Traductor

martes, 31 de julio de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES.DOMINGO XVIII DE ORDINARIO. CICLO B.

 

DOMINGO XVIII DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/
PROYECTO DE HOMILÍA. 
 
El relato evangélico de hoy se parece unpoco al juego de los disparates: la gente hace preguntas extrañas, y Jesús responde otras cosas.Pero, en buena parte, este es el estilo del evangelio de Juan: a través de un diálogo incoherente nos presenta laINCOHERENCIAentre nuestras pequeñas esperanzas y la magnitud de las promesas de Dios.Por eso se suele decir que, en este evangelio, ellenguajetiene dos niveles de significación: uno directo, normal, casi vulgar, y otro profundo que podemos intuir en la medida que vamos asumiendo su mensaje.
Situémonos.La multitud que ha seguido a Jesús en latravesía del "mar"de Galilea ha interpretado al revés la acción de Jesús, por eso "querían hacerle rey".Jesús se ha escapado y ha regresado solo a la montaña.Los discípulos, decepcionados, abandonan a Jesús y"deshacen" la travesíacogiendo la barca pararegresaral lugar de partida: Cafarnaún.Pero no tienen éxito,porque el viento les era contrario.Para los discípulos es "la noche".En plena noche, Jesús vuelve hacia ellos, y, gracias a él, puedenregresara donde antes se encontraban.Es decir: han anulado suéxodo.(Esta 2ª parte no está recogida en el Misal.)
El diálogo-discusión que sigue a estaescenificacióntiene lugar, como si dijéramos,en campo contrarioa Jesús; el evangelista lo ubica en lasinagoga de Cafarnaún.
Procurando mantener un respeto total alsignificadodel texto evangélico, intentaré reescribir esteDIÁLOGOentreJesúsy laGentede forma que queden más explícitas lasincoherenciasy sea más fácil intuir laconclusióna la que nos quiere llevar el evangelista con este largo "diálogo-discusión", que la liturgia nos propone, de manera fraccionada e incompleta, para los próximos cuatro domingos.
Diálogo re-escrito ...
Gente    Maestro: nos extraña que estéis aquí.No hemos visto que "deshicieseis" la travesía, como han hecho vuestros discípulos… ¿Cuando habéis venido?
Jesús     No os debe extrañar tanto como decís porque, de hecho, para encontrarme habéis venido aquí.Por lo tanto, ya suponíais que me encontrarías… Habéis supuesto bien, ¡no podía abandonar amis discípulos!Pero, dejemos de lado el por qué he venido y preguntaos más bien por qué me buscáis vosotros.Porque la verdad es que vosotros no me buscáis porque hayáis entendido el significado del encuentro de ayer en lamontaña, sino porque os habéishartadode pan y ahora ya volvéis a tener hambre.Pues permitidme que insista: ¡No es este el alimento que deberíais buscar!Ya lo veis: Este alimento sólo da vida por unas horas.Vosotros deberíais buscar ese alimento que se conserva siempre dando vida permanentemente.Este alimento lo encontraréis en el Hombre.Así lo ha querido Dios, el Padre.
Gente     Sí, claro.Los predicadores siempre nos decís lo mismo: Que tenemos que hacerlo que Dios quiere;que la "Ley de Dios" es elalimentoverdadero… Pero, ¡hay tantas leyes!A ver: Exactamente, ¿qué debemos hacer para obrar como Dios quiere?
Jesús      No, no me refiero a lasnormasde la Ley.Se trata de otra cosa.Dios no se dedica a dar leyes.Lo que Dios está haciendo esal Hombre.¿No os dais cuenta?Todos somos "obra de Dios".Y lo que Dios ahoranecesitaes quecreáisprecisamente eso: Que somos obra suya.Así Él puede ircompletandosu proyecto.Con relación a nosotros, suproyectoincluye nuestralibre respuesta.¿No os acordáis que la Escritura dice que Dios nos quiere a "su imageny semejanza"?
Gente     ¡Esto que dices sería un cambio muy grande!¿Quién eres tú, para hablar así?¿Quéseñalpuedes hacer que nos convenza de que eso que dices viene de Dios?Porque lo que hemos hecho hasta ahora nos lo ordenó Moisés, y él sí que dio una señal clara, ya que dio a nuestros padres el maná, que es un alimentoque viene del cielo.
Jesús     ¡Esta sí que es buena!Os hartasteis todo lo que quisisteis en la montaña,y ahora, ¿me pedís una señal?Lo de lamontañaos sirvió de "señal" para intentar hacerme "rey" y, en cambio, ¡¿no os sirve para daros cuenta de lo que Dios quiere?!Y, encima, ¡me venís con esto delmanádel desierto!Mirad: si el alimento que os dio Moisés viniera realmentedel cielo,vuestros padres no habrían muerto.No, ¡Moisés no os dio el alimento celestial!Ya os lo he dicho: es el Padre quien os da continuamente "pan del cielo".Insisto: este "pan del cielo" es el Hombre; él es laOBRA DE DIOS.
