Traductor

martes, 10 de julio de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES.DOMINGO XV DE ORDINARIO. CICLO B.

 

DOMINGO XV DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

 

PROYECTO DE HOMILÍA. 
 
"Comenzó a enviarlos"…
Lo primero que sorprende, cuando Jesús envíaa “los doce”, es que no diga ni a dónde ni a qué les envía.Más abajo se nos dirá que los doce partieron (tampoco se dice hacia dónde) y"predicaron que se convirtieran, y que sacaban muchos demonios y ungían con aceite a muchos enfermos, que se ponían buenos",pero, todo esto, no es lo que Jesús les había dicho.(Este punto se ampliará en los APUNTES del próximo domingo).
Jesússólo "les envíade dos en dos".No les da una "misión a cumplir" ni un "trabajo que hacer", se tratasólode una"experiencia a adquirir".
Son enviadosa sentirse gente,asentirse pueblo.Por eso se les denomina "los doce", lo cual les identifica comoPueblo Elegido.ElPueblo elegidoes, pues, unPueblo enviadoa sentirse "pueblo" con los otros pueblos.
Jesús les envía aconvivir, sin otrasseguridadesque aquellas que reciban de laacogidaque se les dé.No deben llevar consigo nada de nada, ni siquiera "zurrón", que les permitiría tener reservas.Sólosandaliasy bastón.LasSandaliasy elbastóneran indispensables para uncamino largo.Con este detalle, Marcos relaciona este envío con el ÉXODO(Éxodo 12,11).ElÉxodofue la experiencia fundamental delPueblo Elegido.
ElPueblo Elegidose veía a sí mismo como un pueblo diferente, privilegiado, espiritualmente superior.Si alguien delpueblo elegidoiba a territorios paganos, considerados impuros, cuando regresaba expulsaba el polvo de los pies para no introducir nada deimpurodentro del ámbito delpueblo santo.
Jesús envía a "los doce" a hacer la experiencia contraria: a ir "con la gente", y experimentar su bondad y su acogida.Es cierto: encontrarán a alguien que no les acoja.En este caso, pueden practicar el ritode expulsar el polvo de lospies, pero no porque se trate de gente pagana, sino por tratarse de personas concretas (paganas o judías),que no quieren acoger.
A partir de Jesús, las personas no nos diferenciamos por ser paganos o judíos; por ser de una religión o de otra; sino por ser acogedores o no.La "impureza" consiste en "no acoger".
Les dio poder sobre los espíritus malignos…
Tampoco aquí se dice en dónde encontrarán a losespíritus malignossobre los cuales deberán ejercer elpoderque han recibido.
A los "espíritus malignos",con un lenguaje actual, podríamos denominarlos como "ideologíaalienante", "mentalidaddestructiva", o simplemente "manías" que no nos permiten relacionarnos adecuadamente con los demás.Estasmaníasson precisamente las más frecuentes en aquellos que, con relación a los otros, se consideran "pueblo elegido".Elpodersobre losespíritus malignosque Jesús da a "los doce" lo tendrán que ejercer antes que nada sobre ellos mismos.El problema está en que solemos ver a losespíritus malignosde los demás, pero no nos damos cuenta de los que nosposeena nosotros.De hecho, parece que esto es lo que sucedió con "los doce" (pero, como he dicho antes, este tema lo dejo para el próximo domingo).
Les envió de dos en dos…
Los EVANGELIOS no son ni quieren ser una crónica objetiva de LOS HECHOS DE JESÚS.Fueron escritos unos 50 años más tarde, destinados a las Comunidades Cristianas, para ayudarlas a crecer, corregir defectos, celebrar la acción de Dios a favor de los Humanos, etc., … Cuando se habla de "dos personas", normalmente es para indicar el aspecto comunitario de lo que se está diciendo.En las primeras comunidades cristianas, así como en las de todos los tiempos, no todo era correcto.Sobre todo en aquellas que estaban formadas por personas provenientes del Judaísmo, la idea de ser "puebloelegido", entendida comoprivilegiocon relación a los demás, no estaba ausente.El evangelista, con la expresión "dedos en dos",seguramente quiere indicar que lo que está diciendo afecta a algunas comunidades, tanto en lo referente a la "misión" como a las condiciones con que era menester cumplirla.
