Traductor

miércoles, 27 de noviembre de 2013

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo I de Adviento - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
Entrevista
Evy
Buenos días, Fid'ho. Eres el protagonista del evangelio de hoy: habla tres veces de ti. Pero, ¿quién eres realmente? ¿Perteneces al presente, al pasado o al futuro? ¿Viniste hace ya dos mil años o aún te hemos de esperar? ¿Cómo tenemos que hablar de ti, los periodistas?
Fid'ho
Los periodistas vivís en el tiempo, y habláis de las cosas que pasan en el tiempo, que tiene pasado, presente y futuro. Yo también vivo en el tiempo, pero mis raíces están antes del tiempo, y mi horizonte lleva más allá del tiempo. Podéis hablar de mí, pero para entender quién soy, hay que mirar más allá y más acá del tiempo.
Evy
¡¿"Más allá y más acá"?! ¡Todo lo que existe está dentro el tiempo!
Fid'ho
Lo que existe es temporal. En cambio lo que es participa de la Eternidad. Tiempo y Eternidad son cosas muy diferentes.
Evy
La Eternidad, yo la entiendo como un tiempo que no se acaba nunca…
Fid'ho
El tiempo es como un suspiro de la eternidad. Si imagináramos la Eternidad como el mar, el tiempo sería la aventura de unas gotas de agua que, haciéndose vapor, forman nubes, y lluvias, y fuentes, y ríos, hasta reencontrar el mar.
Evy
¿Los humanos somos gotas de agua?
Fid'ho
Somos gotas de Vida. Hay una gran diferencia entre el Mar y la Eternidad, así como entre el Agua y la Vida. El agua, cuando se reencuentra con la Mar, es igual que cuando salió; en cambio los humanos nos reencontramos con la Vida enriquecidos con la conciencia de ser vivientes. El tiempo es como un curso de capacitación para la Vida consciente, libre, activa y generosa.
Evy
Las gotas de agua salen del Mar empujadas por los vientos o evaporadas por el sol. ¿Qué provoca las gotas de Vida? ¿Qué hace nacer a la Humanidad?
Fid'ho
Un experto como tú, ¿no conoce la respuesta? Aprende de tu propia experiencia. ¿Cómo vive la vida?
Evy
La vida "vive"… difundiéndose, … Crece, se expande…
Pero, si los humanos nacemos de la Vida que se difunde, ¿de dónde vienen el dolor y la muerte?
Fid'ho
Para los que acogen la Vida, la muerte marca el cumplimiento del tiempo y el reencuentro con la Eternidad. Es la finalización del curso de aprendizaje y la entrada a la Vida–plenitud.
El dolor es otra cosa. Hay muchas clases de dolor.
  • Hay dolores de parto. La almendra, para nacer, tiene que romper la cáscara que hasta entonces la protegía. Son dolores gloriosos.
  • Hay dolores que nacen del miedo a la Vida. La vida es una aventura, y es necesaria valentía. La poca valentía genera dolores.
  • Hay dolores que nacen de falta de generosidad. La vida es generosidad. Resistirse a los impulsos de la generosidad, genera dolores muy variados.
El dolor, personal o colectivo, es una invitación a crecer, a desinstalarse, a romper vínculos que aún nos dominan. Bienaventurados los que entienden el dolor como una pedagogía de la Vida. El dolor se supera abriéndose a la Vida.
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 26 de noviembre de 2013

REFLEXIONES DOMINICALES. DOMINGO I DE ADVIENTO. CICLO A.

ADVIENTO I. Año A.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/
PROYECTO DE HOMILÍA. 