Gente      Esto no lo acabamos de entender.Pero, en fin: danos siempre "pan" de éste.
Jesús      Este "pan" no se puede dar como quien da algo desde fuera sino que se genera dentro de vosotros mismos.Es, como ya os he dicho,creer en el Hombre, obra de Dios.Y ya que habéis venido a buscarme a mí, os lo diré de otra forma: "Yo,el hijo del hombre,soy elpanque da la vida: los que vienen a mí nunca más tendrán hambre; los quecreenen mí nunca más tendránsed".
MENSAJE. 
ElMENSAJEde fondo de todo este capítulo sexto del evangelio de Juan, podría ser este: más allá de nuestras necesidades físicas (alimento), Dios nos ofrece participar de su propia Vida.Somos "obra de Dios".Mejor: somos hijos en el Hijo.Y la forma de acoger estaVIDAes hacer de ella también un don (alimento) para los demás.Pasa como con las lámparas eléctricas: no son nada si no reciben electricidad y si no esparcen hacia los demás su luz.Las dos cosas son indispensables.¿Os imagináis una lámpara que guardara para sí misma su luz?No "tendría vida", no sería nada.Lo que la hacevivaes estarconectaday esparcir su luz.Así ocurre con los humanos:vivimossi estamosconectadosa la Vida, y con la vidarecibidanos hacemosalimentopara los demás.
RESPUESTA. 
LaRESPUESTAque se nos pide viene ya indicada por las mismas palabras que el evangelista pone en boca de Jesús: "Lo que Dios quiere es quecreáisen el que Él ha enviado".Es decir:creeren el Hombre que Dios va construyendo (va "enviando").Aquí "creer" tiene un sentido pleno: Aceptar el don de Dios y corresponderle desde nuestra libertad.
Quisiera poner de relieve la singularidad actual de esta respuesta.
Actualmente, en Occidente, la gransequíadelMATERIALISMOnos hace sentir tantohambre de espiritualidadque a menudo nosalimentamoscon cosas que sirven sobre todo para "matar el hambre", pero que no alimentan realmente.En una sociedadlaicacomo la nuestra, es sorprendente el resurgimiento que está teniendo lacosa religiosa,aunque al margen de lasreligiones instaladas.Lareligiónse está convirtiendo en unbien de consumo,en unproductodestinado a su propia realización, relax, liberación, equilibrio, sintonía con el universo, etc. … A menudo se trata de una "religión sin Dios", o con un "dios "hecho a medida de nuestras necesidades ("ídolo").
No es difícil experimentar los buenos efectos que tienen estos comportamientos religiosos o parareligiosos.Como he dicho antes, es una forma deengañar el hambre,y elhambredesaparece realmente.Pero aquí está también su peligro.Se podrían aplicar las palabras de Jesús: "Osaseguro que el pan que os dio ‘Moisés’ (queos da la ‘Religión-consumo’)no era de verdad el pan del cielo, pero mi Padre sí que os da el verdadero pan del cielo".
Los humanos somos muy capaces de crear unHUMANISMO RELIGIOSOque tenga, de entrada, efectos positivos, pero el ser humano está invitado a unaVIDAmuy superior.Como ya comenté en losAPUNTESdel domingo 14 , punto 6:El Cristianismo no es un Humanismo.
Que elCristianismo no sea un Humanismo,no quiere decir que secontrapongan.Al contrario.Quizás sería más exacto decir que elcristianismo es humanismocon unadimensiónañadida.Elcristianoes cien por cien humano, con una nueva dimensión.Por poner un ejemplo aproximado, podríamos decir que pasa como con la música.Lamúsicaes cien por cien ruido; un ruido que se convierte enmúsica(nuevadimensiónsin dejar de ser ruido) cuando alguien la escucha con placer.También elcristianoes y se mantiene cien por ciento humano, pero en presencia de Alguien que le ama, y le invita.Es estapresencia amorosalo que pone en nuestra vida,cien por cien humana,una nueva dimensión.
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. Comentad cómo habéis experimentado en vuestras vidas esto de "hacerse alimento" para los demás.¿Habéis notado como os alimentaba "haceros alimento"?
  2. En la misa, la "vida hecha alimento" toma forma ritual.¿Este "ritual" os ayuda a vivir su significado, o os parece demasiado desconectado de la realidad?
  3. ¿Que pensáis delreavivamiento religiosoactual?Al responder no olvidéis que lacondenade Jesús se inició desde elcampo religioso.
 
