Traductor

martes, 30 de octubre de 2012

PLEGARIAS DE LOS FIELES - Festividad de Todos los Santos.


  1. Para introducir las lecturas, leíamos el Apocalipsis...
    Concédenos, Señor, de algún día poder entender vuestra revelación...
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  2. La segunda lectura, la primera carta de San Juan, nos decía entre otras cosas: «Dios nos reconoce como a hijos suyos, y lo somos» ...
    Para que, seamos capaces de asumir que lo somos y nos comportemos como tales …
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  3. El Evangelio nos traía la proclamación de las bienaventuranzas ...
    Para que, vuestra iglesia y vuestros hijos adoptemos las bienaventuranzas como norma de vida …
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  4. Para que nos concedáis vivir la fiesta de Todos los Santos en la Paz y el Amor que nos ofrecéis…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  5. Mañana será el día de los Fieles Difuntos…
    Que nuestras plegarias sean un acto de recuerdo y de amor hacia los que nos dejaron: en nuestras familias, en nuestras parroquias, en nuestros pueblos…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  6. Para terminar, oremos también por todos aquellos difuntos que no tienen a nadie que les recuerde…
    ROGUEMOS AL SEÑOR

REFLEXIONES DOMINICALES.DOMINGO XXXI DE ORDINARIO. CICLO B.

DOMINGO XXXI DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 
El episodio que hemos leído, situado en este lugar del Evangelio de Marcos, resulta sorprendente. Jesús, siguiendo su camino, ha llegado a Jerusalén donde ha tenido que enfrentar a todo el sistema de Poder político-religioso que estaba esclavizando al pueblo en nombre de Dios. El enfrentamiento ha sido radical: por parte de Jesús: expulsión de los "mercaderes" del Templo, por parte de los sumos sacerdotes y maestros de la ley: decisión de matar a Jesús (Marcos 11,15 ss). Y precisamente en este ambiente tan tenso, el evangelista nos presenta a un maestro de la ley que formula a Jesús, sin segundas intenciones, una pregunta clave: "¿Cuál es el primero de todos los mandamientos de la Ley?"
Ciertamente la pregunta no es para ver si Jesús conocía o no la respuesta. La respuesta a esta pregunta la conocen todos los judíos ya que constituye la oración básica de cada día: "Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es el único. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo el alma, con toda tu mente, con todas las fuerzas".
Pero la pregunta pide más de lo que parece, y además, Jesús responde más de lo que la pregunta pide.
Aquí "primer mandamiento" no quiere decir sólo aquel que está colocado en primer lugar en relación con los otros, sino que se refiere al mandamiento fuente y origen de todos los demás. Es como si la pregunta fuera: "¿Cuál es el hecho o la situación de la que provienen todos los mandamientos?".
Este hecho, origen de todos los mandamientos, es que "el Señor es nuestro Dios". Y lo es de tal manera que todos los humanos quedamos convertidos en mutuamente hermanos.
Por eso Jesús anuncia no sólo el "primero de los mandamientos" sino también el segundo: "Amarás al prójimo como a ti mismo". En realidad, lo que hace Jesús es destacar que estos "dos mandamientos" son las dos caras de un único mandamiento, que, en la práctica, toma diferentes formas (los diferentes "mandamientos").
"Amar al prójimo como a ti mismo" era un mandamiento ya conocido entre los judíos (Levítico 22,39), pero no era considerado "el segundo" unido con el primero. El evangelio de Mateo lo dice más explícitamente cuando añade: "El segundo es semejante al primero", o mejor: el segundo es la semejanza del primero (Mateo 22,39).
El maestro de la ley reconoce la buena respuesta de Jesús e, incluso, hace una aplicación sorprendente cuando dice que el amor a los demás es más importante que las prácticas cultuales de amor a Dios. La sintonía entre Jesús y el maestro de la ley es total, y Jesús deja constancia: "No estás lejos del Reino de Dios".
Que el evangelio de Marcos acentúe esta sintonía en un momento de gran tensión entre Jesús y los maestros de la ley es muy significativo. Significa que Jesús no se opone a los maestros de la ley como colectivo. Pertenecer al grupo de los maestros de la ley no comporta automáticamente estar enfrentado a Jesús. Depende de la decisión de cada uno. Los evangelios nos presentan "buenas personas" pertenecientes a colectivos adversos; al igual que "malas personas" pertenecientes a colectivos favorables. Así nos presenta la bondad de este maestro de la ley, o de José de Arimatea, miembro destacado del Sanedrín, o del Centurión romano que acaba confesando la divinidad de Jesús. Por el contrario, también dice explícitamente que el traidor era uno de los Doce.
MENSAJE. 
El MENSAJE de este evangelio es doble, según se mire el contenido de las palabras o las circunstancias del hecho en si mismo.
  1. Mensaje del contenido. Toda la Ley nace de "dos" fuentes, que en realidad son dos aspectos de una sola: el AMOR A DIOS, el cual genera en nosotros el AMOR A LOS DEMÁS. Aquí "los demás" no han de ser entendidos de una forma teórica y genérica sino muy concreta. Literalmente: "AMOR AL PRÓJIMO".
  2. Mensaje de las circunstancias. No se debe valorar a una persona sólo por el colectivo al que pertenece.
RESPUESTA. 
También la RESPUESTA puede ser doble:
  1. Teniendo en cuenta el contenido. No hay que separar el primer mandamiento del segundo, ni el segundo del primero. Sólo podemos amar a Dios amando al prójimo, sólo amamos realmente al prójimo si lo hacemos en el horizonte del amor a Dios.
La expresión "en el horizonte del amor a Dios" se puede entender mal en una sociedad como la nuestra. No es necesario entenderla en sentido religioso o confesional. Puede entenderse en sentido existencial: valorar la realidad del otro como una realidad digna en sí misma e independiente de nuestros conceptos, juicios, valoraciones, …
La estimación crea vínculos. En el amor verdadero, quien ama no usa jamás estos vínculos para atar al amado sino que son un compromiso a favor de su plena y creciente libertad. Con un lenguaje no religioso diríamos: amar al otro por sí mismo.
"Amar a alguien por sí mismo" conlleva considerarlo digno de dedicarle nuestra propia vida. En este sentido le consideramos más importante que nosotros mismos. Este "plus" que el amor nos hace ver en la persona amada, con lenguaje religioso puede ser llamado "amor a Dios". A Dios no le ha visto nadie, le amamos en los demás. Así pues, puede darse perfectamente el caso de personas que afirman que no creen en Dios, y que, sin embargo, amen realmente a los demás. Este amor, visto por un creyente, puede ser considerado perfectamente "amor a Dios", aunque deberá abstenerse de decirlo por respeto a quien quiere ser tenido por ateo o no creyente.
  1. Teniendo en cuenta las circunstancias. Necesitamos valorar a cada persona yendo más allá del colectivo al que pertenece o en que le incluimos. De hecho, quizá sea precisamente esto lo que quiere significar la palabra "prójimo". La "proximidad" consiste en mirar a la persona en sí misma, recortándola, como si dijéramos, del marco en el que previamente la habíamos situado o que él mismo utiliza para definirse. (Aquí podría ser un buen momento para leer la Parábola del Buen Samaritano (Lucas 10,25).
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. ¿Qué incidencia tienen los prejuicios en vuestra relación con las personas con quienes os encontráis o con quienes convivís?
  2. ¿Qué pensáis de las leyes discriminatorias que existen en la Iglesia, sobre todo relacionadas con el culto (liturgia)? (Mujeres, otras religiones, separados, etc.)
  3. ¿Cómo influye el amor a Dios en vuestra forma de amar al prójimo?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

