Traductor

martes, 13 de agosto de 2013

REFLEXIONES DOMINICALES. DOMINGO XX DE ORDINARIO. CICLO C.

DOMINGO XX DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo C.

PROYECTO DE HOMILÍA. 

La utilización que determinados terroristas hacen del Corán, el libro básico del Islam, lleva a que algunos pretendan, injustamente, encontrar textos inspiradores de violencia (Guerra Santa). Algunos de estos también intentan contraponer la supuesta agresividad del Corán con el mensaje pacífico y hermanador del Evangelio.
Es posible que, visto desde fuera, y si se buscan, en el Corán se puedan encontrar expresiones que parezcan invitaciones a la violencia.
Nótese, sin embargo, que esto mismo puede suceder con el Evangelio (y con todos los Escritos Sagrados de las diferentes Religiones): desde fuera, y si se buscan, se pueden encontrar expresiones que parezcan invitaciones a la violencia.
El evangelio que hemos leído hoy podría ser entendido así si lo leemos sin tener en cuenta ni su contexto ni una visión global del mensaje cristiano. De hecho, no son pocos los no–cristianos que así nos lo reprochan. Y por otra parte, es evidente que también ha habido, y todavía hay, demasiados cristianos que pretenden legitimar su violencia con frases extraídas del Evangelio.
"¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra?" …
Nos escandalizarían estas palabras de Jesús si no conociéramos como fue y qué ocurrió con su vida, y con la vida de tantos discípulos de las primeras comunidades cristianas.
El conocimiento de la vida de Jesús nos deja bien claro que aquí Jesús no habla del fuego y de la división como si fuera un programa de acción sino como una triste consecuencia que hay que asumir.
Tanto en tiempos de Jesús como en la actualidad, vemos que, cuando alguien busca sinceramente el bien de todos, y sobretodo de los oprimidos, siempre se encuentra con la reacción violenta de todos aquellos que se benefician de la injusticia y de la opresión.
Realmente, estamos ante uno de los misterios más incomprensibles y vergonzantes de la especie humana: quien trabaja sinceramente para una paz justa y universal provocará la guerra como reacción de algunos, el que busca la libertad para todos provocará el despertar violento de los esclavizadores; quien trabaja por esa unidad que nace del respeto y de una actitud de comunión, se encontrará con la acción separadora de quienes practican aquello de "divide y vencerás".
"He que pasar la prueba de un bautismo"
Para el pacificador, el precio de la Paz es aceptar ser víctima de la guerra.
Para el liberador, el precio de la Libertad es caer en manos de los opresores.
El precio de hacerse pan de comunión es exponerse a ser triturados como el trigo.
El precio de dar la vida es correr el riesgo de que haya un "Judas" que la tome para vendérsela por treinta monedas (Mateo 26,15).
MENSAJE. 
El mensaje del evangelio de hoy es triste. Pero no es la tristeza la que tiene la última palabra sino la generosidad suprema. Vale la pena hacerse paz, aunque seamos víctimas de la guerra. Vale la pena hacerse pan de comunión aunque alguien nos triture … Aquello que hemos "visto" en Jesús cambia esta primera valoración negativa, ya que en él descubrimos que la muerte es resurrección, y que el pan triturado es pan viviente que da vida.
Así, pues, el aparente fracaso es provisional.
RESPUESTA. 
Si buscar la paz termina, de hecho, provocando la guerra; si la comunión acaba trayendo división … ¡Quizás sería mejor dejarlo correr, y que las cosas continúen como estaban antes!
Sería una mala respuesta. Los males de la guerra o de la división, en realidad no son provocados por la paz o por la comunión sino que ya estaban antes, si bien no "aparecían" por falta de contraste. Tampoco la oscuridad "aparece" hasta que en algún lugar no brilla la luz.
Como ya nos advierte el Evangelio de Lucas (Lucas 2, 25 ss), cuando los padres de Jesús presentan al templo su hijo, el Viejo Simeón nos da la clave para interpretar su vida: "Este niño será motivo de que en Israel muchos caigan y otros se levanten; será una bandera discutida y a ti misma una espada te atravesará el alma. Así es como se revelarán los sentimientos escondidos en el corazón de muchos".
Los sentimientos negativos ya estaban, a pesar de estar escondidos. La acción liberadora de Jesús hará que se manifiesten. Entonces, cada uno deberá decidir. "Vosotros sabéis adivinar el tiempo por el aspecto de la tierra y el cielo, ¿y ahora no adivináis qué momentos estáis viviendo? ¿Por qué no juzgáis vosotros mismos qué debéis hacer?”.
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. "Vosotros sabéis adivinar el tiempo…, ¿y ahora no adivináis qué momentos estáis viviendo? ¿Por qué no juzgáis vosotros mismos qué debéis hacer?”.
  2. ¿Qué os parece: la fidelidad al Hombre depende sobretodo del "libro" que inspira nuestras vidas (Biblia, Evangelio, Corán, …), o de aquello profundo que existe en el corazón de cada hombre?
  3. Entre nosotros suele aplicarse la palabra "terrorismo" a grupos violentos que actúan al margen de la ley. Pero desgraciadamente hay muchas formas de terrorismo, algunas muy bien disimuladas y legales. Ved de descubrirlas.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)