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

viernes, 27 de julio de 2012

Foro Joan Alsina: Comunicado sobre la homilía del obispo de Alcalá de Henares

J.Antonio Reig
Autor de una polémica homilía

Sentimos vergüenza y una profunda indignación por las palabras que pronunció el obispo de Alcalá de Henares, J. Antonio Reig, este Viernes Santo, contra los homosexuales y las mujeres que abortan. Y aún más por haberlas transmitido a todo el Estado español por medio de TV2, una televisión pública, que debería servir a los ciudadanos y no condenarlos o insultarlos.


Recordamos con pesar otras polémicas provocadas por este eclesiástico que abusa de su posición privilegiada y se dedica a promover actitudes contrarias incluso a los derechos humanos más básicos. Es escandaloso su desprecio a una obligación fundamental para la convivencia: no se puede discriminar a ninguna persona por razón de raza, sexo u orientación sexual. La discriminación supone una gravísima falta de respeto a la dignidad de las personas y una descalificación despectiva inaceptable.

Con estas afirmaciones se sitúa en las antípodas de la actitud de Jesús, que no discriminaba a nadie. Él se acercaba a las personas proscritas o marginadas por la sociedad y la religión; quería la felicidad de la gente; decía que la persona es sagrada (es terreno sagrado donde Dios trabaja); se la jugó, faltando a los deberes religiosos, por vivir la compasión a fondo. Y se sitúa también en las antípodas de aquella primavera del Buen Papa Juan XXIII hace 50 años.

Nos anima que el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez, de una forma rápida, se haya desmarcado de las opiniones del obispo Reig. Pero, ¿dónde está la Conferencia Episcopal Española? ¿No tiene nada que decir?

Nos reafirmamos en nuestra búsqueda de una Iglesia más dialogante, más acogedora y más sensible, más sanadora de angustias y temores. Conviene trabajar para que las normas y leyes de la Iglesia no ahoguen la voz de aquel profeta de fuego de Palestina. Debemos esforzarnos para que en todos los ámbitos, desde la cúpula hasta la base de la Iglesia, seamos coherentes, auténticos, tolerantes, respetuosos y serviciales.


Abril 2012
 

PLEGARIAS DE LOS FIELES - Domingo XVII del tiempo ordinario - Ciclo B.

 

  1. Leíamos en la primera lectura: «Dalo a toda la comunidad y que coman»
    Para que
    EL QUE ES, nuestro Dios, nos conceda su sabiduría para comprender esta verdadera forma de vivir…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  2. Nos decía la segunda lectura:   "os ruego que viváis como lo pide la vocación que habéis recibido, con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos con amor unos a otros, no escatimando ningún esfuerzo por mantener la unidad del espíritu con el vínculo de la paz.”
    Para que Jesús de Nazaret, nuestro Hermano Mayor y único Maestro, nos conceda de ser instruidos en las bondades de la Paz que Él nos desea…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  3. Continuando en la segunda lectura, San Pablo nos decía: ""Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está por encima de todo, actúa a través de todo y está presente en todo".
    Para que este antiguo "
    CREDO" de las primeras comunidades cristianas libres, nos haga darnos cuenta de que todos los hombres somos iguales ante Dios…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  4. En el Evangelio podíamos leer: "Jesús subió al monte y se sentó con sus discípulos"
    Para que seamos capaces de permanecer siempre sentados en torno a nuestros hermanos…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  5. Oremos, ahora, en solidaridad con aquellos que se encuentran en la dificultad o en la enfermedad:
    Para que el Padre de todos les dé la fuerza necesaria para aceptar el momento que les toca vivir…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  6. Por último, para los que nos reunimos hoy en todo el mundo compartiendo la Eucaristía:
    Para que Dios Todopoderoso nos mantenga unidos en el Espíritu Santo y abra los ojos de nuestro corazón…
    ROGUEMOS AL SEÑOR

jueves, 26 de julio de 2012

Nueva Evangelización? - Restos de "Cristiandad" II.

 

 
B) EN RELACIÓN CON LA SOCIEDAD CIVIL.
Propiedades y privilegios heredados.
Estábamos hablando de los restos de Cristiandad que se han convertido en escandalosos. Después de ver algunos de estos restos en la Comunidad cristiana actual, ahora me fijaré en algunos otros con relación a la Sociedad civil.
A pesar de las desamortizaciones de que habla la Historia, en los antiguos Países cristianos la Iglesia-institución continúa poseyendo riquezas patrimoniales, culturales, situaciones de privilegio, … De acuerdo con las leyes de cada país, estas riquezas pueden ser perfectamente legales. Pero la Comunidad cristiana, (que debe observar, como todo el mundo, las leyes justas de un país) no debe actuar según el espíritu de las leyes civiles sino según el espíritu del Evangelio. Y el Evangelio parece pedirnos la renuncia de bienes y privilegios heredados de tiempos pasados. En muchísimos casos estos bienes, de gran valor histórico-artístico, se pueden considerar patrimonio popular. En una sociedad que se ha vuelto religiosamente plural, sería un signo de coherencia que la Iglesia considerara así (patrimonio popular) algunos de sus bienes históricos, ya que provienen de aquellos tiempos en que Iglesia y Pueblo formaban una única y misma realidad. Una vez Sociedad e Iglesia se han emancipado una de la otra, sería muy oportuno que la Iglesia no reclamara la propiedad en exclusiva. La Iglesia no debería tener, ni buscar, otra "riqueza" que el Evangelio que ha recibido. Así podríamos seguir el ejemplo de Pedro y Juan, como nos propone ese impresionante relato de los Hechos de los Apóstoles 3,6: … el hombre vio que Pedro y Juan entraban en el templo y les pidió caridad. Pedro, con Juan, fijó los ojos en él y le dijo: «Míranos». Él les miró, esperando recibir algo. Entonces Pedro le dijo: «De plata y de oro no tengo, pero lo que tengo te doy: ¡En nombre de Jesucristo, el Nazareno, levántate y anda!»
Mientras las comunidades cristianas tengamos propiedades, "el hombre" nos pedirá propiedades, y no Evangelio. Y, si tenemos propiedades, sería de mala educación no dar aquello que "el hombre" nos pide, y pretender que reciba aquello que nosotros le queremos dar.
La Iglesia no debe ser una Sociedad paralela a la Civil.
En la Cristiandad existían en paralelo, como organizaciones soberanas, la Sociedad civil y la Sociedad religiosa, cada una con sus autoridades, leyes, fiestas, organización, etc. En una sociedad laica y plural, la coexistencia de una Sociedad religiosa soberana se convierte en un privilegio, y una injusticia con relación a las otras opciones religiosas. Por justicia y coherencia, los seguidores de Jesús tenemos que colaborar en que haya una sola Sociedad: democrática, plural, variada, abierta, sin privilegios. Conviene evitar duplicidades provenientes de otros tiempos en que, por un pacto implícito, Sociedad civil e Iglesia se repartían determinados aspectos de la vida de las personas (moral, educación, fiestas ...). Pero cuando la Sociedad civil se democratiza (aunque sea con tantas deficiencias como nuestra democracia), hay que excluir "hacerle la competencia".
El Concilio asumió la realidad de una Sociedad civil adulta y autónoma, si bien en la Declaración sobre la Libertad religiosa parece que todavía no se asume del todo la nueva situación. Pero se quieren hacer esfuerzos por conseguirlo. De hecho, la Declaración sobre la Libertad religiosa fue el documento más discutido y polémico. Y acabó teniendo un nombre bastante raro: "El derecho de la persona y de las comunidades a la libertad social y civil en el campo religioso". (!).
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)