sábado, 27 de octubre de 2012

REFLEXIONES DE FESTIVOS. TODOS LOS SANTOS

FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/
Actualizado en 2014

PROYECTO DE HOMILÍA.

Todos los Santos es una de las celebraciones religiosas que nuestro calendario laboral mantiene como festiva, seguramente por estar tan unida a la Fiesta de los Difuntos que, tradicionalmente, ya empieza la tarde de Todos los Santos.
En todo caso para la Iglesia es una festividad importante y muy antigua. En Occidente, esta fiesta se relaciona con la cristianización de un importante templo de Roma dedicado a Todos los dioses, y por eso llamado, en griego, Panteón (pan = todos + theos = dios). El año 609 fue dedicado a Santa María y Todos los Mártires (Santos).
De las tres Lecturas de hoy, la más propia de esta Fiesta es la primera, sacada del Apocalipsis, en la que se nos describe, con un lenguaje simbólico y solemne, la visión de una Liturgia Celestial, presidida por el Cordero (Jesús muerto y resucitado) y con la participación de todos los salvados (todos los santos): gente de toda nación, de toda raza, y de todos los pueblos y lenguas. Además de los 144.000 (12 x 12 x 1000. 12 = cifra del "pueblo elegido") de todas las tribus de Israel. Se tenían de pie, ante el trono y ante el Cordero
Conviene no entender esta fiesta como un intento de "no olvidarse de nadie" en la veneración que la Iglesia Católica hace de las personas "santas". Más bien hay que entenderla como la visión y degustación anticipadas de la fiesta permanente a la que Dios invita a toda la Humanidad.
Estamos llegando al final del Año litúrgico; como si dijéramos, al final del Curso (según el calendario litúrgico). También en el ritmo de las estaciones estamos en pleno otoño (en el hemisferio norte), presintiendo el invierno.
Esta visión (apocalipsis) sirve para reafirmarnos en el éxito final de la Humanidad, y confortarnos en épocas de persecuciones o de crisis.
El evangelio de hoy es, ni más ni menos, que las Bienaventuranzas.
En el evangelio de Mateo las Bienaventuranzas ocupan el mismo lugar que ocupaban los 10 Mandamientos para el Pueblo de Israel. Como Moisés, también Jesús "sube a la montaña", la cual representa el "lugar de encuentro con Dios".
Hay, sin embargo, importantes diferencias entre Moisés y Jesús. Moisés sube solo a la montaña para recibir de Dios las "tablas de la Ley". Jesús sube "y los discípulos se le acercaron". Jesús "se sienta en la montaña" y da su Mensaje.
Sobretodo cambia el lenguaje: no se trata de "mandamientos" sino de "bienaventuranzas".
A pesar de todo, conviene no sentar oposición entre los Mandamientos y las Bienaventuranzas. Al contrario: las Bienaventuranzas son la visualización de los frutos de los Mandamientos. Las Bienaventuranzas son los mismos Mandamientos vistos desde la experiencia de quien los cumple. Y así como todos los Mandamientos se pueden resumir en uno solo: recibir el amor de Dios amando al prójimo; del mismo modo las bienaventuranzas se pueden resumir en una sola: feliz el que confía en el Señor porque nada podrá separarle de Él.
Esta era la finalidad de los Mandamientos. Dios no manda por mandar, sino que con sus mandamientos nos va guiando para que podamos participar de su misma felicidad. El objetivo de los Mandamientos es la felicidad de quien los recibe. (Lea Gálatas, 3,23ss).
Es necesario entender las Bienaventuranzas a partir de los Mandamientos; igualmente, hay que entender los Mandamientos con el espíritu de las Bienaventuranzas. Por eso Mateo establece un paralelismo tan marcado entre Mandamientos y Bienaventuranzas.
Pero también deja clara la gran diferencia: los Mandamientos eran como la "Constitución" para un pueblo concreto que ya existía: los descendientes de Jacob y de Abraham. Con este "pueblo" Dios forja una alianza y le da la Ley (Los Mandamientos) como signo y garantía de esta alianza.
En cambio las Bienaventuranzas son ofrecidas a todos, sean del pueblo que sean. Todos los pobres (en espíritu: es decir: aquellos que no anhelan "ser como los ricos") son llamados a ser "ciudadanos del Reino de la Felicidad". Todos los que están de duelo, todos los que lloran, todos los que tienen hambre …
El evangelio de Mateo establece una clara inclusión entre las Bienaventuranzas y la escena del Juicio final (Mateo 25, 31–46). Toda la predicación de Jesús queda incluida entre estas dos escenas que tienen por centro Jesús (el Hijo del Hombre) "sentado", primero como maestro y luego como juez. La "lista" de las Bienaventuranzas se encuentra al comienzo de la actividad pública de Jesús; la "lista" de los Comportamientos que determinan entrar o no en el Reino, se encuentra al final.