Comenzamos un nuevo Año Litúrgico. Nuevamente el AÑO A, con el evangelio de Mateo como fuente principal de los fragmentos evangélicos que se leerán.
Aunque el año litúrgico comienza con los cuatro domingos que nos preparan para la Navidad, este primer domingo de Adviento es también el primer domingo del Año, y el Misal nos hace leer un fragmento del final del Evangelio. Parece una buena pedagogía que, ya desde el primer momento, se nos presente el horizonte final hacia el que avanzamos. Todo el año litúrgico, con sus fiestas y celebraciones (Navidad y Pascua), mira hacia su término: el advenimiento del hijo del hombre (el Hombre).
El relato que hemos leído es realmente sorprendente: ¡el evento más importante y esperado de la Historia de la Humanidad –la venida del hijo del Hombre–, nos puede pasar desapercibido si no estamos muy atentos! ¿Cómo es posible?
Es porque es un evento que no se impone sino que sólo se expone como una oferta. No podemos convertirnos en imagen de Dios a la fuerza. Es una oferta que se nos hace, la belleza y la bondad, de la que sólo podemos "verlas" si hemos elegido la opción de la bondad. Sólo un hombre que haya decidido ser bueno quedará admirado por la belleza de la bondad. Sólo un hombre semejante a Dios ve la belleza de la vida de Dios.
Los Evangelios son, en cierto modo, una corrección–ampliación de lo que dice el Génesis, primer libro de la Biblia. El Génesis nos habla del Hombre (hombre y mujer) como el único ser creado a "imagen de Dios". Esto es afirmado con solemnidad para dejar muy claro que nada de lo que hay en el Cielo o en la Tierra no es dios ni imagen de Dios, ni debe ser adorado o venerado. A Dios no le ha visto nunca nadie, y tenemos de Él una única imagen que Él mismo nos ha dado: el ser humano.
Pero el ser humano actual está muy lejos de ser imagen de Dios. Dios es libre y creador, y el Hombre no puede ser imagen suya si no se hace libre y creador. Así, desde el punto de vista de los Evangelios, en el Génesis el Hombre no es totalmente creado sino que sólo "comienza" su historia; una Historia que va caminando hasta que los Humanos, desarrollando el don recibido (libertad y creatividad), seamos realmente semejantes a Dios o imagen de Dios. Entonces veremos "aparecer" al hijo del Hombre, el Hombre perfecto.
Y aquí está la cuestión: sólo podemos "ver" al hombre imagen de Dios si ya somos suficientemente humanos. Dicho de otro modo: sólo podemos ver la llegada del Hombre perfecto si vivimos “de cara” a los hombres. Si vivimos “de espaldas” (despreciando, utilizando, dominando… a los demás), no veremos absolutamente nada. Seríamos como ciegos. Ver o no ver el Hombre; ser "tomado" por la Humanidad o ser "dejado", es una cuestión personal de cada uno. El comportamiento exterior es ambivalente. Es en lo más profundo de sí mismo que cada uno decide si vive de cara a los otros o si vive de espaldas. "Si hubiera dos hombres juntos en el campo, quizás uno fuera tomado y el otro dejado si hubiera dos mujeres moliendo juntas, quizás una fuera tomada y la otra dejada".
Los evangelios nos presentan la figura de Jesús como una "parábola viva" de este proceso de humanización. En él se nos muestra anticipadamente el término de la Historia humana. La muerte–resurrecciosa de Jesús (vida que se entrega) es la imagen perfecta que nos permite ver ya el proyecto de Dios plenamente realizado.
El Hombre es criatura de Dios, pero no es un simple producto. Dios nos ha creado "creadores". Estamos invitados a crearnos mutuamente estableciendo entre nosotros relaciones de amor. Nos hacemos humanos creando Humanidad. Así el don recibido se convierte también obra y mérito nuestro. Sin dejar de ser criaturas nos convertimos también en hijos porque participamos de la propia Vida de Dios. Hijos en el Hijo.
Hemos sido dotados de libertad. Pero la libertad es un reto: es para crear humanidad, pero también podemos abusar de ella para deshumanizar. La libertad hace posibles el amor y la creatividad, pero también su inhibición, la cual se manifiesta en forma de pereza, orgullo, cobardía, odio… tan presentes en nuestro mundo.
MENSAJE. 
Al comienzo de un nuevo Año Litúrgico, las Lecturas que hemos hecho nos presentan el horizonte al que estamos llamados, y la necesidad de estar atentos para no errar el camino. Estar atentos a cada ocasión que se nos presente de hacer humanidad, porque no sabemos si volverá a presentarse. No aprovechar cada ocasión podría tener como resultado nuevas víctimas del mal y de la injusticia. "Una sonrisa oportuna puede salvar una vida".
RESPUESTA. 
La larga historia de la humanidad está formada por horas y minutos. Cada momento ofrece su invitación a construir humanidad. "Seamos conscientes del momento en que vivimos", nos dice San Pablo en la segunda Lectura.
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. Cada año recomienza el año litúrgico, pero cada año lo vivimos de forma diferente a los anteriores. ¿Notáis como cambiáis de un año a otro? ¿Cómo describiríais este cambio?
  2. En las Lecturas se nos invita a estar atentos a la venida del hijo del Hombre. ¿Qué puede significar esto, hoy y aquí?
  3. En Ciencia, "Historia" significa la narración ordenada de hechos pasados documentados. Pero en la Biblia, "Historia" tiene un sentido mucho más profundo. ¿Cual?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


miércoles, 20 de noviembre de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 55 y último - FIESTA DE CRISTO REY - Ciclo C

