Traductor

miércoles, 2 de octubre de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 49 - DOMINGO XXVII DE ORDINARIO - Ciclo C


Tertulia en espiral




TERTULIA – DOMINGO XXVII DE ORDINARIO – Ciclo C 

Julián
"Danos más fe". Me parece muy extraña esta petición de los apóstoles. Yo siempre había entendido que esto de la fe depende de cada uno. Los que tienen fe es porque han decidido tener. Y también han decidido si tiene poca o mucha, en una religión o en otra …
Víctor
No. Las cosas no son tan sencillas. Quizás vistas desde fuera, lo pueden parecer, pero desde dentro no es tan fácil. Yo no he decidido nunca creer o no creer. En realidad no sabría ni imaginarme como no–creyente. Sí: podría hacer como tú, Bet, y dejar de practicar … Pero creer o no creer es otra cosa. ¡Si en cada momento experimento que mi vida no termina ni comienza en mí, como podría vivir como si todo dependiera de mí! ¿Todo depende de la casualidad? ¿Y quién es, esta señora?
Bet
Pero tú sigues yendo a misa porque quieres. En vez de ir a misa, podrías ir a una mezquita, o una sinagoga … o, ¡a encuentros de espiritismo! O no ir a ninguna parte. ¡Eres tú quien decide!
Víctor
Sí. Y podría hablar chino, o alemán o holandés … Pero hablo catalán, y esta es la lengua con la que pienso porque he nacido aquí. Pero yo no he decidido nacer aquí. Y si quiero servirme de otra lengua, debo traducir.
La religión de cada uno es como la lengua. Puedes hablar como quieras, o no hablar. Pero la lengua–base no la eliges. Te la encuentras. Forma parte de ti mismo.
Julián
De acuerdo, de acuerdo. Pero en todo caso, no entiendo que alguien pida que "le den más fe".
Magda
Es bastante frecuente, en personas religiosas, entender la fe como un poder o una fuerza que permite hacer cosas difíciles o imposibles. En estos casos, la fe está mezclada con superstición (¡si no es pura superstición!). Seguramente hay algo de esto en la petición de los apóstoles. De hecho Jesús deja entender que, de fe, no tienen ninguna. Y poniendo un poco de ironía, les dice que, sólo que tuvieran un poco, podrían "divertirse" haciendo cosas tan espectaculares como trasplantar árboles en el mar.
Víctor
Parece que Jesús quiere explicar esto de la fe poniendo como ejemplo el comportamiento de los criados de una casa. Pero no veo la relación. Por otra parte, es muy sorprendente que diga que nos debemos sentir como "siervos inútiles". Lo encuentro un lenguaje inapropiado, que no pega con el Evangelio.
Magda
El tuétano del Evangelio es saber y asumir que Dios nos hace hijos. Y en esto consiste la fe. La relación padre–hijo tiene carácter de don, porque empieza con la libertad de Dios. Pero puede ocurrir que, a veces, no aceptemos ser hijos, y prefiramos "relacionarnos" con Dios como sirvientes. En este caso, también podemos pretender que "se nos pague" por nuestros servicios con más "fe", entendida como "poder".
Bet
Yo, cuando aún iba a misa, recuerdo que se puso muy enferma una amiga mía, y yo rogaba mucho para que se curara. Y también pedía tener más fe, porque me decían que, cuanta más fe tienes, más se cumple lo que pides. Pero, nada: mi amiga se murió. De esto ya hace bastante tiempo … Pero ayudó mucho a que yo perdiera la fe en la fe. Esto de la fe es un cuento chino …
Magda
No quisiera meterme en tu interioridad, que quiero respetar del todo. Pero tú misma lo has dicho muy bien: has perdido la fe en "tu fe", que imaginabas como una forma de "poder". Personalmente pienso que esto es un paso adelante por tu parte, porque la fe–poder no es realmente fe, y tú ya te has liberado. En cambio, a pesar de lo que dices, no estoy segura de que no tengas esa fe de la que habla el Evangelio. La fe del Evangelio se puede expresar de muchas maneras. Puede expresarse con hechos, y sin palabras. Dices que no crees en Dios como padre, pero, en cambio, otras veces has dicho (y tu manera de vivir lo corrobora) que crees en la vida. Y no te sientes "esclava" de nadie, porque, como dijiste hace unos días, la libertad es la "moneda perdida que tú has reencontrado".
Víctor
Quizás este evangelio, como ya ocurría con aquel otro del Hijo Pródigo, nos quiere decir que, si nos empeñamos en ser "sirvientes", nos debemos considerar inútiles y sin mérito. En cambio la fe consistiría en aceptar ser "hijos". Como hijos, ya no vale aquello de "con mérito" o "sin mérito"
Bet
¡Si fuéramos hijos, Dios nos trataría mejor!
Julián
Bueno … Otras veces hemos dicho que los padres sabemos mejor que los hijos lo que realmente les conviene. Y, en el fondo, esto es lo que intuyen ellos mismos. Los creyentes deberían estar convencidos de que lo que les ocurre es lo mejor para ellos …
Yo no soy creyente, ya lo sabéis, pero tengo que reconocer que, a veces, me iría bien. Tiene sus ventajas
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)