Por ello es conveniente leer las Bienaventuranzas junto con el capítulo 25 de Mateo.
Nota: La "inclusión" es como un marco formado por dos palabras o dos situaciones similares con el fin de destacar o matizar un "significado transversal" de todo lo que queda incluido. Los evangelistas lo usan a menudo y de diferentes maneras. En este caso, la inclusión "Bienaventuranzas–Juicio final" incluye toda la actividad pública de Jesús. Nótese, sin embargo, que al final del evangelio de Mateo vuelve haber otra inclusión: Jesús, otra vez en la montaña con sus discípulos, enviándolos a todo el mundo (Mateo 28, 16ss). Por lo tanto esta inclusión da color, de hecho, a todo el mensaje que contienen los diferentes relatos del evangelio de Mateo.
MENSAJE
El mensaje de la fiesta de Todos los Santos es la esperanza. El "proyecto de amor" que Dios tiene sobre los Humanos no quedará frustrado, si bien asumirlo o no, es responsabilidad de cada uno.
Como se lee en la segunda Lectura: Dios nos reconoce como hijos suyos, y lo somos.
RESPUESTA
Dios nos da a todos las riquezas de la Tierra. Hemos sido creados "para ser ricos". Si, a pesar de ello, resulta que hay pobres, es que algo funciona mal. Si hay personas pobres es que deben existir algunas excesivamente ricas. Esto es injusto y contrario al plan de Dios. En esta situación, Dios está de parte de los pobres para que sean "ricos" (no "como los ricos").
Dios nos ha creado para la vida. Si hay gente que está de duelo es que algo ha generado muerte. Si hay muerte, es que hay alguien que mata. Dios está de parte de los que están de duelo para que puedan disfrutar de la vida (no "como los que matan").
Las Bienaventuranzas nacen por contraste con una realidad que no viene de Dios; nacen de una humanidad dividida: hay pobres porque hay ricos excesivamente ricos; hay quien llora porque hay quien ofende; hay perseguidos porque hay quien ataca; …
Dado que esta es la situación real (no querida por Dios), cada uno debe decidir dónde se sitúa; de qué parte está.
En todo caso se nos hace saber de qué parte está Dios: "Venid, benditos de mi Padre … porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; estaba enfermo, y me visitasteis; estaba en la cárcel, y vinisteis a verme …” (Mateo 25, 31ss).
PREGUNTAS para el diálogo.
  1. No sólo las personas se dividen en "pobres" y "ricos"; también los países. ¿Cómo valoramos y asumimos el hecho de pertenecer a los "países ricos"?
  2. Las Bienaventuranzas son "bienaventuranzas". ¿Las habéis utilizado alguna vez para imponerlas o exigirlas como si fueran "mandamientos"?
  3. En la segunda Lectura se contrapone "ser hijos de Dios" y "ser del mundo". ¿Cómo experimentáis esta contraposición con "el mundo actual"? ¿Qué se entiende, aquí, por "mundo"?
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


viernes, 26 de octubre de 2012

PLEGARIAS DE LOS FIELES - Domingo XXX del tiempo ordinario - Ciclo B.



  1. Leíamos en la Primera Lectura «Habían salido llorando y los haré volver consolados»...
    Para que vuestro consuelo nos llegue a todos, pero sobre todo a aquellos que lo están pasando tan mal...
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  2. La Carta a los Hebreos, decía: «Tampoco Cristo no se atribuyó a sí mismo la gloria de ser sumo sacerdote» ...
    Para que los hombres, ocupemos el puesto en la sociedad que ocupemos, no nos atribuyamos el mérito de nuestras acciones, sino que sepamos ver que el único que puede soportar la Gloria es el Altísimo, descargándonos así del orgullo que tanto mal nos hace …
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  3. En el Evangelio leíamos sobre la curación del ciego mendigo Bartimeo ...
    Para que, La Fe que salvó a Bartimeo sea la luz que ilumine el mundo y lo salve …
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  4. El Papa Benedicto ha proclamado la obertura del año de la Fe ...
    Ayudadnos, Señor, para que la Fe que nos dejasteis, llegue a todos los hombres y mujeres de buena voluntad…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  5. Dirigimos ahora una oración para que, la moral y la fe cristiana, no sean una fe y una moral que esclavicen, sino que sean semilla de libertad, de alegría, de esperanza y de amor para todos…
    ROGUEMOS AL SEÑOR
  6. Finalmente, por todos nosotros, los que nos encontramos hoy aquí reunidos, ...
    Para que vuestro amor no nos abandone nunca…
    ROGUEMOS AL SEÑOR

Espiritualidad de la Liberación

Pedro Casaldáliga

Os traigo un enlace al libro Espiritualidad de la Liberación. Espero que os guste.

