Traductor

miércoles, 28 de mayo de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Ascensión del Señor - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
1ª Lectura

Hechos 1,1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí acerca de todo lo que Jesús hizo y enseñó, hasta el día en que ascendió al cielo, después de dar sus instrucciones, por medio del Espíritu Santo, a los apóstoles que había elegido. A ellos se les apareció después de la pasión, les dio numerosas pruebas de que estaba vivo y durante cuarenta días se dejó ver por ellos y les habló del Reino de Dios.

Un día, estando con ellos a la mesa, les mandó: "No se alejen de Jerusalén. Aguarden aquí a que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que ya les he hablado: Juan bautizó con agua; dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo".

Los ahí reunidos le preguntaban: "Señor, ¿ahora sí vas a restablecer la soberanía de Israel?". Jesús les contestó: "A ustedes no les toca conocer el tiempo y la hora que el Padre ha determinado con su autoridad; pero cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes, los llenará de fortaleza y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los últimos rincones de la tierra".

Dicho esto, se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una nube lo ocultó a sus ojos. Mientras miraban fijamente al cielo, viéndolo alejarse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Galileos, ¿qué hacen allí parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesús que los ha dejado para subir al cielo, volverá como lo han visto alejarse".

Evangelio

Mateo 28, 16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban.
Acercándose a .-ellos, Jesús les dijo:
-«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra.
Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.
Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»


Entrevista




Entrevistas con Fid'ho
Ascensión del Señor – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Los textos de la fiesta de hoy parecen contradictorios: la 1ª Lectura afirma que te vas, subiendo hacia arriba hacia el cielo hasta que te pierden de vista; en cambio en el Evangelio dices que estarás con tus discípulos cada día hasta el fin del mundo.
Por otra parte, cuando yo me entrevisto contigo cada semana, no me parece que "bajes del cielo" para hablar conmigo. Tampoco sabría imaginar a un hijo del hombre alejado de la Humanidad.
Fid'ho
Imaginas mal eso de "subir al cielo". El cielo no es un lugar o un espacio que está lejos, más allá de las nubes. Subir al cielo significa entrar en una situación de plenitud. Y la verdad es que tú y yo podemos tener estas conversaciones de cada semana precisamente porque estoy en el cielo; es decir: te hablo desde una situación de plenitud ya iniciada en mí.
Evy
No sé si te acabo de entender … ¿Podrías poner un ejemplo?
Fid'ho
Por supuesto: un ejemplo muy cercano y actual.
Imagina un pueblo que vive bajo la dominación de una metrópoli foránea. A pesar de ello, la gente de este pueblo mantienen la conciencia de su identidad, y crece en ellos la voluntad de dirigir por sí mismos su vida colectiva. Llegado el momento oportuno, proclaman su independencia, despidiendo a los representantes foráneos. Construyen democráticamente su propio programa de convivencia y delegan en personas idóneas las funciones necesarias para una vida colectiva libre y creativa.
Evy
Ya veo por dónde vas. Los nuevos gobernantes serían personas que "suben" para ocuparse de la administración. Pero, a diferencia de los anteriores administradores, suben representando a su propio Pueblo, y para servirle de acuerdo con las instrucciones que han recibido de él. Para ellos "subir" no significa "irse", sino todo lo contrario: a través de ellos, es todo el Pueblo quien tiene la experiencia de plenitud; es decir: de independencia y creatividad.
En tu caso, tú subes al cielo para que tus discípulos hagan, en ti y por ti, una experiencia de plenitud. Por lo tanto, de hecho no "marchas" sino que cambias la forma de estar presente.
De acuerdo; me parece un ejemplo claro. Pero, ¿por qué no has puesto, como otras veces, un ejemplo extraído del ámbito familiar, que sería más real? Porque, en política, esto que dices es inimaginable a causa de las luchas de poder entre colonizadores y colonizados. En cambio, en las familias, normalmente los padres dan con alegría la emancipación a sus hijos.
Fid'ho
Podría haberlo hecho. Pero la emancipación paterna viene provocada por la propia evolución biológica. Los hijos terminan emancipándose, quieran o no quieran los padres. En cambio la emancipación de la qué te estoy hablando es fruto exclusivamente del anhelo de libertad y de la creatividad presentes en el corazón de cada humano. Ya sé que no es un ejemplo real porque los Estados son áreas de poder, incapaces de ser promotores de libertad. Pero esto no puede ahogar el anhelo de libertad que experimentan todos los humanos.
Lo que pretende significar el relato de mi ascensión es precisamente el cumplimiento de este anhelo de plenitud. Por esto está totalmente vinculado a la fiesta del próximo domingo: Pentecostés. Pentecostés es un estallido de plenitud en el seno de la comunidad de los discípulos.
Evy
El relato de Lucas termina haciendo un anuncio sorprendente: "Este Jesús que ha sido llevado de entre vosotros al cielo, volverá de la manera como le habéis visto que se iba al cielo".
¿Por qué se va, Jesús, si tiene que volver a venir?
Fid'ho
Te lo acabo de explicar. Jesús "marcha" como maestro y señor. Los maestros y señores, de alguna forma siempre quedan fuera de nosotros. En cambio Jesús, como hijo del hombre, "regresa" como fuego, palabra, espíritu que está dentro cada ser humano. Lo leeremos el próximo domingo.
Evy
Me quedan preguntas por hacer, pero esperaré al próximo domingo, fiesta de Pentecostés.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