Ungían con aceite a muchos enfermos…
"Mesías" (en griego "Cristo") significa "ungido".
El significado de esta acción depende de lainterpretaciónque se haga de todo este relato, la cual, en este caso, es distinta según los diversos especialistas.(Repito: esto lo trataré en los APUNTES del próximo domingo).
Seguramente el evangelista nos quiere sugerir que muchosenfermos(literalmente:"desanimados", "sin vigor"),erancurados (se entusiasmaban)por la predicaciónde los docecon relación alMesías ("ungido"). ¿Esto era bueno o, por el contrario, era dañino?Depende de la idea que sobre "el Mesías" tenían y transmitíanlos doce.Ya veremos las consecuencias…
MENSAJE. 
Enviados a "ser PUEBLO".
Lascomunidades cristianasno son un “elemento decorativo” sino que deben considerarse enviadas a "sentirsegente entre la gente",sin contar con nada más que con el "podersobre los espíritus malignos"y la bondad de la gente.
En cambio, la Historia Humana nos evidencia que cualquierdiferenciaopeculiaridadnos sirve para dejar de considerarnos "gente".La "gente" y "nosotros".La cultura, la lengua, la raza, el color de la piel, la forma de vestir, etc., también la religión: todo puede servirnos para pensar que no formamos parte dela gente.
Hacer de lasdiferencias, separación; servirse de laspeculiaridadespara establecer categorías: ¡he aquí nuestro problema!Incluso la diversidad sexual es motivo para establecer niveles distintos de importancia.¡Cuan triste e injusta es, la Historia de la Humanidad, desde este punto de vista!
En Jesucristo hemos conocido cuán equivocada es esta forma de hacer.¡Cuán contraria a los planes de Dios, por más que, a menudo, se haya ejecutadoen nombre de Dios!
Los tiempos ya están maduros para que podamos descubrir que "todoel mundo está unido, tanto el cielo como la tierra"(2ª Lectura).
RESPUESTA. 
En un mundo plural como el nuestro, las "diferencias" y las "peculiaridades" no deben servir para establecer separaciones, categorías o privilegios.Tampoco deben servir para rebajar, humillar o ignorar a nadie.Son riquezas de unos para todos.Debemos evitar que la DEMOCRACIA, que intentamos construir, continúe corrompiéndose y convirtiéndose en DICTADURA DE MAYORÍAS o, peor aún, DICTADURA de aquellos que se apropian de las "mayorías" para negar incluso la existencia de aquello que han convertido en "minoría".La GLOBALIZACIÓN es demasiado a menudo entendida como la necesaria DESAPARICIÓN de todo aquello que no sea "mayoritario".
"Ser gente" comienza por respetaratodaslas gentes."Ser pueblo" conlleva respetar atodoslos pueblos,por pequeños que sean y aunque no sean "estado".
La Iglesia no es "católica" (es decir: universal) porque está en la mayoría de países sino porque acogetodaslas peculiaridades y diferencias humanas.
Hace un tiempo,EN NOMBRE DE DIOSse legitimaron toda clase de injusticias.Todavía se continúa haciendo, pero hemos juntado una nueva perversión: ahora se hace en nombre de laDEMOCRACIA.
Es necesario que aprendamos la lección: si no cambiamos de corazón,siempreencontraremos excusas que nospermitan"no ser gente", "no ser pueblo".
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. En vuestras conversaciones, ¿habéis notado si normalmente habláis de la "gente" como si vosotros no fuerais parte?
  2. Los "Pueblos" no son realidades físicas, sólidas o inmutables, sino realidades sociales, permanentemente cambiantes.Como entendéis el principio: ¿"Cada Pueblo tiene derecho a mantener su identidad"?
  3. ¿Las "normas" que Jesús da a sus "enviados" son porqué Jesús "cree en lapobreza" o podrían tener otra significación importante?Dicho de otra forma: ¿Un "enviado" debe considerarse, a sí mismo, semblante a un inmigrante o a un colonizador?
 
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)