Traductor

miércoles, 28 de mayo de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Ascensión del Señor - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
1ª Lectura

Hechos 1,1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí acerca de todo lo que Jesús hizo y enseñó, hasta el día en que ascendió al cielo, después de dar sus instrucciones, por medio del Espíritu Santo, a los apóstoles que había elegido. A ellos se les apareció después de la pasión, les dio numerosas pruebas de que estaba vivo y durante cuarenta días se dejó ver por ellos y les habló del Reino de Dios.

Un día, estando con ellos a la mesa, les mandó: "No se alejen de Jerusalén. Aguarden aquí a que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que ya les he hablado: Juan bautizó con agua; dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo".

Los ahí reunidos le preguntaban: "Señor, ¿ahora sí vas a restablecer la soberanía de Israel?". Jesús les contestó: "A ustedes no les toca conocer el tiempo y la hora que el Padre ha determinado con su autoridad; pero cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes, los llenará de fortaleza y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los últimos rincones de la tierra".

Dicho esto, se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una nube lo ocultó a sus ojos. Mientras miraban fijamente al cielo, viéndolo alejarse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Galileos, ¿qué hacen allí parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesús que los ha dejado para subir al cielo, volverá como lo han visto alejarse".

Evangelio

Mateo 28, 16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban.
Acercándose a .-ellos, Jesús les dijo:
-«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra.
Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.
Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»


Entrevista




Entrevistas con Fid'ho
Ascensión del Señor – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Los textos de la fiesta de hoy parecen contradictorios: la 1ª Lectura afirma que te vas, subiendo hacia arriba hacia el cielo hasta que te pierden de vista; en cambio en el Evangelio dices que estarás con tus discípulos cada día hasta el fin del mundo.
Por otra parte, cuando yo me entrevisto contigo cada semana, no me parece que "bajes del cielo" para hablar conmigo. Tampoco sabría imaginar a un hijo del hombre alejado de la Humanidad.
Fid'ho
Imaginas mal eso de "subir al cielo". El cielo no es un lugar o un espacio que está lejos, más allá de las nubes. Subir al cielo significa entrar en una situación de plenitud. Y la verdad es que tú y yo podemos tener estas conversaciones de cada semana precisamente porque estoy en el cielo; es decir: te hablo desde una situación de plenitud ya iniciada en mí.
Evy
No sé si te acabo de entender … ¿Podrías poner un ejemplo?
Fid'ho
Por supuesto: un ejemplo muy cercano y actual.
Imagina un pueblo que vive bajo la dominación de una metrópoli foránea. A pesar de ello, la gente de este pueblo mantienen la conciencia de su identidad, y crece en ellos la voluntad de dirigir por sí mismos su vida colectiva. Llegado el momento oportuno, proclaman su independencia, despidiendo a los representantes foráneos. Construyen democráticamente su propio programa de convivencia y delegan en personas idóneas las funciones necesarias para una vida colectiva libre y creativa.
Evy
Ya veo por dónde vas. Los nuevos gobernantes serían personas que "suben" para ocuparse de la administración. Pero, a diferencia de los anteriores administradores, suben representando a su propio Pueblo, y para servirle de acuerdo con las instrucciones que han recibido de él. Para ellos "subir" no significa "irse", sino todo lo contrario: a través de ellos, es todo el Pueblo quien tiene la experiencia de plenitud; es decir: de independencia y creatividad.
En tu caso, tú subes al cielo para que tus discípulos hagan, en ti y por ti, una experiencia de plenitud. Por lo tanto, de hecho no "marchas" sino que cambias la forma de estar presente.
De acuerdo; me parece un ejemplo claro. Pero, ¿por qué no has puesto, como otras veces, un ejemplo extraído del ámbito familiar, que sería más real? Porque, en política, esto que dices es inimaginable a causa de las luchas de poder entre colonizadores y colonizados. En cambio, en las familias, normalmente los padres dan con alegría la emancipación a sus hijos.
Fid'ho
Podría haberlo hecho. Pero la emancipación paterna viene provocada por la propia evolución biológica. Los hijos terminan emancipándose, quieran o no quieran los padres. En cambio la emancipación de la qué te estoy hablando es fruto exclusivamente del anhelo de libertad y de la creatividad presentes en el corazón de cada humano. Ya sé que no es un ejemplo real porque los Estados son áreas de poder, incapaces de ser promotores de libertad. Pero esto no puede ahogar el anhelo de libertad que experimentan todos los humanos.
Lo que pretende significar el relato de mi ascensión es precisamente el cumplimiento de este anhelo de plenitud. Por esto está totalmente vinculado a la fiesta del próximo domingo: Pentecostés. Pentecostés es un estallido de plenitud en el seno de la comunidad de los discípulos.
Evy
El relato de Lucas termina haciendo un anuncio sorprendente: "Este Jesús que ha sido llevado de entre vosotros al cielo, volverá de la manera como le habéis visto que se iba al cielo".
¿Por qué se va, Jesús, si tiene que volver a venir?
Fid'ho
Te lo acabo de explicar. Jesús "marcha" como maestro y señor. Los maestros y señores, de alguna forma siempre quedan fuera de nosotros. En cambio Jesús, como hijo del hombre, "regresa" como fuego, palabra, espíritu que está dentro cada ser humano. Lo leeremos el próximo domingo.
Evy
Me quedan preguntas por hacer, pero esperaré al próximo domingo, fiesta de Pentecostés.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)