Tertulia en espiral



TERTULIA – FIESTA DE CRISTO REY – Ciclo C 

Bet
Escucha, Víctor: os paséis mucho con el título de esta fiesta de hoy. "Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey de todo el Universo". Me parece un título provocativo. ¡¿No sabéis que cuatro de cada cinco personas no son cristianas?!
Víctor
¡Ay, Bet! ¿Qué quieres que te diga, yo? Quizás se trata de un título antiguo … No sé … Quizás habría que cambiarlo, hoy. Me parece extraño que el Concilio Vaticano II no lo cambiara, ya que puso al día muchas cosas …
Julián
Yo también he encontrado muy sorprendente este título. Ahora, si es verdad lo que siempre dices tú Magda, que Jesús significa el Hombre … Yo diría que el lenguaje es del todo desafortunado, pero el contenido … De todos modos, tampoco me gustaría eso del Hombre rey del Universo. Me parece demasiado pretencioso …
Magda
Estoy de acuerdo. Además: recuerdo lo que dijiste, tú Víctor, una vez: Jesús maestro, líder, rey … fue llevado al Calvario, y no pasó de allí. Después de la Cruz, Jesús no debe ser visto como líder ni maestro ni rey … Él es el resucitado que da su Espíritu humanizador. El Espíritu humaniza desde dentro; no desde ningún trono real
Víctor
De todas formas, en el evangelio que hemos leído, el buen ladrón sigue hablando del reino de Jesús.
Magda
Sí: el ladrón convertido habla de reino. Pero Jesús, no. Él habla del Paraíso. Lucas, usando esta palabra, establece una conexión con los "inicios" de la Humanidad: lo que antes se llamaba el Paraíso terrenal de Adán y Eva.
Bet
¡Ah, siii! Uy! ¡Me lo habían contado muchas veces! Todo lo de la serpiente y de la manzana. ¡¡¡Y los echaron del paraíso sólo por comer una manzana!!!
Víctor
No fue por comer una manzana, ¡sino por desobedecer a Dios!
Magda
El mito del Paraíso es una auténtica maravilla. Cuando lo entiendes, dice más sobre el Hombre que el más moderno tratado de Psicología. Y tiene una gran actualidad.
Julián
No nos dirás que te las crees todas esas leyendas …
Magda
No hablan de ningún manzana. Hablan de dos árboles, ambos en el centro del Paraíso: el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal. El fruto de este último es tan venenoso que, comiéndolo, se introduce la muerte en la Humanidad. No hacen falta grandes explicaciones. Lo enseña trágicamente la experiencia de cada día.
El "conocimiento del bien y del mal" es cuando nos arrogamos el derecho a imponer a los demás lo que está bien y lo que está mal, y a juzgarles y condenarles según nuestros criterios. ¿Por qué os parece que mataron a Jesús? "Nosotros tenemos una ley, y según esta ley este hombre debe morir". ¡Así de simple! ¿Cuánta gente ha sido asesinada en nombre del bien o del mal, de la ley, de la moral? …
Los humanos, de mil maneras, "comemos" del fruto de este árbol, y así perdemos el otro árbol: el de la vida. En la Cruz, Jesús vuelve a ofrecer el árbol de la vida del que él mismo cuelga como fruto. El "conocimiento del bien y del mal" sirve para juzgar, condenar y matar. El árbol de la Cruz sirve para perdonar y salvar.
Bet
También de esto me habían hablado: de la Cruz, como árbol de la Vida. Nunca lo entendí. De hecho, me estoy dando cuenta que de pequeña no entendí nada de nada. Lo que me enseñaron de pequeña sobre religión, ha sido para mí como una vacuna contra la religión …
Magda: ¿me admites como "socia" al estudio de los Evangelios, ahora que acabamos estas tertulias?
Magda
¡Por supuesto! ¡Y lo pasaremos muy bien!