martes, 24 de julio de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES.DOMINGO XVII DE ORDINARIO. CICLO B.

 

DOMINGO XVII DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

 

PROYECTO DE HOMILÍA. 
 
Introducción.
El evangelio del domingo precedente terminaba presentándonos a Jesús quien, compadecido de la multitud porque erancomo ovejas sin pastor,se puso a instruirles en muchas cosas.Pero no se nos dice qué decía.Esto es frecuente en el evangelio de Marcos: no nos dice qué decía pero, a continuación, describe unaescenaque visualiza lo que Jesús enseñaba.Así Marcos nos hace "ver" lo que Jesús explicaba.Es una forma de indicar que la palabra de Jesús, como la de Dios, es eficaz: cumple aquello que anuncia.
En esta ocasión, elrelatoque nos ofrece Marcos paravisualizarla enseñanza de Jesús es aquella escena que normalmente llamamosMULTIPLICACIÓN DE LOS PANES Y LOS PECES.
Pero aquí el Misal nos obliga a dar un salto: elrelatode hoy es ciertamente laMULTIPLICACIÓN DE LOS PANES,pero no es del evangelio de Marcos sino del de Juan.
LaMultiplicación de los paneses el único "milagro" que se encuentra en los cuatro Evangelios, aunque en contextos distintos.Es más: en los Evangelios de Mateo y de Marcos es expresamente repetida la escena.Por tanto, podemos estar seguros de que esterelatotenía un papel importante en ellenguajede las primeras comunidades cristianas.
Ya sabemos que, en el evangelio de Juan, las palabras tienen un doble nivel de significación:
  • un nivel superficial, anecdótico, visible para todos, incluso vulgar, y
  • otro nivel profundo, que va a la raíz de la vida humana como fruto del amor creador de Dios.Esto hace que, a menudo, y, sobretodo después de dos mil años, el lenguaje del evangelio de Juan nos sea bastante complicado.
El evangelio de hoy tiene muchos puntos interesantes y profundos, pero supera las pretensiones de estosAPUNTEScomentarlos todos o la mayoría.Por lo tanto, me fijaré sólo en aquellos puntos que me parecen más oportunos para comentar, de acuerdo con la finalidadprácticade estosAPUNTES.
Evangelio.
Hay que fijarse ante todo en el momento y el lugar: Jesús, seguido de mucha gente,atraviesael "mar" de Galilea,subea lamontañay se sienta.El conjunto de estas circunstancias nos llevan enseguida a pensar en elÉXODO: la experiencia fundamental de Israel comoPueblo Elegido.En el Éxodo, el pueblo, guiado por Moisés, "atraviesael mar"parasalirdelPaís en donde eran esclavos,después Moisés sube a la "montaña" para recibir de Dios lasTablas de la Alianza-Ley(Los "10 Mandamientos") que les convertirán en "pueblo de Dios, libre".
Este vínculo entre los dos momentos queda confirmado por la referencia temporal "seacercaba la Pascua, la fiesta de los judíos".Así, pues, en esterelatosenos presenta a Jesús como a unnuevo Moisés,y la travesía delmarde Galilea como un nuevo Éxodo.
Pero hay unas diferencias importantes entre la acción de Moisés y la acción de Jesús.
Jesús sube a lamontañayse sienta.Lamontañaindica elespacio propio de Dios.Jesús se sienta porque forma parte del ámbito de Dios.Se encuentra "en casa".Y no sólo Jesús sino también los discípulos, e incluso la "multitud" que les sigue.
En el Éxodo de Moisés, la salida delPaís en donde eran esclavosno conlleva la entrada directa a la Tierra Prometida, sino al desierto, donde el Pueblo Elegido deberá ir aprendiendo a ser "pueblo libre" y "pueblo de Dios".Sólo después de atravesar eldesiertopodrán entrar en la Tierra Prometida.Pero elPueblo elegidono aprendió a serlibrehasta Jesús.Antes, a pesar de haber entrado físicamente en la Tierra Prometida, no fueron libres: elespíritu de esclavitudlo llevaban en el fondo de su corazón, e hicieron de la Tierra Prometida un nuevo ámbito de esclavitud.Por eso ahora Jesús ha de iniciar unnuevo éxodo.
En eléxodoque encabeza Jesús, la "multitud" es invitada a sentarse.La palabra "sentarse" se repite tres veces.ElÉxodode Moisés venía precedido de unacomida,para coger fuerzas para el camino, que había que hacer de noche, de pie y deprisa.Era la comida "de quienes huyen" (Éxodo 12,11).Lacomidade Jesús es la comida "de quienes llegan a casa", y se sientan.