miércoles, 21 de mayo de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo VI de Pascua - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
Evangelio

Juan 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros.
No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él. »


Entrevista




Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Perdona, Fid'ho: pero este lenguaje que el evangelio de hoy pone a tu boca, lo encuentro sospechoso. Aparte de complicado, me parece un lenguaje sectario. ¿No dices siempre que tú eres hijo del hombre, y que todo lo humano tiene que ver contigo? ¿Pues, cómo puedes decir a tus discípulos que ellos sí pueden recibir el espíritu de la verdad, pero el mundo no?! ¿Por qué? ¿Acaso no son "mundo" ellos también? ¿No eres mundo, tú mismo?!
Perdona que me ponga así, pero es que este lenguaje me recuerda aquellos fatídicos tiempos en que tu Iglesia afirmaba que sólo ella es la verdadera religión, y que todas las demás son falsas.
Fid'ho
Amado, Evy: no sabes como me gusta oírte decir eso. Significa que ya has superado un vicio que a menudo es considerado virtud.
Es verdad: muchos que se decían seguidores míos convirtieron mi mensaje en una nueva religión, y entraron en competencia con las otras religiones para ver cuál era más verdadera. Hubo luchas y guerras, juicios y condenas con gran fuerza deshumanizadora. Sí: ¡triste experiencia, esta!
Estoy contento de que lo denuncies, porque es un mal que hay que denunciar y, sobre todo, corregir.
Pero también he de decir que esta lamentable situación no se deduce de las palabras que los evangelistas ponen en mi boca, sino de la tendencia de muchos a utilizar la religión para legitimar sus ansias de dominio.
Evy
¡Pero las palabras que hemos leído van claramente a favor de la Iglesia y en contra del Mundo!
Fid'ho
No contraponen Mundo e Iglesia. Contraponen dos formas de estar en el Mundo. Cada ser humano nace del Mundo y es Mundo. Y también cada ser humano siente la llamada a ir más allá de lo que recibe del mundo y lo que encuentra en el mundo.
Evy
¿Más allá de lo que recibe del Mundo? ...
Fid'ho
Mientras en tu familia haya hijos pequeños, debe ser posible vivir "infantilmente". El niño tiene defectos que aún no ha superado, y carece de virtudes necesarias para la convivencia familiar. Por ello necesita de una familia que lo acoja con sus limitaciones. En una familia de sólo personas perfectas, los niños no tendrían lugar. Una familia debe ser un ámbito de aprendizaje donde los no-generosos puedan descubrir la belleza de la generosidad. Una buena familia es aquella en donde cada uno puede convivir con las limitaciones y defectos que todavía no ha superado, pero donde, a la vez, es invitado a ir más allá de estas limitaciones. Cuando se consigue ir más allá de la situación original, se acerca a la familia perfecta: la familia como disfrute.
Evy
¡Con esta referencia a la familia estoy descubriendo muchas cosas! Por ejemplo: estoy descubriendo que el nivel de generosidad de mi casa es bastante limitado, pero lo compensa la sobreabundante generosidad de mi mujer. Veo claramente que es su generosidad la que hace y aguanta a la familia. Es gracias a ella que somos una auténtica familia, a pesar de las limitaciones. "El espíritu de la verdad", como dices tú. ¡De repente tu lenguaje se me ha vuelto claro! Hablas de otro defensor. Los chicos me consideran a mí el fuerte de la casa. Ellos todavía no han entendido esto que yo ahora acabo descubrir: ¡El otro defensor es la generosidad de mi mujer! Ella defiende a toda la familia desde dentro de cada uno de nosotros, "inyectando" en nosotros aquella generosidad que nos falta. "Mora en casa y está dentro de vosotros". ¡Exactamente así!
¿Significa, pues, todo esto que dices, que la Humanidad está destinada a ser una familia? ¡Sorprendente! Y, ¡maravilloso!


