Traductor

martes, 4 de febrero de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo V de Ordinario - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
Evangelio

Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?
No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.
Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte.
Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del candelero, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.
Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo. »


Entrevista



Evy
Perdona, Fid'ho: pero estas palabras tuyas me parecen muy pretenciosas. ¡¿Qué significa que los cristianos son la luz del mundo?! ¿Quiere decir que el resto son tinieblas?
Fid'ho
Es verdad que algunos discípulos míos se han constituido en una nueva religión que pretende ser la única verdadera. Pero yo aquí no hablo de los fieles de una determinada religión sino de los practicantes de humanidad. No olvides que soy el Hijo del hombre. Por ello, "mis discípulos" lo son los humanos que construyen humanidad, sean de la religión que sean, o sin religión.
Evy
Pero, ¿no te parece una pretensión exagerada que alguien se considere la "luz del mundo"?
Fid'ho
Los humanos tenemos ojos. Es decir: tenemos la capacidad de ver el mundo, su evolución, sus horizontes … Pero normalmente el mundo se encuentra bajo las nieblas esparcidas por los Poderosos. Estas nieblas nos llevan a ver sólo el deformado mundo que ellos están construyendo. Por ejemplo: el mundo que más aparece en los medios de comunicación es este mundo deformado, que deja a muchos sin ilusión y sin esperanza. Yo he venido como contrapunto. Quien me acepta, puede ver el mundo real. Quien me sigue a mí, obtiene la capacidad de ver las cosas claras. Sí: mis discípulos se sienten llamados a "construir mundo" también denunciando los ídolos que deshumanizan; se sienten llamados a hacer tomar conciencia de la realidad de la situación, y a despertar la esperanza. Es lo que significa ser la luz del mundo.
Evy
¿Y no es necesario que sean o se llamen cristianos?
Fid'ho
Es necesario que sean humanos, y construyan humanidad.
Pero, ¡cuidado! Todos los dictadores se presentan diciendo que "construyen humanidad". "Su" humanidad. La diferencia entre ellos y yo es que ellos pretenden construir humanidad situándose por encima de los humanos. Hacen uso de la fuerza y del dominio –y, si pueden, de la ley– para imponer su forma de humanidad. En cambio yo soy el "hijo del hombre". Hombre entre los hombres, la humanidad que estimulo se genera desde dentro, por vía de la comunión, del diálogo, del servicio mutuo. Sin maestros que impongan unas ideas, sin líderes que manipulen a nadie. Sólo con espíritu de hermandad. Sin otro "padre" que aquel que es padre de todos.
Evy
¿Estás seguro de que no eres un soñador?
Fid'ho
Te olvidas de una cosa: todo comienza con un proyecto amoroso de Dios. Y los humanos, nacidos de este proyecto, preferimos la fraternidad que la dictadura; preferimos la libertad que el miedo, la generosidad que el egoísmo, la bondad que la malicia, la solidaridad que la competitividad, el amor que el recelo.
Evy
¡Hay mucho mal en el mundo!
Fid'ho
Cierto. Hay tanto mal que, sin la "sal" de tantísimas personas, el mundo estaría ya del todo corrompido, y se habría destruido. El mal que todavía hay en el mundo nos indica que estamos apenas en pañales de nuestra Historia.
Evy
No sé. A veces parece que progresamos porque las Democracias han sustituido a las Dictaduras. Pero ahora asistimos a la corrupción de las Democracias. Las democracias corrompidas se vuelven peores que las dictaduras porque tienen la excusa de actuar en nombre del pueblo. En realidad, más o menos, estamos como estábamos.
Fid'ho
La democracia puede ser un paso adelante, pero no es el último. Te lo repito: ¡apenas estamos en pañales! Aún falta mucho camino para llegar a la comunión. Pero ya desde ahora, quien quiera, puede seguirlo. Y son muchísimos quienes que lo hacen.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)