A pesar de todo, queda un problema por resolver: las personas que han seguido a Jesús son invitadas asentarsepara comer.Pero, ¿dónde está la comida?¿Cuál es la comida o el alimento de estamultitudconvertida en comunidad?
Jesús lo tiene claro, pero se lo pregunta aFelipepara poner de relieve lanovedadde la nueva situación.Queda claro que Felipe no se ha dado cuenta de lanovedadde Jesús e interpreta la situación aún con baremos comerciales:"Necesitaríamos muchodineropara poder dar un solo un trozo de pan a cada uno".
 Andréstiene más intuición."Andrés", en griego "Andreas", significa hombre adulto, persona mayor de edad.Tratándose de losdiscípulosde Jesús,Andréspersonifica el discípulo maduro, adulto, que ya empieza a entender la novedad de Jesús.Él ya había "convividocon Jesús"(Juan 1,39).Él intuye el camino de la solución: no se trata decomprarsino de compartir."Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes y dos peces …"“Aquí” indica el lugar donde están los discípulos, y no se vuelve a hablar de este "chico".Este "chico" los representa a ellos como grupo.Tienen poco, pero lo pueden compartir.
En todo este relato losnúmerosson importantes, pero ahora no voy a desarrollarlo en profundidad, para no complicarlo demasiado.Recordemos sólo que el "cinco" corresponde al "Pentateuco" (loscincolibros de la Ley de Moisés): elalimento espiritualdel Pueblo Elegido, totalmente insuficiente para la "vida de libertad", como comentaba hace cuatro domingos.
Cinco panes y dos peces suman un total de "siete", que indica totalidad.Estodolo que tienen.
Cinco milhombres(En griego "andres", que significa varones adultos, jefes de familia): indica la gran desproporción con los cinco panes.También indica cien veces cincuenta."Cincuenta" es el número de la "comunidad reunida por el Espíritu": Pentecostés (cincuenta).LaMULTITUDpasa a ser COMUNIDAD.Sualimentoya no puede ser la "Ley" sino el "compartir", "poner en común".
Cuando loscinco panes y dos pecesdejan de ser "propiedad privada" y son compartidos, entramos en unanueva situación."Jesús tomó los panes, pronunció la acción de gracias y los repartió entre toda la gente sentada.Lo mismo hizo con los peces.Y repartió tantos como quisieron".Esta "acción de Jesús" es unafotocopiade losencuentros eucarísticos(misa) de las comunidades cristianas.Loscinco panes y dos peces(todo lo que tenían) son la expresión de la propia persona.En lacomunidadse pone en común "lo que tenemos" como signo "de lo que somos".La "comunión de bienes" hace visible la "comunión de personas".Cada discípulo de Jesús puede decir con Él: "Micarne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida"(Juan 6,55).
Pero laescenade hoy acaba mal, y se convierte en una advertencia que no hay que olvidar:"Jesús, sabiendo que iban a apoderarse de él para hacerlo rey, se retiró solo a la montaña".
Loscomensalesno han superado la mentalidad de "Poder": no quieren serCOMUNIDADsino EJÉRCITO, y buscan unreyque los dirija.
Jesús ha de escapar para que nose apoderende él.Si continuásemos la lectura del fragmento de hoy, veríamos que hubo una disyuntiva: ¡Los discípulos toman la "barca" y se van por su cuenta!Jesús vuelve a la "montaña" solo.
La multitud y los discípulos no descubrirán lanovedadde Jesús hasta que vean a este que ellos quieren "hacer rey",entronizado en la cruzcon un ambivalente cartel que dice:"JESÚS NAZARENO, EL REY DE LOS JUDÍOS".Pretendían "hacer rey" a alguien que ya era rey, si bien de una forma absolutamente distinta a como ellos imaginaban.Jesús no esreypara dirigirlos en la lucha contra los enemigos sino para inaugurar unnuevoreino: elreino delcompartir.El cual no se construye con "soldados" sino con "hermanos".
