Traductor

sábado, 10 de agosto de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 41 - ASUNCIÓN DE MARÍA - Ciclo C



Tertulia en espiral





TERTULIA – ASUNCIÓN DE MARÍA – Ciclo C 

Víctor
No acabo de ver la relación de este evangelio con la fiesta de la Asunción que celebramos. El relato habla de María que subió a la montaña, cuando era joven; en cambio la fiesta de la Asunción se refiere a cuando murió y subió al cielo.
Julián
Hombre, mira: ¡el caso es "subir"! Aunque esto de subir al cielo, no sabes si "subes" o "bajas", porque la tierra da vueltas …
Magda
Se suele imaginar la Asunción como un subir. Pero su significado es ser asumido, ser acogido. No se trata de "subir" sino de ser acogido por alguien en su ámbito vital. Por ejemplo: hoy, que nos hemos reunido en vuestra casa, podríamos decir que Víctor y yo somos asumidos (acogidos) por vosotros.
Bet
Y es para nosotros un placer y un honor. Estáis en vuestra casa.
Víctor
Pues, si para vosotros es un placer, imaginad como lo será también para nosotros.
De todos modos, en la fiesta de hoy, se supone que María es acogida en el cielo, y el Evangelio, aquí, no habla para nada del cielo.
Bet
Yo ya estoy acostumbrada a que, en religión, si algo se puede decir de una forma complicada parece mejor que decirla de una forma clara y sencilla. Tan fácil como sería decir que María fue asunta o acogida por Dios. Pero no: nos lían con eso con eso del cielo, ¡como si María hubiera subido hacia arriba como un cohete!
Julián
"Asunta al cielo" es más fácil de imaginar que no "asunta por Dios". El cielo, de alguna forma, lo vemos. En cambio a Dios no le ha visto nunca nadie, ¡ni le verá!
Magda
¡Son lenguajes simbólicos! Hablar del cielo es hablar del ámbito de Dios. Igualmente es cuando se habla de la montaña; en las montañas solían haber los santuarios. El templo de los Judíos estaba en la montaña de Judá. Pero el evangelio que hemos leído pone en boca de María una expresión terrible que va mucho más allá de nuestras imaginaciones. No habla ni de cielo ni de templos ni de montañas, sino de humildes y de pobres, en contraste con poderosos y ricos. Es en ellos que se da la auténtica asunción. No se habla directamente de la asunción de María sino de la asunción de los humildes y de los pobres. "Dispersa a los soberbios de corazón, derriba a los poderosos de sus tronos y ensalza a los humildes. Llena de bienes a los pobres, y los ricos regresan sin nada". María se identifica con los pobres y humildes, y esto le permite proclamarse bienaventurada.
Víctor
¡¿Quieres decir que la Asunción de María no fue ningún privilegio suyo personal por el hecho de ser la madre de Jesús?!
Magda
Según los evangelios, todo el que construye humanidad es "madre" de Jesús. Jesús personifica al Hombre en plenitud, y es engendrado por todos aquellos que construyen humanidad. En cambio los poderosos, los ricosdeshacen humanidad. Llevan al Hombre al Calvario. Afortunadamente el Calvario no significa el fracaso del Hombre sino el fracaso del Poder. En el Calvario, los poderosos matan al "rey" (fuente de su falso Poder) y, sin saberlo, ensalzan "al Hombre".
Construir humanidad, o destruir humanidad: esa es la cuestión. Todo lo demás son formas de lenguaje, más o menos acertadas.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)