imaginarle como "FAMILIA", y que nos invita a participar de suVIDA FAMILIAR.
Hay una incongruencia lingüística en el texto que hemos leído.Jesús dice:"… bautizadlos en el nombre del Padre,del Hijoy del Espíritu Santo"."El Hijo" es él.Por lo tanto, debería decir:bautizadlos en el nombre del Padre,en mi nombrey en el del Espíritu Santo.¿Por qué en las palabras de Jesús se habla del "Hijo" como si no fuera él?
Está claro que estas palabras no las dijo directamente Jesús.SanMateo las pone en boca de Jesús, pero en realidad era unafórmula bautismalde las primeras comunidades cristianas, y lo es aún actualmente.
Mateo no tiene inconveniente en ponerlas en boca de Jesús porqué las primeras comunidades (y ahora) eran muy conscientes de ser "laexpresión de la vida resucitada de Jesús".Jesús es viviente, y continúahablandoa través de la Comunidad.La Comunidad es el "cuerpo" de su vida resucitada.
No sólo estas palabras de hoy, sino también muchísimas otraspalabras y accionesque los evangelios atribuyen a Jesús, no pertenecendirectamenteal Jesús individual que anduvo por Palestina hace unos 2000 años, sino que pertenecen al Jesús vivo en la comunidad.
Saber qué dijo y qué no dijo realmente elJesús históricode Palestina es difícil.Algunos estudiosos lo están estudiando, porque sería "interesante" saberlo.Sin embargo, laFEno esFEen una persona que existió hace dos mil años sino que esFEen Dios, quepor Jesucristo,hace dos mil años y ahora, nos invita a participar de su Vida familiar.
Esta forma de entender el mensaje evangélico es especialmente importante en la actualidad, en una sociedad plural. Nos protege de toda tentación fundamentalista. Según los evangelios, Jesús es "el hombre" en quien se hace plenamente visible el amor de Dios a la Humanidad. Allí donde hay un ser humano que acoge el don de Dios, allí se nos hace encontradizo el "protagonista" de los Evangelios, aunque sea fuera del ámbito "cristiano" o "religioso".
MENSAJE. 
Aquello que la Iglesia quiere expresar a través de la palabra "TRINIDAD" constituye la novedad y el núcleo más esencial y característico del Evangelio.Dado que cada uno de los humanos conocemos por experiencia propia lo que es el "Poder" y lo que es "el Amor", quizás podríamos decir que, en la TRINIDAD, confesamos que "Dios es Amor", y no Poder (si lo entendemos desde nuestra experiencia del Poder).
No fue fácil a losprimeros cristianosencontrar unlenguaje adecuadopara hablar de Dios-Padre, de Jesús-Hijo y del Espíritu Santo.Lo podemos comprobar, aún hoy, en el lenguaje tan complicado del "Credo" de la misa.Hubo fuertes discusiones, divisiones, excomuniones e, incluso, peleas.
El actual "Credo"de la misa nos llega desde el año 451 (Conciliode Calcedonia,al lado de Constantinopla, actualmente Estambul).El del Catecismo nos viene del año 325 (Conciliode Nicea,también junto a Constantinopla)
Hoy, cuando se busca un diálogo con las otras Religiones, este lenguaje puede convertirse en un obstáculo.
Desde el Judaísmo y el Islam, el concepto deDios-Trinidades entendido como una infidelidad almonoteísmo("Un solo y único Dios").
Conviene ser conscientes de este hecho e intentar ir encontrando unlenguajeque no provoque ese rechazo.Sería una lástima que, por una cuestión de lenguaje, estos compañeros nuestros se vean privados de unMENSAJErealmente "buena noticia", y que no presenta ninguna incongruencia con su Religión.
Evidentemente, nuestra fe en Dios incluye la confesión de la absoluta unidad de Dios."Padre, Hijo y Espíritu Santo" no son tres Dioses sino la forma de ser (vivir) del Único Dios.Hablar de "Tres Personas" para hablar de Dios, posiblemente no sea la mejor manera, ni de cara al Islam ni de cara a nosotros mismos.
También desde lasFilosofías-religión orientales,fuertemente marcadas por unaexperienciaque, en nuestro lenguaje, se asemeja aTOTALIDADo PLENITUD, la idea de unDios-personaresulta absurda y, incluso, escandalosa, ya que la "individualidad" es intuida como una ruptura de la PLENITUD, y sentida como un mal.
También aquí será conveniente ir encontrando ese LENGUAJE que permita aunar "Plenitud" y "Persona": dos dimensiones que pueden parecer contradictorias, pero que, bien entendidas, nos pueden servir para acercarnos a la "Realidad Absoluta".
RESPUESTA. 
Para "ilustrar" el concepto de TRINIDAD suelen proponerse diferentes ejemplos: "tresramas formandoun soloárbol";trescolores (rojo, verde y azul) que hacenuna sola y únicaluz (blanca);tresdimensiones de cadaunode los objetos; triángulo; etc. …
No debemos preocuparnos tanto de hacer concordar números diferentes (el 1 y el 3) sino de madurar en nuestra vivencia del amor.El "misterio" de la Trinidad no es distinto al "misterio" del Amor.
Cada uno de nosotros está invitado a entrar en este misterio.A pesar de ser un "misterio", es también una realidad de la que tenemos experiencia, tantopasiva(somos amados) comoactiva(amamos).
Sólo el Amor nos permite "sintonizar" con la forma de vivir propia de Dios, digamos Trinidad, Familia, Vida, Libertad, Comunión, Plenitud, Totalidad, Misterio, …
Seguramente alguna vez habréis oído a alguien que decía:"Cuando me enamoré, me di cuenta de que empezaba aVIVIRrealmente.Antes, mi vida no era propiamente ‘vida’.Ahora VIVO, y no sé imaginarme a mí mismo sin vivir por mi amor, y sentirme acogido por él".
SanPablo, en su carta a los Gálatas (2,20), confiesa: "Yano vivo yo, es Cristo quien vive en mí".
¿Son uno? … ¿Son dos? … ¿Son tres? … No importa … Es AMOR.
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. Todo lo que se hace en la Iglesia comienza "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo", y suele acabar proclamando "gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo".¿Qué efectos tiene este hecho en la forma de hacer lo que hacéis?
  2. ¿Os parece que, en ocasiones, en la forma de afirmar que"en Dios hay tres personas",se ha entendido mal, como si fueran tres Dioses?
  3. ¿Os parece que en el modo de afirmar que Dios es "persona", a veces se ha entendido mal, como si fuera una "arruga" dentro de la Plenitud de la Realidad Absoluta?
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)