Saciados todos, quedan en reserva "docecanastosde pan".El número "12" identifica a Israel comopueblo elegido.Aunque, de momento, el pueblo de lasdocetribus no participa, como "pueblo", en el nuevo Reino, nadie debe dudar de que están invitados."Doce canastos" para ellos, para cuando decidantomarlos por alimento.Los tienen siempre a su disposición, ya que ellos son precisamente losprimeros herederosde las Promesas.
En elEvangelio de Juan,al contrario que el de Marcos, primero se escenificauna situación y luego sigue un largodiscursoo discusión que muestra el significado profundo de aquello que se ha escenificado.
Desgraciadamente, en esta ocasión, el Misal recorta la escena, que de hecho no termina hasta que Jesús regresa con los discípulos que le han abandonado.Después sigue un largodiálogo-discusiónque el Misal nos presentará en los próximos cuatro domingos.El capítulo sexto delEvangelio de Juan,a pesar de ser tan largo y difícil, tiene una gran unidad, que no es posible descubrir conLecturastan fragmentadas.Sugiero unalectura seguidade todo este capítulo directamente en el Nuevo Testamento.
MENSAJE. 
No se trata de ningún "milagro" obrado por el "poder de Jesús" sino que se trata de la "fuerza" decompartir, es decir: la fuerza delAMOR.Como iremos viendo a través de la "discusión" que seguirá, el único "alimento" capaz de dar "vida eterna" es hacer de la propia vida un "alimento" para los demás.Los cinco panes y dos peces pueden alimentar a cinco mil "personas adultas y libres" para que estas, siendoCOMUNIDAD,compartansus propias vidas.
ElÉxodode Jesús al que nos podemos asociar, consiste en salirdel ámbito del Poder,representado aquí por eldinero("comprar"), infiltrado también en elTemplo(Juan 2,14), y entrar en elámbito de Dios (Montaña)para vivir a la manera de Dios ("Vida Eterna").No es unéxodode un lugar a otro sino de una forma de vivir a otra; delteneral compartir.
Pero, de momento, estemensajerebota en las mentes de los comensales, que lo interpretan desde sus propias mentalidades.Ellos siguen creyendo en elPoder(quieren hacerle rey).De momento fracasa lacomunidadde hombres libres y maduros que Jesús había hecho nacer.
RESPUESTA. 
A nivel de cada persona.
Todos conocemos la frase del famoso poeta R.Tagore: "Lavida la recibimos como un don, y la merecemos dándola".Cuando hacemos un don de nuestra vida, la convertimos enalimentopara los demás.La vida, hecha don, es como la llama del cirio pascual: hay para todos.No se "gasta" al ser compartida.Al contrario: cada llama encendida se convierte en una nueva fuente de luz.Por sorprendente que parezca, lo que alimenta de verdad nuestra vida es hacernos alimento para los demás.Todos los que aman, y sobre todo los padres en relación con sus hijos, experimentan esto cada día.
A nivel de comunidad.
Una comunidad es adulta, viva y libre en la medida que sus vínculos internos y externos tienen como soporte elespíritu de comuniónmás que unasestructuras jurídicas.En todo caso, estas (las estructuras jurídicas) deben estar siempre alservicio de la comunión.
Conviene no caer en una trampa que, me parece, empieza a convertirse en habitual: invocar la "comunión"para lograr la obediencia.Esto es invertir el "flujo de la vida cristiana".
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. Hoy, en los ámbitos tradicionalmente cristianos, hay un gran "éxodo" con relación a la Iglesia institucional.Este hecho, ¿es un signo de laindiferenciade la gente, o de sudeseo de libertad?Dicho más directamente: Quién busca una vida adulta y libre, ¿la encuentra más fácilmente en tanto que miembro de la Iglesia o manteniéndose alejado de ella?
  2. Ser libre no es fácil, pero es indispensable si se quiere convertir la propia vida en unservicio(como los taxis, que paraservir, deben estar "Libres").¿Os habéis sentido, alguna vez, incapaces deservirpor falta de libertad?
  3. Se suele decir que la actualindiferenciareligiosa está producida por elmaterialismoque nos rodea.Pero daría la impresión que cuanto másmaterialismo,máshambre de espiritualidad.Si tanta gente abandona la Iglesia, ¿no podría ser porque en ella no encuentran elalimentoque les conviene? 
 
