Traductor

miércoles, 24 de abril de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 25 - Domingo V de Pascua - Ciclo C


(Ver Capítulo 0 presentación de los tertulianos)





TERTULIA – Domingo V de Pascua – Ciclo C 

Bet
En este breve relato de hoy me sobra la palabra "hijitos". Me acuerda que mi madre me llamaba "hijita" cuando nos discutíamos. Yo veía,  en ello, un intento de soborno afectuoso. Cuando tuvimos problemas con nuestra Pequeña, también me daban ganas de decirle "hijita mía: si tú lo eres todo para nosotros!", Pero no lo hice nunca, recordando a mi madre. La ternura, utilizada como arma para enternecer a los demás, me parece poco noble. Siempre recordaré, Julián, la discusión que tú tuviste con ella: me estremecía la dureza que utilizasteis tanto ella como tú. Pero dio resultado. Os cambió a ambos, ¿te acuerdas?
Julián
Perfectamente. También yo me asusté cuando vi el lenguaje que usábamos: ¡demasiado duro! En este caso, sin embargo, la dureza del lenguaje era un reconocimiento del valor del otro. Estoy de acuerdo con lo que has dicho: a veces el lenguaje afectuoso es un chantaje.
Víctor
Pero también hay situaciones en las que el lenguaje afectuoso es una forma de indicar la profunda tristeza de un momento determinado. No creo que aquí Jesús haga ningún tipo de chantaje. Sencillamente, se está despidiendo de sus discípulos antes de afrontar una situación terrible, que ellos de momento no entenderán. No sé … Yo no soy muy dado a las expresiones de ternura explícita (lo sabes muy bien tú, Magda), pero en este caso la situación de Jesús era muy especial.
Magda
Sí, la situación de Jesús debía ser muy especial. Pero este relato pertenece al evangelio de Juan, y este evangelio suele poner en boca de Jesús palabras y expresiones que de ninguna manera podían ser dichas por él mismo. El evangelista las pone en boca de Jesús para expresar la fe de las primeras comunidades cristianas que ya habían mitificado (en el buen sentido de la palabra) la persona de Jesús.
Bet
¿Quieres decir que Jesús no usó esta expresión?
Magda
No lo sé. Yo no estaba, y es difícil (por no decir imposible) reconstruir el lenguaje real de Jesús con los discípulos. Recordemos que los propios discípulos encarnan sobretodo actitudes. En este caso concreto, estoy convencida de que la palabra "hijitos" es puesta en boca de Jesús con toda la intención: indicar la actitud de los discípulos y hacerles cambiar.
La clave para interpretar el significado de esta palabra está en la expresión anterior "el hijo del hombre". Hay un juego de palabras entre "hijo" e "hijitos".
Julián
Pero tú nos has dicho siempre que la expresión "hijo del hombre" significa simplemente "el hombre".
Magda
Cierto. Pero aquí la expresión "hijo" es utilizada, también, para hacer un juego de palabras. Jesús es el "hijo" de la Humanidad porque es cien por cien humano. En él se realiza completamente el proyecto de Dios, según la Biblia: crear–engendrar al Hombre a su imagen y semejanza. Jesús es el "hijo" o el "primogénito". Por contraste, los discípulos no son aún plenamente "hijos"; son, de momento, sólo "hijitos" porque aún no se adecuan plenamente al proyecto de Dios. Para pasar de "hijitos" a "hijos" (hijos en el Hijo) deben llevar a la práctica el mandamiento (nuevo) de Jesús: "Como yo os he amado, amaos también vosotros". Dios es amor. En la cruz, Jesús ha visibilizado su amor mostrándose como vida–que–se–entrega. Por eso él es plenamente "hijo" de Dios. Los discípulos están invitados a darse cuenta de que no son todavía "hijos" sino sólo "hijitos". Ciertamente hay ternura, pero esa ternura no está tanto en la palabra como en la propia invitación a convertirse en plenamente hijos.
Bet
Pero eso que dices del amor y de la ternura … No sólo los cristianos aman (si es que lo hacen). Los que no somos cristianos también podemos amar como el que más. Si es como dices tú, todo el que ama se puede considerar hijo de Dios!
Magda
Me parece que dices exactamente lo mismo que nos quiere decir el evangelio de Juan. Dios es amor. Por eso, como bien dices, todo el que ama es hijo de Dios.
Julián
¡Bien, bien! Pero a mí no me liéis, ¡eh! ¡Yo ya tengo suficiente y de sobra con ser hombre e hijo de la Humanidad!
Víctor
Y, ¿también "padre", no? Como mínimo de vuestras hijas … Y, siendo médico, también te habrás sentido alguna vez padre de la salud de mucha gente. A veces, cuando le digo a alguien que te conozco, te ponen por las nubes …

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)