Traductor

jueves, 26 de junio de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - SAN PEDRO Y SAN PABLO

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.

Evangelio

Mateo 16, 13-19

Tu eres Pedro, y te daré las llaves del reino de los cielos.

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos:
-«¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron:
-«Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremias o uno de los profetas.»
Él les preguntó:
-«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo:
-«Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»
Jesús le respondió:
-«¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo.
Ahora te digo yo:
Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.
Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.»
Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.


Entrevista





Entrevistas con Fid'ho
San Pedro y San Pablo

Evy
Tengo la impresión de que la fiesta de San Pedro (y San Pablo) es importante en la Iglesia Católica porque se celebra el primado del Papa, sucesor de Pedro. Pero, si miramos la Historia, el primado del obispo de Roma ha traído más problemas que buenos resultados. De hecho los últimos papas han pedido explícitamente que se les ayude a encontrar una forma correcta de ejercer este primado.
Fid'ho
Como hijo del hombre, lo que inspiro es fraternidad. Dentro la fraternidad, si alguien desea alguna clase de primacía, que sea en el servicio fraternal a los demás.
Evy
Pero, según el evangelio que hemos leído, tú mismo dijiste a Pedro: "Tú eres Pedro. Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia".
Fid'ho
También le dije: “¡Vete de aquí, Satanás! Me quieres hacer caer, porque no ves las cosas como Dios, sino como los hombres".
Evy
¿Significa esto, que Pedro es una figura contradictoria que proclama el bien, pero hace el mal?
Fid'ho
¡En absoluto! El bien y el mal no son realidades contradictorias. El mal no tiene ningún tipo de realidad. Lo sufrimos sólo, por contraste, desde la experiencia del bien. Sólo se sufre la oscuridad cuando se está preparado para la luz. Sólo conocemos y lamentamos las carencias de la niñez cuando somos adultos. El ansia de Poder sólo resulta "mala" cuando se ha escuchado la llamada a la libertad y a la fraternidad filial.
Evy
Pero tú declaras que Pedro (que significa Piedra o Roca) es el fundamento de tu Iglesia
Fid'ho
Claro que sí. Pedro personifica a los seres humanos que, comenzando en la imperfección, escuchan y siguen la llamada a la Plenitud. Mi Iglesia no es de ángeles sino de hombres. Pedro encarna la alternativa a los fariseos y saduceos que, para creer en mí, para creer en el Hombre, me exigían una señal del cielo. Les respondí que no hay ninguna otra "señal" que la de Jonás ("engullido" por un monstruo). Sólo los humanos que se dejan "engullir" por La Tierra pueden aceptar ser hijos de Dios. Son la base y el fundamento de mi Iglesia; es decir: sobre ellos voy construyendo la Humanidad restaurada. Y esta es la "señal".
Evy
Por lo tanto, lo que dices a Pedro, ¿lo dices a todo el mundo? …
Fid'ho
Repito: todo aquel que, superando la tentación de exigir señales del cielo, descubre las señales de Dios mirando a La Tierra; mirando a la Humanidad. Pedro cayó en esa tentación, pero la superó.
En un principio, a pesar de saber por una revelación que el Hombre es Hijo de Dios, entendía esta revelación como un privilegio divino sólo para mí. No podía aceptar mi pasión y muerte. Llegado el momento de la prueba, me negó por tres veces diciendo: "yo no conozco (este) el Hombre". Con todo, cuando le ofrecí la oportunidad de convertirse, rectificó completamente. Entonces pude decirle lo que ya había dicho a otros: sígueme. Y me siguió.
Evy
Pero, una vez convertido, no le dijiste tan sólo que te siguiera, sino también que fuera el pastor de tus ovejas
Fid'ho
¡Todo el mundo es pastor y todo el mundo es oveja! Yo soy Cordero de Dios y Buen Pastor. Diciendo a Pedro que apacentara mis ovejas le indicaba cómo sería su muerte: entrega total de su vida. Primero, haciéndome sobrehumano me había negado como hombre. Una vez convertido, aconteció modelo de conversión. (Como también Pablo, que primero me perseguía, pero después aceptó ser apóstol mío).
Todo buen discípulo es pastor, no para mandar, dirigir o imponerse, sino para apacentar las ovejas con la propia vida, tal y como les enseñé, con mi ejemplo, cuando estuve visiblemente con ellos.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


REFLEXIONES DE FESTIVOS. FESTIVIDAD DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

FESTIVIDAD DESAN PEDRO Y SAN PABLO
Por cerezo Barredo. Ciclo B.
http://servicioskoinonia.org/cerezo/
PROYECTO DE HOMILÍA.

