Traductor

miércoles, 4 de septiembre de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 45 - DOMINGO XXIII DE ORDINARIO - Ciclo C


Tertulia en espiral




TERTULIA – DOMINGO XXIII DE ORDINARIO – Ciclo C 

Julián
Si un predicador se presentara en casa y hablara así a mis hijas, os aseguro que le cosía la lengua y le taparía la boca con todo un rollo de esparadrapo, ¡para que no pudiera predicar nunca más! Pero, ¡¿qué tonterías son estas?! ¡¿Hay que amar a alguien más que a los padres o a los hijos o a la mujer?! ¡¿Quién puede ir por el mundo predicando algo así!?
Víctor
Tú le coserías la lengua, y a Jesús le clavaron en la cruz … ¡Debe ser realmente muy "grave" predicar esto! … Pero intuyo que aquí el amor a Jesús no se contrapone al amor a las personas más queridas. Habla, incluso, de amarle a él más que a la propia vida. Esto debe tener un significado más profundo.
Bet
A ver … No quiero decir que no esté de acuerdo contigo, Julián, pero me sorprende que te lo tomes tan mal. Si tú mismo, hace cuatro días, ¡me decías algo parecido!
Julián
¿Que te dije una tontería así? … Niña: ¡tú estás delirando!
Bet
¿No te acuerdas? Llegaste a casa hecho una fiera porque, en el Partido, os habíais discutido sobre un individuo de los vuestros que se había aprovechado del cargo para "hacer un regalito" a su mujer, y algunos se mostraban bastante comprensivos … "Cuando alguien acepta un cargo de responsabilidad –respondiste–, se debe olvidar de esposas, hijos y ‘queridas’. Y si no, ¡que deje el cargo!"
Julián
Mujer: ¡esto no tiene nada que ver! Una cosa es trabajar para el pueblo, y otra ir por el mundo predicando que tú eres quien sabe quién, y que todo el mundo te debe amar por encima de todo.
Bet
Bueno … Magda nos ha dicho muchas veces que, en los evangelios, Jesús representa al Hombre, o la Humanidad … De todas formas sigo sin entender por qué, si es así, habla en primera persona. La verdad es que sus palabras suenan muy mal.
Magda
De hecho, el propio evangelista ya deja claro que Jesús no dijo, él mismo, estas palabras, sino que es él, el evangelista, quien las pone en boca de Jesús muchos años después.
Víctor
Y, ¿cómo sabes tú esto?
Magda
Lucas es un escritor muy bueno, y sabe usar diferentes técnicas de lenguaje para hacer entender lo que quiere decir. Ya os hablé del paralelismo bíblico. Consiste en decir una misma cosa con dos frases diferentes.
Bet
Y, ¿para qué dos frases para decir una sola misma cosa? …
Magda
Así se consigue una visión estéreo de la situación. Ocurre como en nosotros, que vemos las cosas en relieve gracias a tener dos ojos. En este caso, a través de un paralelismo, Lucas indica claramente que las palabras que pone en boca de Jesús no las podía decir Jesús en persona. Nótese que la segunda frase del paralelismo habla de la cruz con un significado positivo. Es imposible que Jesús hablara así de la cruz, que era un instrumento horroroso de tortura. No fue hasta después de la muerte de Jesús, y a la luz de la resurrección, que los discípulos comenzaron a dar a la cruz un significado positivo, como seguimiento a Jesús.
Julián
Pero, ¡¿por qué este tal Lucas pone en boca de Jesús unas palabras que nunca dijo?! ¡Esto es engañar a la gente! ¡¿O es que ese tal "Jesús" es un invento de los evangelistas?!
Magda
Los Evangelios no son, ni pretenden ser, biografías de Jesús. Pero fue a partir de la experiencia de Jesús, de su manera de vivir, de sus palabras y, sobretodo, de la forma en que fue muerto y murió, que mucha gente descubrieron nuevos horizontes para la vida humana. Y esto es lo que recogen y transmiten los Evangelios. Nos presentan estos nuevos horizontes en la persona de Jesús, atribuyéndole palabras, acciones, comportamientos, resultados, … porque no se quedan en el Jesús individual y concreto que vivió en tiempos de Herodes y Pilatos, sino que dibujan al Jesús de la fe; el Jesús que, para los discípulos, se había convertido en el hombre–muestra, en el criterio de Humanidad triunfante. El Jesús de los Evangelios no es una persona inventada sino expandida, como un árbol es la expansión de la semilla que lo hizo nacer.
Víctor
Por tanto, según tú, "amar a Jesús" en realidad significa amar a la Humanidad por encima de todo. O mejor: amar a las personas más próximas en un horizonte de amor a la Humanidad. Me parece muy clarificador.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)