Pedro Casaldáliga Plá C.M.F. (en catalán: Pere Casaldàliga i Pla) (Balsareny (Barcelona), 16 de febrero de 1928), es un religioso, escritor y poeta español, que ha permanecido gran parte de su vida en Brasil. Ha estado siempre vinculado a la teología de la liberación y ha sido siempre un defensor de los derechos de los menos favorecidos.


Biografía

Hijo de una familia de campesinos, Casaldáliga se trasladó a Vich para estudiar en el seminario. El 31 de mayo de 1952 fue ordenado sacerdote en Montjuïc (Barcelona) y se unió a la orden de los claretianos.

En junio de 1968 se trasladó como misionero al estado del Mato Grosso en Brasil. El 23 de octubre de 1971 fue ordenado obispo de São Felix do Araguaia. Su diócesis es una de las más extensas del país, ocupando una superficie de cerca de 150.000 km², habitados en su mayor parte por indígenas terratenientes así como del régimen militar existente en ese momento en Brasil. João Bosco, su vicario, llegó a ser asesinado por unos sicarios que confundieron a Bosco con el propio Casaldáliga (1977). En esos momentos recibió total apoyo del Vaticano, especialmente por parte del papa Pablo VI, pero esto no siempre sería así.

Aunque jamás ha regresado a España y siempre se ha mostrado reacio a viajar por miedo a no poder entrar de nuevo en Brasil , en 1985 realizó una polémica visita a Nicaragua. Casaldáliga se trasladó hasta ese país para mostrar su solidaridad con los religiosos nicaragüenses. En 1988 viajó hasta el Vaticano y fue recibido en audiencia por el Papa. La visita no fue plenamente satisfactoria y unos meses más tarde recibió una seria advertencia por parte de la Santa Sede que criticó su apoyo a la causa sandinista y de la Teología de la liberación.

Al cumplir los 75 años, a Casaldáliga se le recordó desde el Vaticano que —como todos los obispos al llegar a esa edad— tenía que presentar su dimisión. El religioso decidió permanecer en la diócesis que había presidido durante más de 35 años, reclamando la participación de la comunidad en la elección de su sucesor, a pesar de que la Santa Sede le recomendó abandonar el país. Enfermo de Parkinson desde hace algún tiempo, Pedro Casaldáliga no quiso abandonar la lucha por la defensa de los derechos de los menos favorecidos.


martes, 23 de octubre de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES.DOMINGO XXX DE ORDINARIO. CICLO B.

DOMINGO XXX DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/

PROYECTO DE HOMILÍA. 
Dos situaciones simultáneas: cuando Jesús salía (de Jericó), Bartimeo estaba sentado al borde del camino.
En el camino de Jesús, Jericó indica la estación previa a Jerusalén. Jesús, con los discípulos y la multitud, inicia el último tramo del camino, y aquí se encuentra con un personaje singular: Bartimeo.
Bartimeo, hijo de Timeo, ciego y mendigo. Por la forma en como nos lo presenta Marcos, su nombre debe querer decir algo muy significativo. Sin duda es un personaje representativo. Pero, ¿a quién representa?
De entre la mucha gente que acompaña a Jesús ("discípulos" y "multitud"), Bartimeo es el único de quien se dice que seguía a Jesús «camino allá».
El camino de Jesús, con los discípulos y la multitud, llega a Jerusalén. En los relatos siguientes quedará patente que, para la multitud y los discípulos, Jerusalén será el lugar de la gran ceguera. Ellos no sabrán "ver" lo que realmente sucederá. Su oscuridad será explicitada en el momento supremo (Marcos 15,13), pero allí, no habrá ni los Doce ni la Multitud. No vieron el gran espectáculo. Eran ciegos.
"¿Qué quieres que te haga?" …
Es muy extraña esta pregunta de Jesús, ¡siendo un "ciego" quien le pide compasión! "Señor, que vea". ¡¿Qué otra cosa podría pedir, un ciego?!
Pero el evangelista pone esta pregunta en boca de Jesús con toda la intención. "¿Qué quieres que te haga?" Por extraño que pueda parecer, hay muchísimos "ciegos" que no quieren ver (no queremos ver). Bartimeo quiere ver.
Con este relato, el evangelista pone una nota de esperanza (y de humanidad) en la dramática realidad con la que se encontrará Jesús en Jerusalén. Jesús destaca la fe de Bartimeo: "Tu fe te ha salvado". No le dice: "Sígueme". No es necesario decírselo. Bartimeo ha elegido "ver", y esto le hace capaz de ver el camino de Jesús y seguirle hasta el final, en medio de una multitud de "videntes ciegos" que equivocarán el camino.
Bartimeo representa a todos aquellos que, a lo largo de la Historia, han optado por ver. Representa al "joven que seguía a Jesús" (después de que los Doce le abandonaran en Getsemaní), y que Marcos nos vuelve a presentar en el Sepulcro, vestido de blanco, anunciando a las mujeres la buena noticia de la Resurrección (Marcos 14,52 y 16,5). Representa al Centurión romano que "vio" como Jesús había muerto, y reconoció al hijo de Dios. Representa a las mujeres mirando … (Marcos 15, 40.47).
Lanzó la capa
Bartimeo "arrojó la capa, se levantó de un salto y se acercó a Jesús". El lenguaje expresa una mezcla de valentía, decisión y fe. El mendigo "lanza la capa": es una imagen muy gráfica y elocuente, que contrasta directamente con la del hombre rico y justo, del que nos hablaba el evangelio de hace dos domingos.
MENSAJE. 
Antes de llegar a Jerusalén, el evangelista pone ante nosotros la figura sorprendente de Bartimeo y su deseo de ver.
Querer ver exige valentía y generosidad. El camino de Jesús lleva a ver: ver el mundo real; ver al hombre concreto; ver la justicia y la injusticia que marca nuestras vidas; ver a los crucificados, y también a los resucitados. "Allí lo veréis", tendrán que decir las mujeres a los Doce (Marcos 16,7).
RESPUESTA. 
Ver para poder dar respuesta, y para disfrutar.
No todo el mundo se atreve a querer ver.
En un primer momento, los que acompañan a Jesús quieren hacer callar al ciego. "Todo el mundo le reñía para que se callara". Consideran que el grito del ciego es inoportuno. Ellos están haciendo una "cosa tan importante" como subir a Jerusalén para proclamar a Jesús "mesías y rey", ¡y ahora sale este infeliz con sus problemas! … Ellos "no ven" a la persona sino a un pobre infeliz inoportuno.
Cuando en una ciudad se hacen presentes personajes o acontecimientos importantes, se procura "limpiarla" de personas inoportunas. Hacerlas "invisibles".
Afortunadamente para Bartimeo, Jesús lo ve y se compadece. "Llamadle". Bartimeo no le estorba.
Hay que reconocer que, entre todos, hemos montado una Sociedad (y una Iglesia) de tal forma que hay personas que nos estorban a causa de su miseria, y buscamos la forma de no verlas. Pero Jesús se identifica precisamente con estas personas. Se identifica de tal manera que él mismo, derrotado, fue estorbo (Juan 19, 31). Es importante que nos paremos un momento a reflexionar que nos estorba y que no nos estorba, y por qué.
En todo caso, para entender y saborear el mensaje de Jesús nos hace falta saber ver al Crucificado (y a los crucificados) (Juan 12,32).
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. Es conocida la frase: "Sólo vemos con el corazón". ¿Qué opináis? Con relación a esto, ¿tenéis experiencia activa y pasiva (ver y ser vistos)?
  2. Los niños, ya de pequeños, suelen aprender que sólo son "vistos" si hacen cosas fuera de lo común, buenas o malas. ¿Podría ser ésta una de las causas del elevado y creciente incivismo de nuestra sociedad urbana? ¿Que debería incluir, una posible solución?
  3. Hay miradas que nos acompañan y nos ayudan a ser; también hay miradas que nos vigilan. ¿Como imagináis la mirada de Dios? 