===================================================
Llegados al final del Año litúrgico, termina también TERTULIA en espiral.
La finalidad de estos comentarios ha sido ensayar nuevos lenguajes para entender, expresar y comunicar el mensaje humanizador de los Evangelios. Durante el nuevo Año litúrgico –Año A– intentaré seguir buscando este objetivo ayudándome (¡si lo consigo!) De otro género literario: la entrevista. El título será: Entrevistas con Fid’ho.
Fid’ho es abreviatura de Hijo del hombre (Fill d’home –en catalán–). Por tanto, la entrevista será al más alto nivel. Pido al posible lector que perdone mi osadía. Como periodista, hará las entrevistas Evy.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 19 de noviembre de 2013

REFLEXIONES DOMINICALES. FIESTA DE CRISTO REY. CICLO C.

FIESTA DE CRISTO REY. Año C.
Por cerezo Barredo
http://servicioskoinonia.org/cerezo/
PROYECTO DE HOMILÍA. 

Sobre esta fiesta en sí misma también puede ver los apuntes correspondientes al Año A y Año B.
Hemos llegado al final del año litúrgico. Tras bastantes semanas leyendo los relatos del camino de Jesús, hemos llegado al término. Los peregrinos que iban a Jerusalén terminaban su camino en el Templo, donde ofrecían a Dios sus ofrendas (valga la redundancia). El camino de Jesús también lo ha conducido al Templo que, como ya había dicho a sus padres, era la casa de mi Padre (Lucas 2,49). Pero los que se habían apoderado del Templo convirtiéndolo en una cueva de ladrones, ahora se han apoderado también de Jesús, y ellos mismos le han llevado al Calvario. Allí, fuera del templo, Jesús ha sido proclamado "rey".
Lucas describe la escena del Calvario como un gran espectáculo. Allí están todos, "mirándoselo". La escena la preside un cartel situado en el punto más alto: "Este es el rey de los judíos".
El significado superficial de toda la escena es "la muerte del rey". Asesinado el rey, desaparece el reino.
Pero el significado profundo de la escena quiere hacernos descubrir la instauración de un nuevo Templo y de un nuevo Reino, y el nuevo Rey de este Reino ya no lo será como "hijo de David" sino como "hijo del Hombre". Jesús es el Hombre, y desde ahora el Hombre será el nuevo y único Templo, y el nuevo y único Rey. El Calvario nos muestra como es realmente el Hombre: aquel quien da la vida por los demás.
La Cruz es la recuperación del mítico árbol de la vida del Paraíso, que los humanos "perdemos" siempre que "comemos" del árbol del conocimiento del bien y del mal. Comer del árbol del bien y del mal significa apropiarse de la facultad de juzgar y condenar a los demás (Génesis 2,17). En el Calvario todo está alrededor del Nuevo Árbol de la Vida alzando, precisamente, a los condenados. En ningún lugar se dice que haya tres cruces. En su significado superficial, esto se podría suponer, pero, de acuerdo con su significado profundo, se habla sólo de una Cruz donde, junto con Jesús, están los otros condenados. Esta Cruz es presentada como el triunfo del árbol de la Vida sobre el árbol del Bien y del Mal, generador de "sentencias de muerte". Dios mismo corrige estas sentencias renovando la vida de los condenados a muerte.