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


miércoles, 18 de julio de 2012

Nueva Evangelización? - Restos de "Cristiandad".

 

 

Entre nosotros, una Sociedad laica ha venido sustituyendo, muy lentamente, a la Cristiandad. Esto había creado un cierto clima de recelo de la Iglesia hacia la Sociedad. En cierto modo, el Concilio fue un gran acto de reconciliación de la Iglesia con la Sociedad laica.
La Cristiandad produjo muchas cosas buenas, pero también algunas malas. En la sociedad actual quedan aún bastantes restos de la Cristiandad. Algunos de estos restos, tal vez buenos antes, en la situación actual toman un significado escandaloso, y es urgente encontrar la forma de superarlos. Hablaré, en los tres siguientes Comentarios, de tres puntos especialmente relacionados con los temas conciliares:
  1. Restos escandalosos dentro de la Comunidad cristiana actual.
  2. Restos escandalosos con relación a la Sociedad civil. (Próximo día)
  3. Restos escandalosos en relación con las otras Religiones. (Después)
A) DENTRO DE LA COMUNIDAD CRISTIANA.
Estructura jerárquica.
El resto más importante y escandaloso, y más urgente de superar, es la estructura jerárquica de la Iglesia. Aquí entiendo "jerarquía" en su significado más propio: poder sagrado. El poder sagrado siempre ha sido directamente contrario al mensaje evangélico, pero ahora, cuando incluso la sociedad civil ha optado por la democracia, un supuesto poder sagrado de la Iglesia resulta doblemente escandaloso: por lo que tiene de Poder y por lo que pretende tener de Sagrado. 
El evangelio pide que el flujo de la vida eclesial no fluya de arriba abajo, precisamente porque no hay "arriba y abajo": "Pero vosotros no os dejéis llamar ‘Rabí’, porque solo es uno vuestro Maestro, y todos vosotros sois hermanos; ni llaméis a nadie ‘Padre’ vuestro en la tierra, porque padre solo uno es el vuestro, que es el del cielo; ni os dejéis llamar ‘Guías’, porque uno solo es vuestro guía, que es el Cristo" (Mateo 23,8). Sobre este punto, hay que reconocer que el Concilio no superó del todo la "visión jerárquica" de la Iglesia, a pesar de haber recuperado "valores" que nos separan, sobre todo la idea de comunidad o de colegialidad.
Cierto: el Concilio recuperó, y mucho, el concepto de comunidad, pero no suficientemente. En los Documentos conciliares, la comunidad nace sobre todo de la acción de la autoridad y no de la comunión. Por esta razón la comunidad base es la presidida por un obispo. Es decir: las comunidades base son los obispados o diócesis. En cambio las parroquias, u otras formas de comunidad real, no están suficientemente valoradas, a pesar de ser donde las personas habitualmente vivimos más directamente la dimensión comunitaria de la fe. Y la propia diócesis es una "comunidad disminuida" ya que depende tanto del obispo, que se podría decir que sólo hay comunidad porque hay obispo.
También la colegialidad de los obispos se queda a medio camino, desarrollando tan fuertemente sus vínculos con el obispo de Roma que no queda espacio para los vínculos con las comunidades que sirven.
La alternativa a la estructura jerárquica de la Iglesia no es una estructura democrática. Cierto: la Iglesia no es una democracia. La democracia es una forma de legitimar el Poder, y en la Iglesia no debe haber Poder. Lo propio y característico de la Iglesia es la comunión. Las formas que puede tomar la comunión son muchísimas y varían constantemente, porque es fruto de las personas concretas de cada comunidad y de su forma de responder a las diferentes y variantes circunstancias o "signos de los tiempos".
Jesús no centró las comunidades en torno a un líder religioso (obispo o párroco) sino alrededor de una mesa servida en que cada uno se hace para los demás alimento y comensal. "Haced esto en conmemoración mía".
Lenguaje y pluralismo.
Los Humanos pensamos con palabras. Los diferentes Poderes siempre han intentado imponer sus palabras para hacer ver y pensar la Realidad de acuerdo con las palabras que han dado.
En cambio, una comunidad adulta está hecha de personas capaces de pensar por sí mismas, y generar su propio lenguaje: lenguaje litúrgico, lenguaje simbólico, lenguaje ritual, …
La nueva evangelización necesita nuevos lenguajes, siempre revisables y renovables, nacidos de la vida de las comunidades. Sobre este punto, el espíritu del Concilio abrió puertas. Pero el pluralismo generado por esta apertura ha asustado a muchos de los responsables de la Iglesia, y han considerado que tenían la obligación de volver a cerrar las puertas. Muchos ven en el pluralismo el principal problema de la Iglesia actual. Es una gran equivocación, ya que el pluralismo no es ningún problema, sino la consecuencia normal y buena de la adultez de las diferentes comunidades.
En la situación de Cristiandad era posible que existieran comunidades cristianas que no fueran nunca adultas, ya que la Jerarquía suplía creando el lenguaje. Pero, en la situación actual, es de justicia cambiar urgentemente esto: ¡Por fidelidad al Evangelio, e incluso por subsistencia!
Mujeres y hombres.
Otro punto del todo urgente de corregir (aunque estrictamente no venga de la Cristiandad sino de más lejos) es la situación de la mujer en la Iglesia. Pero este punto pide un comentario específico, que haré otro día.
 
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)



martes, 17 de julio de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES.DOMINGO XVI DE ORDINARIO. CICLO B.

 

DOMINGO XVI DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

 

PROYECTO DE HOMILÍA. 
 