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

lunes, 22 de octubre de 2012

Alocución del Gran Maestro del GPRDH en la San Miguel 2012

…El hombre solidario actúa siempre en beneficio ajeno, con renuncia de su propio interés, sin predica de dogmatismos, sin sermones moralistas ni fines de proselitismo. Finalmente, la solidaridad requiere avivar constantemente el sentido de fraternidad por encima de cualquier otra consideración, y es el precedente necesario para alcanzar La Paz.

…Un obstáculo importante para la unidad de los cristianos ha sido la pretensión de los Católicos de la supremacía papal sobre todas las comuniones cristianas. Esta causa originó el gran cisma de 1054, cuando la Iglesia Ortodoxa y la Católica se separaron y más tarde por la misma causa nacieron la Anglicana y las Protestantes del norte de Europa.…

MASONERIA CRISTIANA: Alocución del Gran Maestro del GPRDH en la San Miguel 2012

HOY !!! - John Shelby Spong, en Madrid



Redacción de Atrio, 20-Octubre-2012
El próximo lunes, 22 de octubre tendrá lugar una conferencia organizada por la Sección de Filosofía del Ateneo de Madrid en la que John Shelby Spong expondrá en profundidad sus teorías. La visita a España de este obispo episcopaliano se debe a la gestión de la FELGTB y de la asociación Marcel Légaut. La cita dará comienzo a las 19h en el salón de actos del Ateneo de Madrid (C/ Prado, 21). Ofrecemos una entrevista concedida a ABC con esta ocasión, verdaderamente extraordinaria.
El obispo episcopaliano ahonda en temas tan polémicos como el fundamentalismo religioso, el aborto o el uso del preservativo
Aurora Vasco ABC, 20/10/2012
John Shelby Spong, obispo de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, no le tiene miedo al progreso. A sus 81 años recibe en Londres la entrevista de ABC a través de Skype. Se encuentra en Europa para impartir conferencias en varios países, entre otros España. Sus «dudas» sobre los dogmas establecidos, –religiosa, social y politicamente–, le han conferido una imagen de «revolucionario» en su país natal, donde esta rama de la iglesia anglicana tiene cerca de dos millones de seguidores. Sus ideas también le han valido muchas críticas desde sectores más conservadores, que no comparten su postura.
Fiel defensor de los derechos civiles en los Estados Unidos, lleva décadas «combatiendo el seguimiento a pies juntillas de la Biblia». De ella dice que es «un libro que crece y que cambia», y que por tanto no puede entenderse como algo estático. Sus teorías, y con ellas la de la mayoría de sus colegas obispos, han desembocado en una lucha por los derechos de todos los seres humanos en igualdad y bendice el matrimonio entre homosexuales.
Pregunta.- Es usted miembro del «Seminario de Jesús», una reunión de 250 estudiosos de todo el mundo sobre la Biblia y el Nuevo Testamento. Además, participa en las investigaciones actuales sobre el Jesús histórico. ¿Cuál es su aportación en este terreno?
Respuesta.- El «Seminario de Jesús» intenta determinar cuánto del Nuevo Testamento puede ser definido como literalmente cierto, cuántos de los dichos de Jesús fueron dichos realmente por Él. Jesús vivió entre el año 4 antes de Cristo y el año 30 de nuestra era, y el primer testamento no fue escrito hasta el año 72, así que tenemos 42 años entre la crucifixión y la narración escrita de la historia de Jesús. Durante ese periodo de tiempo fue traducido del arameo –que es la lengua que Jesús solía usar en su conversación– y del griego, que es una lengua que ellos no hablaban. Así que no está escrito por testigos oculares, sino por la segunda generación de cristianos, que contaban la historia a la gente una y otra vez y pasó mucho tiempo antes de que lo recogieran por escrito. Es muy difícil determinar qué es lo que Jesús dijo literalmente o lo que realmente hizo. Son intentos de interpretar la vida de Jesús. Hay que leer la Biblia de un modo diferente, sin interpretaciones literales. Se puede ser cristiano sin interpretar las escrituras al pie de la letra.
P.- Propone todo un cambio en el sistema religioso establecido.
R.- Las interpretaciones de Jesús no pueden ser entendidas como fotografías de Jesús, no son grabaciones de Jesús. Una de las cosas que ha hecho el «Seminario de Jesús» es estudiar cada palabra que se le atribuye en el Nuevo Testamento. La conclusión del estudio, que duró 15 años, fue que sólo un 16% de las palabras atribuidas a Jesús fueron realmente pronunciadas por Él, y que el 84% restante eran interpretaciones de la Iglesia. No me puedo imaginar ni por un momento a Jesús diciendo «Yo soy la verdad» o «El que coma mi carne nunca tendrá hambre». No creo que eso fuera lo que Jesús dijo, pero es lo que la gente resumía de su experiencia con Jesús. Así que creo que tenemos un gran trabajo por delante para educar a la gente sobre lo que es la Biblia y también sobre lo que no es.
P.- Como obispo de la Iglesia Episcopaliana ha participado usted repetidas veces en las Conferencias Lambeth que cada 10 años celebra su Iglesia. ¿En qué consisten estas conferencias?