A partir de ahora, nuestro camino no lleva al Templo sino al Calvario. El culto ya no consiste en hacer ofrendas en el Templo sino en entregarse uno mismo como ofrenda a los demás. Ellos son el Templo donde Dios quiere ser venerado.
Pero Lucas nos advierte de algo importante: no es suficiente con "morir en la Cruz" para tener parte en el nuevo Reino. Sólo a uno de los otros dos crucificados Jesús le dice: "Hoy estarás conmigo en el paraíso". El otro crucificado rechaza "dar la vida". Se dirige a Jesús como Mesías con poder, y le increpa para que use este poder contra quienes les han condenado. No ha entendido ni acepta que el verdadero camino hacia el Hombre pasa por el Amor y no por el Poder.
MENSAJE. 
Teniendo en cuenta cómo ha sido la Historia de la Iglesia, y dada la situación actual, posiblemente la palabra "rey" no sea la más adecuada para expresar la realidad de Jesús. Parece una palabra inadecuada incluso de puertas adentro.
Según el sentido profundo de los textos evangélicos, el mensaje de la fiesta de hoy se expresa visualmente con esta sorprendente escena del Calvario, que nos ofrecen los cuatro Evangelios: Jesús, identificado con todos los condenados, víctimas de las mil formas de Poder que nos hemos inventado los humanos.
El Calvario es la radiografía de la Humanidad: de la Muerte que genera, y de la Vida que puede acoger. Ante este espectáculo cada uno debe decidir en qué lugar se ubica.
RESPUESTA. 
El propio relato que hemos leído nos sugiere la respuesta: "Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino". O la respuesta del Centurión (que encontramos también en los otros Evangelios Sinópticos): "Realmente este hombre era justo". Marcos será aún más explícito: "Realmente este hombre era hijo de Dios" (Marcos 15,39)
Todo el año litúrgico, siguiendo el relato de los Evangelios Sinópticos, es como un gran holograma del proceso de humanización siguiendo el camino de Jesús. Jesús es "el hombre muestra", el hombre "imagen de Dios". De acuerdo con el proyecto de Dios, llegamos a ser humanos en la medida en que reproducimos en nosotros los mismos sentimientos que tuvo Jesús (Filipenses 2,5).
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. ¿Os parece adecuado el nombre de la Fiesta de hoy? ¿Qué nombre le pondríais teniendo en cuenta su significado y el mundo en que vivimos?
  2. Con el nombre que sea, ¿cómo "rige" vuestra vida la visión de los crucificados?
  3. ¿Os parece adecuada la estructura actual del Año Litúrgico? ¿Os parece coherente con el ritmo de la sociedad en que vivimos? ¿Sería conveniente una mayor diversidad para acomodarse mejor a las diferentes sociedades y comunidades?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


