Traductor

martes, 20 de noviembre de 2012

REFLEXIONES DOMINICALES. FIESTA DE CRISTO REY. CICLO B.


FIESTA DE CRISTO REY. Año B.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/
PROYECTO DE HOMILÍA. 

Hemos llegado al final del Año litúrgico, y el Misal nos propone la fiesta de Jesucristo, Rey de todo el mundo. Es una fiesta instituida por Pío XI, y, en un principio, era celebrada el último domingo de octubre. El Concilio Vaticano II la situó como FINAL y RESUMEN de todo el año litúrgico.
El "lenguaje" de la fiesta en sí misma, en una sociedad plural como la nuestra, es bastante discutible. Sobre este punto podéis leer los APUNTES correspondientes al Año A (Cristo Rey).
Fijándonos en el texto evangélico que hemos leído, vemos que se usa la palabra "rey" con dos significados diferentes. Están los reyes "según este mundo" y los reyes "según la Verdad". Los reyes según este mundo necesitan soldados y súbditos que los defiendan y los sostengan. De hecho, son como "reyes de mentira". No son reyes, son sólo personas usadas para hacer de reyes.
En cambio Jesús es "rey de Verdad". Pero de esto sólo se dan cuenta y se benefician los buscadores y seguidores de la Verdad.
Pero, ¿qué es la Verdad?
Esta es la réplica que efectúa Pilatos (no recogida en el Misal, hoy) sin esperar respuesta. Pero esta es la pregunta decisiva, porque nuestra vida entera depende de la respuesta que damos.
MENSAJE. 
Hay una verdad sobre el Hombre: aquella que hemos ido descubriendo, gustando y celebrando durante todo el año litúrgico, año tras año, y que puede tener distintas formulaciones. El pasado domingo la contemplábamos en forma de "hijo del Hombre que llega sobre las nubes con gran poder y majestad". Es la verdad que nos hace darnos cuenta de que, con relaciones mutuas de fraternidad y de servicio, hemos sido llamados a ser reyes de la creación, asociados a la obra de amor iniciada por Dios. Esta es la Verdad. Jesús (El Hombre) es "rey de la Creación", sin súbditos, y con una maravillosa misión: ser testigos de esta Verdad. Como Jesús, cada ser humano puede decir: "Para esto he nacido y para esto estoy en el mundo".
RESPUESTA. 
Hoy esta expresión "el Hombre, rey de la Creación" se ha convertido en sospechosa debido a la destrucción que hemos hecho y estamos haciendo en nuestro "reino". Son demasiados los que entienden "reyes de la Creación" como si quisiera decir poder ser "amos y explotadores" de los otros y de la naturaleza.
Realmente, como reyes de la Creación, una gran mayoría de nosotros merece un suspenso total y absoluto. Quizás tendrán razón aquellos que quieren despojar al Hombre de este título que hemos deshonrado.
Pero es evidente que, con título o sin él, actualmente la especie humana tiene en sus manos, en buena y creciente medida, el destino de la Tierra y de los seres vivientes que lo habitamos.
Con título o sin él, es absolutamente necesario y urgente ocuparse en salvar el Planeta. Debemos hacerlo por fidelidad a la misión recibida, y también por nosotros mismos. Nuestro Planeta no es sólo como un almacén que somos capaces de "saquear", sino también el barco que nos sostiene y nos alimenta.
Parece claro que, al menos hoy en día, no puede haber una auténtica respuesta que no sea a la vez una respuesta ecológica.
En este sentido, podría ser interesante leer la famosa respuesta del líder indio Seattle al presidente de los Estados Unidos (que reproduzco en este mismo blog).
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. En una sociedad religiosamente plural, ¿os parece coherente con el Mensaje evangélico hablar de "Jesucristo, rey de todo el mundo"?
  2. Actualmente, y en vuestra opinión, ¿qué relación y qué vínculos existen entre fe y ecología?
  3. ¿Qué estaríais dispuestos a hacer, individualmente y como comunidad, para "salvarnos con el planeta", como dice la Agenda latinoamericana mundial del 2010?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)