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


jueves, 15 de mayo de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo V de Pascua - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
Evangelio

Juan 14, 1-12

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.»
Tomás le dice:
-«Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»
Jesús le responde:
-«Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»
Felipe le dice:
-«Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»
Jesús le replica:
-«Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre.»


Entrevista




Podéis leer los apuntes de homilía, revisados, pulsando aquí.
Evy
Según el evangelio de hoy, las palabras que dices a tus discípulos fueron pronunciadas antes de tu muerte. Pero el calendario del Misal celebra hoy la quinta semana después de tu resurrección. ¿Siguen siendo válidas, estas tus palabras? ¿Tu presencia, en relación a los discípulos, es la misma antes y después de Pascua?
Fid'ho
Yo soy el hijo del hombre. Como hijo del hombre, mi muerte resurrecciosa no señala un antes y un después cronológicos sino el proceso que se va realizando en cada ser humano, sea cual sea el tiempo en que vive. Mientras la Humanidad no llegue a la plenitud, yo sigo resucitando en cada ser humano que se dejó amar y que ama. Esto es lo que significan las palabras que has leído: fueron escritas después de la experiencia de mi muerte resurrecciosa, pero van dirigidas a todo el que quiera seguir mis pasos.
Evy
No sé si respondes a lo que te preguntaba. Seré más concreto: a Felipe le reprochas que te pida que “les muestres al Padre". "Quien me ve a mí, ve al Padre", le respondes. No lo puedo entender. ¿No comienza, el Evangelio de Juan, diciendo que "a Dios nadie la ha visto nunca"? Pero ahora, tú afirmas que quien te ve a ti, ve al Padre … Esto no me encaja. ¿Tú y el Padre sois la misma realidad? Y si es así, ¿por qué seguir hablando de un Dios que nadie puede ver? ¿No sería, en definitiva, más sencillo hablar sólo de humanismo, sin enredarse con teologías y religiones?
Fid'ho
Evy: ¡tantas conversaciones que hemos tenido ya tú y yo, y todavía no sabes quién es el hombre! Te lo diré con palabras de hoy.
Cuando te encuentras ante las cosas, o incluso ante los animales, las cosas y animales son realidades que quedan fuera de ti. Tu decides si te afectan o no; si haces caso o no; si las utilizas o no. Pero cuando te encuentras ante una persona, todo cambia. La presencia de una persona nos afecta directamente. Mirarla, crea vínculos profundos. No tenerla en cuenta, sería una ofensa. Utilizarla, sería una injusticia. Nos damos cuenta de que sólo somos justos con ella si la reconocemos como un "valor absoluto" en sí misma. Un valor que debemos respetar. Su presencia interpela nuestro YO. E, incluso, es una invitación a convertirnos en un NOSOTROS. Su simple presencia nos sitúa ante el Absoluto.
Evy
¿Ante el Absoluto? Se suele decir que los hombres hemos sido creados a imagen de Dios. ¿Quieres decir esto?
Fid'ho
Dios no es ninguna "figura" de quien se puedan hacer "imágenes". El hombre no es una copia de una figura original. Que el hombre sea imagen de Dios significa esto que te decía antes: ante cada persona nos encontramos ante un Absoluto. A Dios no le vemos; pero al prójimo sí que le vemos, y está allí, como una invitación a acogerle; como una posibilidad de convertirnos en respuesta a su presencia. Su presencia ensancha nuestro espacio vital, y nos permite desarrollar la bondad, despertar la generosidad, activar la creatividad. Sólo la presencia acogida del prójimo rompe nuestro aislamiento. Cerrarse conllevaría quedar cerrados, prisioneros de nosotros mismos.
Evy
"Quien te ve a ti, ve al Padre". Es decir: "¿Quién ve al hombre que tiene enfrente, ve una imagen de Dios", porque tiene una experiencia de Absoluto. En el simple Humanismo, el prójimo no pasaría de ser un rival, un "otro" que se podría atender o no, utilizar o no, según las propias necesidades o gustos.
Me parece que empiezo a entender. Pero confieso que me da un poco de miedo. Me provoca el vértigo. "Los otros son el infierno", escribió un pensador famoso. Ahora lo entiendo: depende de la actitud que tomemos ante el otro (el prójimo), que éste sea para nosotros imagen de Dios o infierno! ¡Tremenda decisión y responsabilidad, nuestra! O, quizás, ¡maravillosa oportunidad!