R.- Se reúnen obispos de todas las partes del mundo para tratar temas que están siendo discutidos globalmente. En 1988 el tema principal fue si las mujeres podían ser sacerdotes. La conclusión a la que se llegó fue que si las mujeres deseaban dar ese paso y ordenarse sacerdotes, estaba bien. En 1998, el debate se centró en el colectivo homosexual y se les terminó por dar la bienvenida y recepción a la vida en la Iglesia.
P.- ¿Y fue un debate fácil?
R.- Fue una de las peores conferencias, probablemente la peor a la que yo he asistido. Naciones como Estados Unidos, Escocia en particular y quizá Nueva Zelanda, tomaron liderazgo y nos empujaron a un trato más apropiado hacia los homosexuales. Sin embargo, países del tercer mundo de África, de Latinoamérica o del Sudeste de Asia fueron tremendamente negativos hacia el tema homosexual. Esto no significa que toda África comparta esta posición. De hecho, un gran obispo anglicano defendió acaloradamente a los homosexuales y les dio una abierta bienvenida a la vida en la Iglesia, pero hubo también obispos que se oponían.
P.- Algunos homosexuales aprovecharon esa «bienvenida» para entrar en el obispado estadounidense.
R.- A día de hoy tenemos dos obispos declaradamente gays en Estados Unidos, que han sido elegidos por sus iglesias, y son tremendamente apreciados en sus respectivas comunidades, uno en New Hampshire y el otro en Los Angeles. Cuando yo me retiré como obispo de Newark teníamos 35 gays y lesbianas sirviendo en la vida de mi diócesis y 31 viviendo abiertamente con sus parejas. Debo decir que eran magníficos sacerdotes y nunca tuve la más mínima queja sobre el comportamiento de mis clérigos gays o lesbianas, ni sexual ni de otro tipo.
P.- Es un paso muy importante para el colectivo homosexual.
R.- Sí. La Iglesia de Estados Unidos está creciendo en una manera mucho más abierta. Nuestro Presidente Obama ha apoyado el matrimonio homosexual, nuestro Vicepresidente también, el partido Democrático lo mismo, y éste ha sido uno de los puntos tratados en la última campaña a las elecciones. Los Estados Unidos ya no discriminan a las personas gays y lesbianas en las Fuerzas Armadas y eso fue un compromiso de la administración Obama. Uno de nuestros senadores conservadores dijo en una ocasión que no le importaba la inclinación sexual de los soldados siempre y cuando supieran disparar. Es ahí a donde hemos llegado como nación. Sobre este tema se ha evolucionado enormemente, pero en algunas partes del sur, de donde yo provengo, las personas son mucho más conservadoras que en el área de Nueva York, que es donde vivo.
P.- ¿También se ha evolucionado en la cuestión racial?
R.- Creo que podemos decir lo mismo sobre las razas. Si echamos la vista atrás vemos que en el siglo XIX hubo obispos cristianos que apoyaban abiertamente la esclavitud, y se apoyaban en la Biblia para defenderla. Más tarde, cuando la Guerra Civil acabó con la esclavitud e instauramos un sistema odioso llamado segregación, tuvimos obispos cristianos apoyando la segregación enarbolando para ello la Biblia.Nos enseñaron que los homosexuales eran enfermos mentales o depravados morales, y que la Biblia lo probaba. Nos enseñaron que la mujer era por naturaleza inferior al hombre, y que la Biblia lo probaba. Finalmente, en el siglo XX también nos apoyamos en la Biblia para deshacernos de todo eso.
P.- ¿Tanto se ha avanzado en la igualdad de sexos?
R.- La revolución femenina nos ha ayudado a ver a las mujeres como seres humanos completos. En Estados Unidos casi tuvimos una mujer Presidente en 2008, Hilary Clinton, y fue una competidora realmente dura para el Presidente Obama. Ya no queda sino reconocer que todos los seres humanos han sido creados a imagen de Dios, cada ser humano es amado por Dios en la persona de Jesús y que cada ser humano está llamado a ser todo lo que pueda ser.
«No quiero que nadie le diga a mis hijas que no pueden hacer algo sólo por ser mujeres»
P.- Entonces la frase «es un trabajo de hombres» le chirriará al oído…
R.- Soy padre de 4 hijas, y no quiero que nadie las discrimine, no quiero que nadie pueda decir a mis hijas que no pueden ser presidentas de Estados Unidos, o arzobispos de Canterbury o Papa sólo porque hayan nacido mujer. Quiero que tengan el derecho de hacer lo que sean capaces de hacer. Veo puertas abiertas a las mujeres en mi país que estuvieron cerradas para mi madre. Y no quiero que nadie diga a mis hijos o a mis nietos que ellos no van a ser capaces de ser algo. No veo ninguna razón para ignorar los esquemas del pasado, lo que debemos hacer es condenarlos. Muy a menudo no es un orgullo como cristianos ver el trato que se ha dado a las mujeres, a los gays y lesbianas, a la gente de color, etc. Hemos tratado a un montón de seres humanos de un modo muy negativo a lo largo de la historia del cristianismo. Eso no es compatible con la llamada de Jesús a amar a tu prójimo como a ti mismo, que Él mismo definió como el resumen de toda su palabra.
P.- Usted se sitúa en la línea de pensamiento del obispo J.A.T. Robinson, que causó impacto en los años 60 y 70 con libros como «Honest to God». ¿Qué puede decir al respecto?
