Traductor

miércoles, 17 de julio de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 37 - DOMINGO XVI DE ORDINARIO - Ciclo C


Tertulia en espiral



TERTULIA – DOMINGO XVI DE ORDINARIO – Ciclo C 

Bet
Nunca me hubiera imaginado que hubiera, en los evangelios, tantos relatos en donde las mujeres son protagonistas. Y, no sé por qué, he de reconocer que este de Marta y Maria me gusta. Me parece muy femenino y, sobretodo, muy real. Aunque me mosquea un poco eso de María sentada a los pies de Jesús. ¿Por qué, a los pies? Me gustaría más que fuera de igual a igual.
Víctor
Jesús era hijo de Dios. Nadie puede hablar con él de igual a igual. Pero seguro que si Jesús hubiera sido mujer, no encontrarías nada que decir …
Magda
La expresión "sentado a los pies" se usaba para indicar la actitud de discípulo. El discípulo escucha al maestro, y le escucha sentado, porque la enseñanza, propiamente, no crea dependencia sino que tiende a hacer al discípulo igual al maestro, que también está sentado. Por otra parte, no hay ningún problema en considerar Jesús como a mujer. En los evangelios, él personifica la experiencia exitosa del ser humano, que incluye hombres y mujeres. En este relato, escuchar a Jesús significa escuchar al ser humano; o mejor: escuchar a la Humanidad.
Julián
Me ha parecido que a ti, Bet, te gusta sobre todo la actitud de María. En cambio yo encuentro mejor la actitud de Marta, y tiene razón en quejarse. Es muy fácil dedicarse a “escaquearse” con alguien, dejando que los otros hagan el trabajo. Porque el trabajo se debe hacer y, ¡alguien lo debe hacer!
Víctor
De acuerdo, Julián. Pero también se pueden hacer las dos cosas: primero una y después la otra. Tú mismo, en tu Consulta, seguramente primero escuchas –sobretodo cuando alguien te viene por primera vez– y después haces lo que sea. Y permíteme una pregunta: Comparando la forma de hacer de médico de cuando empezaste y de ahora, ¿hay alguna diferencia en esto de escuchar a la gente?
Julián
¡Uf! ¡Por supuesto! Hay una diferencia abismal. Al principio, enseguida intentaba hablar yo, para indicar al paciente que la había entendido muy bien. Me parecía una manera de darle seguridad. Pero he ido aprendiendo que la única cosa que da seguridad a un paciente es que se sienta escuchado por el doctor. Y, en muchos casos, diría que él mismo se va curando a medida que charla. A veces, al final, le recetas una mejunje inofensivo, que seguro que "le irá muy bien", porque la mejora ya se ha dado sólo dejándole hablar.
Magda
¡Me parece interesantísimo esto que dices! Y también lo que has dicho antes tú, Víctor. Muchos comentaristas contraponen las actitudes de Marta y María; pero es mucho mejor esto que dices tú: primero una cosa, y luego la otra; primero escuchar y después actuar; como haces tú, Julián. Y, bien mirado, me parece que esto es lo que, aquí, quiere decir el evangelista. Es posible que la traducción que hemos leído no sea del todo exacta. Las palabras que Jesús dice a Marta seguramente serían traducidas mejor así: Marta, Marta, estás preocupada e inquieta por muchas cosas, cuando una primera es necesaria. La parte que María ha escogido es la buena, y no le será quitada. No lo dudo en absoluto: según los evangelios, escuchar es la primera cosa necesaria. Escuchar a la Humanidad. Sólo después de escuchar, podemos encontrar la manera correcta de servir. Porque, ¡también es necesario servir!
Bet
Esto es lo que, según dices siempre tú, Julián, hace más falta a los políticos. Explícalo tu mismo.
Julián
¡¿Qué quieres que explique, ahora?! No hay nada a explicar … Todos lo sabemos: los políticos son así: todos dicen que quieren servir al pueblo; pero cada partido ya ha decidido antes como se debe "servir". Es verdad: Algunas veces me enfado mucho: hay demasiadas ideas preconcebidas, … Y son los que gritan más. ¡Ideas preconcebidas! Este es el gran dolor de la política, porque las ideas preconcebidas pueden volverse leyes, ¡¿sabes?! Y es que eso de escuchar al pueblo –o escuchar a la Humanidad, como dices, tú– es más difícil de lo que parece. Es difícil creer en la gente. Muchos dan por supuesto que la gente es estúpida, y se les debe "conducir". A veces la política me produce asco. Pero, ¿qué quieres? ¡Algo se debe hacer! Si lo dejamos sólo para los fanáticos, aún sería peor.
Víctor
De acuerdo. Pero los políticos exponen su programa. Después, sólo el voto de la gente es decisivo.
Bet
¡No me dirás que te lo crees, eso que dices! Eso que dices es sólo la teoría, que no tiene nada a ver con la práctica. La realidad es que te hacen votar lo que ellos dicen. Y, encima, después hacen lo que les parece.
Magda
Estoy de acuerdo. Pero aquí la principal culpa no la tienen los políticos sino quienes les votan sin preocuparse demasiado de saber qué votan. Como se suele decir, cada pueblo tiene los políticos que se merece.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)