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 6 de mayo de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo IV de Pascua - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
Evangelio

Juan 10, 1-10

En aquel tiempo, dijo Jesús:
-«Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda, y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.»
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús:
-«Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon.
Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y, salir, Y encontrará pastos.
El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.»


Entrevista




Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Ya sé que, para hablar de la Vida, el lenguaje normal se queda corto, y hay que enriquecerlo con símbolos. Pero en este relato de hoy me pierdo por exceso de símbolos. Primero dices que eres la puerta de las ovejas, y enseguida das a entender que eres el pastor. ¿En qué quedamos? ¿Eres puerta o eres pastor?
Fid'ho
No tendrás ningún problema para entender todo esto si tienes en cuenta que soy el hijo del hombre. Todo lo que pertenece a la Humanidad se puede decir de mí. Vivimos conviviendo. Cuando se convive en comunión, cada ser humano es para los demás puerta, y pastor, y oveja, e, incluso, pastoreo. Las relaciones humanas son ricas: a veces eres algo para unos, y otra cosa para otros. En la comunidad, las diferencias se convierten en servicios, y los servicios son tan variados como las necesidades de cada uno y de cada momento.
Evy
En el relato dices que todos los que vinieron antes de ti eran ladrones o bandoleros. ¡¿Esto es muy duro, no te parece?!
Fid'ho
El hielo, visto desde el agua, es frío, opaco, rígido, duro, inhóspito. El agua, vista desde el vapor, es esclava, pesada, rastrera, peligrosa, poco expansiva. Así también: vista desde la comunión, la vida de antes es cruel, injusta, opaca, opresiva.
Evy
Quizá tienes razón. Según los entendidos, la vida humana nace por convivencia. Pero las primeras formas de convivencia estaban marcadas por relaciones de dominio–sujeción. La agresividad ha producido progreso. Los inventos más importantes se han hecho para hacer la guerra. Pero, ¡cuánto sufrimiento en las relaciones humanas! ¡Y cuánta injusticia! De acuerdo: la comunión no proviene de los orígenes sino que es una conquista humana, y muy difícil.
Fid'ho
El "progreso" provocado por la agresividad ha sido al precio de innumerables víctimas. Esta clase de progreso, por sí solo, llevaría finalmente al colapso de la vida. Pero el hombre está llamado a la generosidad. Por eso el mismo posible colapso despierta en los humanos reacciones de mayor generosidad.
Evy
El pez grande se come al pequeño; el hombre fuerte se impone al débil; el truhán "triunfa" sobre el de buena fe …
 A menudo pienso que lo que progresa no es la vida sino la agresividad. No estoy demasiado seguro de que la agresividad, por reacción, pueda despertar y conducir a la generosidad. Los manuales de Historia no parecen apoyar esta hipótesis.
Fid'ho
La generosidad es fruto de la libertad. No se puede prever, porque cada humano la decide libremente en todo momento. Pero la generosidad es bella, y "atrae" al corazón humano. En nuestro mundo, cuanta más generosidad, más belleza. Y cuanta más belleza, más corazones humanos se sienten atraídos hacia la generosidad. No lo dicen los manuales de Historia, pero lo dice mi experiencia, como hijo del hombre: cuanto más dura es la agresividad en unos, más fuerte la atracción de la generosidad en otros. La agresividad se exhibe; la generosidad no necesita exhibirse. Actúa en los corazones, y va cambiado el mundo desde el fondo de los corazones.
Evy
Te veo muy optimista …
Fid'ho
Nadie puede predecir el futuro de la Humanidad. Pero conviene no descuidar que la Humanidad nace de un proyecto generoso continuado. Para el Autor de este proyecto, mil años son como un día, y un millar de corazones endurecidos son como un cubito de hielo caído en la caldera. Sólo la generosidad tiene futuro.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)