miércoles, 13 de noviembre de 2013

TERTULIA EN ESPIRAL - Capítulo 54 - DOMINGO XXXIII DE ORDINARIO - Ciclo C

Tertulia en espiral




TERTULIA – DOMINGO XXXIII DE ORDINARIO – Ciclo C 

Bet
¡Ya volvemos con el miedo! Es lo que me da más rabia de la religión: su manía de dar miedo. Y hablo por experiencia propia.
Víctor
Pues, mi experiencia es diferente. No quiero decir que no tenga miedo. Tengo los miedos normales, los de la mayoría. Pero no me vienen de la religión sino de la vida misma. Otra cosa es que haya personas –incluso los propios padres, a veces– que aprovechen y fomenten los miedos para hacerse obedecer. Pero la religión, a mí, más bien me ha ayudado a relativizar los miedos.
Juli
Has dicho algo importante: muchos miedos vienen de la vida misma. Estoy de acuerdo. Ahora, como Bet, también creo que la gente que se ha aprovechado más de los miedos son los predicadores religiosos. De acuerdo que también hay padres o maestros. O los políticos. Hoy, quizá, son los políticos (sobre todo de ciertos partidos) quien más fomentan el miedo. Algunos llegan a hacer daño con intención, para que la gente tenga más miedo. Es la perversión máxima del político.
Magda
Estoy bastante de acuerdo con todo esto. Pero creo que el relato que hemos leído no es para dar miedo. Cuando se escribió, ya eran muy reales los males que Lucas pone en boca de Jesús como si fueran una profecía. Pero no son ninguna profecía, sino el intento de ayudar a unas comunidades a abordar los males que padecían dándoles una perspectiva más amplia. Es como si les dijera: estos males que sufrís son los dolores de parto de un mundo nuevo que está naciendo.
Bet
¡¿Y por qué tienen que existir dolores de parto?! ¿Por qué hay que sufrir para parir?
Juli
Yo diría que los dolores de parto ayudan a generar los nuevos vínculos que se establecerán entre el niño y su madre. Los dolores naturales suelen tener una función biológica importante. Pero ahora, este no es el tema. Hablábamos del miedo. En este punto tiene mucha influencia la forma de ser de cada uno.
Víctor
Cuanto más rico más miedo, porque tienes más cosas que perder …
Magda
Cuanto más rico, … o cuanto más ligado a las cosas que te rodean. El relato de hoy dice: Esto que veis, llegarán días en que todo será destruido no quedará piedra sobre piedra. Explícitamente se refiere al magnífico templo de Jerusalén, que acababa de ser destruido, cuando Lucas escribía esto. Pero estas palabras van más allá, y expresan una característica de la condición humana. Vivimos por etapas, cuando una termina, comienza otra. Lucas lo sugiere a través de la reacción de los discípulos: ¿Cuándo será esto, y qué señal lo anunciará? Es una pregunta extraña, porque "eso" acababa de suceder. Pero las palabras de Jesús hacen mirar más allá del hecho concreto que sirve de lenguaje. Cada ser humano, cada civilización, pasa por la experiencia del "no quedará piedra sobre piedra". Y la vida continúa.
Víctor
Yo siempre había entendido que estas palabras de Jesús se referían al fin del mundo …
Magda
No hay que confundir los tiempos finales con el final de los tiempos. Todos pasamos por la experiencia de los tiempos finales. Los evangelios hablan de los tiempos finales para Israel con la muerte resurrecciosa de Jesús. Escenifican la muerte de Jesús como el gran espectáculo que marca el cambio de época: tiempos finales de Israel, que dan lugar a un nuevo comienzo "el día primero" después del reposo del sábado.
Bet
De acuerdo: los tiempos finales no son el final de los tiempos. Pero el relato termina con una mentira, porque dice: No se perderá ni uno solo de vuestros cabellos. ¡Ni cabellos ni nada, todo se pierde! Quizás el mundo continúe, pero tú desapareces del todo, y lo mismo ocurre con las personas que más quieres.
Juli
Nada desaparece … Hay lo que hay, y nada nuevo se crea, ni nada desaparece. Sólo se transforma. Ahora Bien: si me hablas del YO, o de la conciencia del YO, no lo sé. Quizás sólo es una ilusión. O quizás también se transforma en alguna forma que no conocemos. En el hospital he visto cosas muy extrañas … No siempre el dolor hunde a la gente. A veces el dolor transforma a una persona de tal manera que, desde fuera, resulta inexplicablemente positiva. Una especie de evaporación del YO, libre y consciente, para condensarse en otra manera de ser. Cuando te relacionas, tienes la sensación de que esa persona está… no sé: en otra dimensión.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 12 de noviembre de 2013

REFLEXIONES DOMINICALES. DOMINGO XXXIII DE ORDINARIO. CICLO C.

DOMINGO XXXIII DE ORDINARIO
Por cerezo Barredo. Ciclo C.
PROYECTO DE HOMILÍA. 