El relato del Evangelio de hoy es interpretado por los comentaristas de dos formas opuestas:
- Para unos, la mayoría,los doce apóstoleshan cumplido laMISIÓNque Jesús les había dado (lo leímos el pasado domingo), y ahora vuelven contentos y cansados.Por eso Jesús les recibe, y quiere llevarlossolos a un lugar despobladopara reposar un poco.
- La otra interpretación parece un poco más rebuscada.Yo la he sacado del libroEL EVANGELIO DE MARCOS,II, deJ.Mateos - F.Camacho.Resulta un poco sorprendente, pero es mucho más coherente con el contexto, el cual se convierte en mucho más inteligible.
Según esta 2ª interpretación,los doceno han cumplidolaMISIÓNque Jesús les había encomendado, y han ido“a su bola”.Se han dedicado a predicar, ellos que aún no habían entendido absolutamente nada del mensaje de Jesús.Se han dedicado a hacerpropagandade la llegada delmesíastal como ellos la entendían: unmesíaslíder político, con poderes divinos para vencer a los enemigos de Israel y devolverle la independencia.Estapredicaciónha provocado una granMOVIDAentre la gente.Lamovidaes tan grande que llega hasta el palacio del rey Herodes, que se trastorna mucho.Por este motivo, comienza a investigar quién es este tal "Jesús".Lo que dicen de Él es tansobrehumanoque Herodes deduce que este "Jesús" en realidad es unmuerto que ha resucitado:Juan Bautista, a quien él había hecho decapitar.
Esto explicaría por qué el evangelista "empotra" elrelato de Herodesdentro delrelato de lamisión de los doce.Este "relato de Herodes" parece tan poco oportuno que el Misal se lo ha saltado.Lo podéis leer si tenéis a mano el Evangelio de Marcos.Se trata realmente de un relato escabroso y sorprendente, que, puesto aquí, hace cambiar todo el significado de lamisión de los doce,en contraposición con lamisión de Juan.
Lamovidaprovocada por la predicación y actividadde losdocees tan grande quela gente iba y venía, y no les dejaba tiempo ni para comer.Jesús intenta llevárselos a un lugar solitario,pero muchos lo supieron, corrieron a pie de todos los pueblos y llegaron primero que ellos.
Cuando Jesús desembarca se encuentra con un espectáculo deprimente: vio mucha gente que eran como ovejas sin pastor. ¿Cómo "ovejas sin pastor"? ¿Cómo se entiende esto, si los doce les acaban de predicar la llegada del "mesías"?
Pero si continuáramos leyendo el Evangelio de Marcos, encontraríamos aún más deprimente la reacción de los doce: "Los discípulos se acercaron a Jesús para decirle: … despide a la gente, y que se vayan…". A esto se le llama “levantar la liebre sólo para cansar a los perros”.
MENSAJE. 
Si es correcta esta segunda interpretación, elmensajeque contiene sería de una gran actualidad.
Hoy los medios de comunicación lo convierten todo enespectáculo, también a la Iglesia.También a la figura de Jesús.Jesús ha pasado a ser un temamediático.Libros y películas sobre Jesús, buenos y no tan buenos, están de moda.La televisión retransmite grandes espectáculos religiosos, como la muerte o elección de un papa, sus viajes, etc., … ¡Multitudes y más multitudes!
¿Como ovejas sin pastor?
Esta es la pregunta que nos puede sugerir el evangelio de hoy. ¿Quizás hay demasiada MULTITUD y poca COMUNIDAD en nuestra iglesia actual? Demasiada multitud buscando "pastor", y demasiados "pastores" que protagonizan movidas, sin contribuir nada a "hacer comunidad" (> el próximo domingo).
"Jesús se puso a enseñarles muchas cosas". Tuvo que corregir esperanzas desviadas que habían despertado los doce. La liberación que nos propone Jesús va por otros caminos.
RESPUESTA. 
"Venid vosotros solos a un lugar solitario, para reposar un poco".Vuelta al desierto.
Salir delESPECTÁCULOy regresar a laVIDA.
Son muchas las cosas de la Iglesia que toman forma de espectáculo: no sólo grandes eventos puntuales, grandes construcciones, grandes organizaciones, grandes servicios, grandes documentos, etc., sino también celebraciones más pequeñas, pero en las que lo más importante no es "hacer comunidad" sino "que sea bonito".¡En muchas celebraciones el objeto más "importante" es la máquina de fotografiar!
¿Sabremos dejar de identificarnos con elespectáculoy reencontrar el estilo que Jesús nos propone en lasparábolas del Reino?Lalevaduraen la masa de harina; lasalque condimenta; lalucecitaque no busca que la miren, pero que hace visibles las cosas de la casa; elgrano de mostazaque se convierte en hortaliza;
Para la Iglesia no es tiempo de movidas ni de espectáculos. ¡Existe urgente necesidad de vida!
"Jesús se puso a enseñarles muchas cosas".¿Qué debía decirles?
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. ¿La disposición material de vuestra iglesia está más pensada para darespectáculoo para hacer comunidad?
  2. ¿Pensáis que, actualmente, algunas veces en que se habla de Dios o de Jesús, sería mejor callar?Concretad cuando "sería mejor callar" y no formar tanta movida.
  3. A veces se dice que el sacerdote o el obispo, presidiendo la celebración, hacen visible alJesús-Pastorde la comunidad.¿Es realmente así como Jesús ha querido hacersevisible?Dicho de otro modo: ¿Por qué Jesús no se hizo "cura" sino "pany vino sobre la mesa"?
 
 
 
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)