R.- John Robinson ha sido mi amigo y mentor y he estudiado en detalle su vida. He intentado continuar con algunas de las cosas que él empezó. John Robinson no es un obispo radical, era sólo un obispo que intentaba cambiar el conocimiento contemporáneo que tenemos de la Biblia. No conozco ningún estudioso moderno que piense todavía que el evangelio de Mateo fuera escrito por Mateo, o que el evangelio de Lucas fuera escrito por Lucas, o el de Juan escrito por Juan, sino que lo fueron por comunidades que lo hicieron en lenguajes que jamás habló Jesús, y que intentan representar su conocimiento de Jesús. Esto es muy diferente a pensar que son hechos literales. John Robinson es uno de mis héroes.
P.- ¿Entonces no hay que seguir los preceptos de la Biblia a pies juntillas?
R.- La Biblia es un libro que crece y que cambia. Si miras a las partes más antiguas de la Biblia, Dios no parece amar a nadie más que a los judíos: abre el mar Rojo y ahoga a todos los egipcios. Sin embargo, el Nuevo Testamento dice que debes amar a tus enemigos y que debes bendecir a los que te persiguen. La Biblia es un libro cambiante y que crece, y es hora de que invitemos a nuestra gente a entender esta Biblia. La Biblia no está hecha al dictado de Dios, y esto para el fundamentalismo es un punto crítico.
P.- En los últimos días, hemos seguido en las noticias del juicio del ex mayordomo del Papa, Paolo Gabriele. ¿Cuál es su opinión personal al respecto?
R.- No quiero involucrarme en la historia del mayordomo del Papa, pero déjeme decir en defensa del mayordomo que parece que él veía apropiado lo que estaba haciendo. En la historia de los Estados Unidos, en 1776 creímos que lo mejor era declarar la guerra a Inglaterra para ganar la independencia, desobedeciendo por tanto a la Ley que había dictado Inglaterra para gobernar a las colonias. Si los Estados Unidos hubieran perdido esa guerra con Inglaterra, quizá George Washington habría sido colgado como traidor, pero no es así como funcionó la historia. Ese tipo de cosas están pasando continuamente.
«Ojalá la ventaja de Obama sobre Romney fuese mayor»
P.- Obama-Romney. ¿Quién se acerca más a los valores que usted defiende?
R.- Soy un ferviente fan de Obama, así que no es una pregunta fácil. Creo que Mitt Romney es una personada decente y que probablemente sería un buen presidente para 1950, pero no para 2012 ó 2016. Eso lo decidirá el pueblo americano. No siempre es fácil decidir quién será un buen presidente y quién no. Si sufriéramos una serie de desastres naturales, seguro que tanto Obama como Romney tratarían de solucionarlo. Cualquier presidente americano que hubiera estado en el poder durante los atentados del 11-S hubiera defendido la integridad de la nación. Espero que los dos luchen por la completa aceptación como seres humanos de la gente de color, los gays y lesbianas y las mujeres, que necesitan ser protegidos, pero Obama es claramente más fuerte en esos temas que Mitt Romney, o por lo menos el Partido Democrático es claramente más fuerte en esos temas que el partido Republicano. Aunque las encuestan posicionan a Obama con ventaja, yo desearía que esa ventaja fuera mucho mayor, pero esa es mi opinión política personal. Obama proviene de una experiencia vital en la que ha estado discriminado, y por eso entiende la discriminación. Probablemente bastante mejor que alguien como Mitt Romney que ha crecido dentro de un núcleo familiar muy rico y quizá nunca haya tenido que luchar demasiado por nada.
P.- ¿Aprueba el uso del preservativo?
R.- La verdad es que no me suelen preguntar mucho sobre este tema… Creo que la única manera de proteger a las mujeres de daños biológicos es permitir que puedan llevar a cabo una planificación familiar de un modo apropiado, así que apoyo la libertad reproductiva para ellas.
«El aborto debe ser seguro, legal y lo menos frecuente posible»
P.- Hablar de libertad reproductiva, ¿incluye el aborto?
R.- Hablar del aborto es más delicado. Si se hiciera una planificación familiar efectiva, el aborto se reduciría automáticamente. Cuando yo era obispo de Newark, en el centro de Newark, que era una ciudad muy pobre y con un alto porcentaje de gente de color, las niñas eran carne de cañón para los abortos. Era muy fácil que se quedaran embarazadas. Por un lado, tenemos la vida de una niña embarazada de 14 ó 15 años, y por otro la de un feto que aún no ha nacido. Es una decisión que afecta a una vida, pero yo no estoy de acuerdo con el tratamiento de todos los abortos como algo malvado. Creo que el aborto debe ser seguro, legal y lo menos frecuente posible. Las mujeres tienen el mismo derecho que los hombres para decidir sobre su vida, así que cualquier ley que las discrimine es equivocada. Si echamos un vistazo a Europa, los países que más ensalzan la figura de las mujeres vírgenes son los que más las discriminan. Es sólo en el norte de Europa donde ese simbolismo religioso ha quedado superado, y las mujeres han conseguido igualdad. La Iglesia tiene que empezar a cuidar su imagen y plantearse algunas cuestiones sobre si la Virgen María debe ser un icono para todas las mujeres o si es un icono impuesto por los hombres a las mujeres. Es uno de los grandes debates que tendríamos que afrontar.