¿Cuando será eso? …
¡Ojalá que los antiguos Romanos no hubieran dominado nunca Palestina ni los demás pueblos! ¡Ojalá que los ejercidos imperiales no hubieran nunca destruido Jerusalén y asesinado a muchos de sus habitantes! ¡Ojalá no hubieran destruido su magnífico Templo!
Pero, dado que desgraciadamente ocurrieron todos estos hechos, Lucas los utiliza como lenguaje profético, y pone en boca de Jesús unas palabras que tienen un significado mucho más profundo: la proclamación del Hombre como único "lugar" ("templo") donde encontrar a Dios y venerarle. Así, en el mensaje de Jesús, el Templo de piedras de Jerusalén debe ser sustituido por el único y auténtico templo donde Dios "reside": el ser humano.
Pero los oyentes entienden estas "profecías" como la señal para la universalización del reino de Israel. Muchos pensaban que la obra del Mesías debía ser precisamente ésta: inaugurar el reino universal de Israel. Esto podía conllevar la destrucción del templo actual, pero para sustituirlo por otro más grandioso y solemne, digno de un Imperio teocrático que daría a Dios un culto verdadero. Entienden la sustitución de templos como una sustitución de imperios.
La reacción de Jesús ante esta interpretación es clara: "Prestad atención, no os dejéis engañar".
El engaño puede venir de todos aquellos que, aprovechando las desgracias y calamidades que desgraciadamente acompañan a la vida humana, se presentan como enviados de Dios diciendo: Soy yo quien os trae la salvación. (Hay que fijarse en el juego de palabras. "Yo soy" es el nombre de Dios, "Yahvé" en arameo).
Las desgracias y calamidades no son la señal de la llegada del cambio, sino que manifiestan que todavía estamos en un mundo donde la voluntad de imponerse a los demás en nombre de Dios genera guerras y violencias que hacen sufrir a muchos, y sobretodo a aquellos que se opongan. Y en especial sufrirán aquellos que busquen la realización del Hombre como ser libre y maduro. Estos serán directamente “perseguidos y detenidos, acusados de llevar mi nombre” (de ser "humanizadores").
Pero no se perderá ni un pelo …
Las palabras de Jesús dirigidas a sus discípulos, escuchándolas todo el pueblo (Lucas 20, 45). Jesús deja patente y sin reservas el "precio" que tendrán que pagar los constructores de Humanidad, y añade: "pero no se perderá ni uno solo de vuestros cabellos". Parecen unas palabras contradictorias con las anteriores: "Matarán a algunos de vosotros, y seréis odiados por todos por el hecho de llevar mi nombre". ¡¿Cómo es posible que alguien sea perseguido, odiado y matado, y a la vez que no se pierda ni uno solo de sus cabellos?!
Lucas piensa en las primeras comunidades cristianas perseguidas, y pone en boca de Jesús unas palabras que presuponen la fe en la dimensión resurrecciosa de la muerte. Estas palabras serían ciertamente contradictorias si no fueran precedidas de la muerte de Jesús junto con la experiencia de que esta "muerte" contiene una nueva forma de vida: una vida ganada para siempre (Vida eterna).
MENSAJE. 
El Templo de piedras tiene una función pedagógica que nos debe llevar a superarlo, como un maestro busca de hacerse innecesario a su alumno. Las "lecciones" de los templos deben llevar a entender que el único verdadero templo donde Dios quiere ser venerado es el Hombre en cada ser humano concreto.
Estamos al final del año litúrgico; queda sólo la fiesta de fin de curso que celebraremos el próximo domingo con la Solemnidad de Cristo Rey, o mejor: la Solemnidad del Hombre–Rey o de la Humanidad plenamente realizada. Todo el camino de Jesús nos lleva a entender la propia vida como una invitación a participar en la empresa de Dios: el surgimiento de una humanidad, construida por vínculos de Amor. Si aceptamos la invitación, nos convertimos en co–empresarios con Dios y los primeros beneficiados de esta Empresa.
RESPUESTA. 
Ningún obrero participa en una Empresa con el fin de dedicarse a sus propios proyectos sino para hacer un trabajo, quizás muy personal y especializada, dentro del objetivo común de la Empresa. Como en una Cooperativa. Y quien no ayuda, estorba.
Conviene ir haciéndonos conscientes de los objetivos de nuestra empresa. Utilizar la inteligencia y la generosidad para que nuestra aportación no sea como dar puñetazos al aire. Esto conlleva no renunciar a nuestra responsabilidad con la excusa de supuestas obediencias a supuestos salvadores. La colaboración activa no se identifica con la obediencia ciega. Nuestra Empresa sigue adelante no con líderes religiosos sino con comunidades vivas y adultas. Cada comunidad es como un ensayo de la Comunidad Universal, objetivo final de la Empresa. Y es sobretodo en estas comunidades–ensayo, pequeñas y concretas, donde podemos ir descubriendo y perfilando este objetivo final, pregustar sus bondades y corregir los errores, con la colaboración de las otras comunidades y de los compañeros escogidos para confirmar a sus hermanos (Lucas 22, 32).
PREGUNTAS para el diálogo. 
  1. En el Cristianismo, los lugares de encuentro se han convertido en templos, las mesas para la comida de hermandad se han convertido  en altares, algunos servidores de la comunidad se han convertido en  sacerdotes, el mensaje de Jesús se ha convertido en religión; … ¿Cuál podría ser, en vuestra comunidad, el primer paso para retornar al Evangelio?
  2. ¿Entendéis vuestra parroquia o comunidad como la empresa del cura de turno, de la cual los demás serían simples colaboradores?
  3. Aunque no aparezca habitualmente en las noticias, la Iglesia lleva a cabo su misión esencial de construir humanidad. ¿Cómo se hace esta tarea en vuestra comunidad? ¿Cómo se acomoda a los cambios sociales? ¿Cómo participáis?

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)