sábado, 20 de octubre de 2012

Nota de los obispos de Cataluña ante las elecciones al Parlamento.


El Pueblo de Cataluña ha sido convocado a elegir a sus representantes en el Parlamento. Esta convocatoria de elecciones democráticas se hace en un momento particularmente delicado, sobre todo, por la situación de crisis económica grave que atraviesa nuestra sociedad, y también por la trascendencia de las opciones políticas para el futuro.

La Iglesia quiere continuar sirviendo a la sociedad catalana, como ha hecho a lo largo de los siglos, reconociendo los cambios profundos, sociales y culturales que se han producido en los últimos años y también los que se están produciendo en estos últimos meses. Lo hace teniendo presente aquellas palabras emblemáticas con las que se iniciaba la Constitución Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II, del inicio del cual celebramos el 50º aniversario: «la alegría y la esperanza, la tristeza y la angustia de los hombres contemporáneos, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son también el gozo y la esperanza, la tristeza y la angustia de los discípulos de Cristo, y no hay nada verdaderamente humano que no encuentre eco en el corazón de ellos» (GS 1).

De acuerdo con este espíritu, los Obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense queremos recordar a todos los católicos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que viven y trabajan en Cataluña, la necesidad de respetar en todo momento los principios éticos fundamentales, que han sido expresados ​​por el pensamiento social de la Iglesia: la dignidad de toda vida humana, desde la concepción a su muerte natural; el valor de la democracia, el diálogo y la voluntad de acuerdo, como formas de resolución de conflictos; el deber de todos, especialmente los gobernantes, de favorecer siempre el bien común como objetivo prioritario; la importancia de la justicia distributiva y de la justicia social para regular la economía de mercado; la atención solidaria a los más vulnerables; la defensa de los derechos de las personas y de los pueblos, y el respeto a las minorías, como base irrenunciable de cualquier construcción política; el rechazo de toda actitud dirigida a avivar la división social o la violencia; la promoción de la paz y la fraternidad entre los hombres y los pueblos.

En un régimen democrático, cada ciudadano debe poder manifestar las propias convicciones y hacer camino con los demás, pensando que «una sociedad que, en todos sus niveles, quiere positivamente estar al servicio del ser humano, es la que se propone como meta prioritaria el bien común, en tanto que bien de todos los hombres y de todo el hombre» (Compendio Doctrina Social de la Iglesia n. 165).

También queremos subrayar que las elecciones democráticas exigen el derecho y el deber de ejercer el propio voto, con libertad y responsabilidad. Estos requisitos se cumplen sólo si los ciudadanos, además de disfrutar de las condiciones externas que aseguren la ausencia de coacción, también reciben una información verídica y completa de las diferentes opciones políticas, de manera que puedan hacerse un juicio responsable a la hora de decidir su voto. Como ya decíamos hace un año, "hoy se han manifestado nuevos retos y aspiraciones, que afectan a la forma política concreta, de cómo el pueblo de Cataluña debe articularse y de cómo se quiere relacionar con los demás pueblos hermanos de España en el contexto europeo actual. Como pastores de la Iglesia, no nos corresponde a nosotros optar por una determinada propuesta a estos nuevos retos, pero defendemos la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto de la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos y que busquen con paciencia la paz y la justicia. Y alentamos el camino del diálogo y el entendimiento entre todas las partes interesadas a fin de lograr soluciones justas y estables, que fomenten la solidaridad y la fraternidad. El futuro de la sociedad catalana está íntimamente vinculado a su capacidad para integrar la diversidad que la configura." ("Al servicio de nuestro pueblo" 2011, n. 5)

Finalmente, hay que tener presente el deber de los ciudadanos a participar activamente en las elecciones legítimas, como miembros responsables de la sociedad, y así mismo exhortamos a todos los cristianos a que intensifiquen su oración para pedir que los futuros acontecimientos políticos favorezcan el bien común, la verdad, la justicia y la paz.

Barcelona, ​​5 de octubre de 2012