¿Quién es Jesús?
Pregunta de gran actualidad.
Pregunta cuya respuesta es importante entender bien.
El relato distingue explícitamente entre la gente y los discípulos.
"¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?"
"Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?".
La respuesta de la gente no es incorrecta, pero se queda corta. La respuesta justa la dan los discípulos por boca de Pedro. Pero Jesús deja claro que esta buena respuesta no viene del hecho de que los discípulos le conozcan mejor sino porque han recibido una revelación del Padre del Cielo.
Pero no se debe prescindir de la gente. En atención a la gente, que todavía no puede entender la verdadera respuesta, los discípulos no deben decir a nadie "que Jesús es el Mesías". En realidad, ni los discípulos entienden el significado de su respuesta.
Todos, gente y discípulos, imaginaban al Mesías como a alguien que instauraría el Reino de Dios haciendo exhibición de poder divino para imponer la justicia, purificar el templo, expulsar a los enemigos de Israel y limpiar de "pecadores" el Pueblo elegido.
Pero estos no eran los planes de Dios. Esta no era la misión que Jesús había recibido del Padre.
Dios ama al pueblo de Israel y a todos los pueblos, y no se quiere mostrar como el Dios que juzga para condenar sino como el Padre misericordioso que juzga para perdonar.
Esto conlleva que tampoco su "Mesías" no condene, sino que acepte ser un condenado entre los condenados; y no mate, sino que dé la vida entre otros "crucificados".
Es de esta forma que Jesús vencerá al mal para salvar al malhechor.
Dios anulará las sentencias que condenan al Hombre, pero salvará, si lo aceptan, a los que han pecado juzgando injustamente.
Un ejemplo de ello será el mismo San Pablo, que pasó de ser juez y perseguidor a ser salvado, discípulo y apóstol.
De momento, ni los propios discípulos son capaces de aceptar esto y, por boca de Pedro, manifiestan a Jesús su negativa. Jesús les corrige con palabras duras pero claras, ya que se trata del núcleo mismo de su misión: “¡Vete de aquí, Satanás! Me quieres hacer caer, porque no ves las cosas como Dios, sino como los hombres” (Mateo, 16,23. También 4,10).
"Tú eres piedra o roca".
La confesión de Pedro es el fundamento de la Nueva Comunidad, o del Nuevo Reino de Dios, bien construido sobre roca, capaz de resistir las riadas que quisieran someterlo al "Reino de la Muerte".
El nuevo Reino de Dios y el viejo Reino de la Muerte cara a cara.
El evangelista Mateo sitúa este relato entre la muerte de Juan Bautista por parte de Herodes, y el propósito de matar a Jesús por parte de los notables del pueblo, los sacerdotes y los maestros de la Ley (Mateo 14,10 y 16,23 ). El Reino de la Muerte es poderoso, ya que el Poder es su marca, pero esto no triunfará porque, en el Mundo creado por Dios, el Poder es una equivocación.
Las puertas del Reino de la Muerte engullen a todo el que cae bajo su poder, y no había, hasta ahora, nadie para abrirlas. En cambio, el Reino de Dios tiene servicio permanente de portería para poder entrar y salir. Es un reino de personas libres. "Te daré las llaves del Reino del Cielo".
Resulta sorprendente el "trabajo" de estas llaves: no son para "abrir y cerrar" sino para "atar y desatar" (todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo).
Estas palabras no deben entenderse en sentido disyuntivo: como si alguien tuviera la facultad de incluir o excluir del Reino de Dios. Son un ejemplo más de paralelismo bíblico; es decir: una forma de dar relieve a una afirmación diciéndola dos veces con palabras diferentes. Entre los dos reinos opuestos, todo aquel que se liga (se une) con el uno, queda desligado (liberado) del otro.
El trabajo de Pedro, y de todos los discípulos de Jesús, es mantener abiertas las "puertas" del Reino de Dios para que todos puedan ser ligados a su Vida desligándose del Reino de la Muerte.
Un texto con sobrepeso …
A partir del siglo IV, la Comunidad Cristiana dejó de ser perseguida y fue convertida en religión oficial del Imperio. Los discípulos del Crucificado hacen alianza con el Poder, y sus representantes comienzan a ser poderosos.
Palabras de Jesús como las que hemos leído hoy, comenzaron a ser interpretadas como legitimadoras del "Poder" de los sucesores de los apóstoles.
A partir de allí se podía esperar todo. Y vino lo peor: la pérdida de la identidad cristiana y la dramática división de la Comunidad Cristiana.
En el siglo XI, gran división, por cuestiones de Poder, entre Roma y Constantinopla; entre las Iglesias de Oriente (Ortodoxos) y las Iglesias de Occidente (Romanos).
En el siglo XVI, gran división, por cuestiones de Poder, entre Roma y las Iglesias Reformadas (Protestantes).
Mientras confundamos Autoridad y Poder, quedaremos divididos, porque el fruto natural del Poder es la división (y la muerte).
El Poder crea súbditos, y cada Poder reclama en exclusiva la propiedad de “los suyos".
Pero la (unidad de la) comunión no depende del Poder ni de "la Autoridad", sino que nace de un corazón abierto. Por eso, nada, absolutamente nada, nos separa de los Hermanos en la Fe, ni de los Hermanos en la Humanidad, ni los Hermanos en la Vida. No existen "Hermanos separados". Sólo hay hermanos: hermanos, con tanta riqueza de vida que podemos ser muy diferentes unos de otros.
MENSAJE
Jesús es el mesías (el elegido para realizar la liberación prometida por Dios) y el Hijo del Dios vivo (vivificador).
Confesar que "Jesús es Mesías e Hijo del Dios vivo", es el fundamento de nuestra fe. Pero podemos no entenderlo correctamente. Parece que el criterio para saber si lo entendemos correctamente o no es la aceptación de que el mesianismo de Jesús pasa por el Calvario: exhibición de la vida que se entrega (servicio).
Si no asumimos el Calvario, es mejor que no hablemos de Jesús, ya que no le hemos entendido.
RESPUESTA
Si hoy no hemos leído las Lecturas del domingo, es porque la fiesta de San Pedro y San Pablo es una "importante".
Pedro y Pablo fueron realmente personas importantes … porque, en la Iglesia, todo el mundo es importante.
Y, tal vez, aquí podemos descubrir la "respuesta" que nos pide la fiesta de hoy: superar el culto a la personalidad.
Parece que en la Iglesia siempre ha habido, y todavía hay un exceso de culto a la personalidad, sobre todo en relación al Papa (y los obispos). Esto está en contradicción explícita con lo que pide el Evangelio: "Vosotros no os dejéis llamar 'maestro', porque maestro sólo hay uno, y todos vosotros sois hermanos; ni deis a nadie el nombre de 'padre' en la tierra, porque padre sólo hay uno, que es el del cielo; ni os hagáis llamar 'guías', porque uno solo es el vuestro, que es el Cristo "(Mateo 23,8–10).
Es frecuente criticar El Vaticano y la forma jerarquizada que ha tomado la Comunidad Eclesial. Hay que hacerlo, porque son defectos de nuestra Iglesia, que debemos ayudar a corregir. Estos defectos tendrían mucha menos fuerza si todos fuéramos más fieles a la indicación de Jesús: Todos vosotros sois hermanos.
El culto a la personalidad es una forma de idolatría, cuya culpa no está sólo en quien la recibe sino sobretodo en quien la da.
PREGUNTAS para el diálogo
  1. ¿Quién es Jesús para nosotros?
  2. ¿Qué muestras de "culto a la personalidad" descubrís en vuestra manera de hacer?
  3. Jesús prohíbe a los discípulos que digan a nadie que él es el Mesías. ¿Creéis que esta prohibición puede ser aún válida? ¿En qué circunstancias?

Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

martes, 17 de junio de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - CORPUS CHRISTI - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.

Evangelio

Juan 6, 51-58

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
-«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»
Disputaban los judíos entre sí:
-«¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
Entonces Jesús les dijo:
-«Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.»


Entrevista




Entrevistas con Fid'ho
Cuerpo y Sangre de Cristo – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Hoy es Corpus. Como esta fiesta me resultaba un poco extraña, he buscado informarme antes de hablar contigo. Y he quedado sorprendido: lo más importante eran las procesiones, y con una presencia bastante "exhibicionista" de tu parte.
Fid'ho
No soy exhibicionista. Como Hijo del Hombre me muestro a todos para que aquellos que lo deseen puedan convertirse auténticamente  en humanos. En cambio, tú hablas de un exhibicionismo deshumanizador. Y estoy de acuerdo contigo: algunos de mis discípulos están bastante aficionados al exhibicionismo.
Evy
¡Esta fiesta tiene más de 800 años! Dado que no eres exhibicionista, lo debes pasar bastante mal en un día como hoy …
Fid'ho
De hecho no me exhiben a mí. Aunque en sus procesiones haya un trozo de pan, lo que realmente exhiben son sus vestidos llamativos, sus custodias doradas, sus bordados, sus jerarquías, sus costumbres, … En cambio el pan, ni siquiera parece pan; parece más bien papel de harina, que a nadie le hace pensar en alimentarse de él o a hacerse alimento a sí mismo.
Evy
¿Con ocho siglos, todo esto no se habría podido corregir?
Fid'ho
¡Ni con ocho siglos ni con veinte! El corazón humano es muy duro en este aspecto. ¡Es un problema que tengo ya desde el primer día!
Evy
¿Desde el primer día?
Fid'ho
Sí. Lo puedes leer en el Evangelio de Juan, que lo explica muy bien. Cuando todavía me movía por Galilea, un día reuní a todos mis discípulos y les hice descubrir que para alimentar realmente la vida humana, es necesario compartirla. La vida de cada uno es como una pequeña llama. Si no se extiende, pronto se apaga. Sólo si se extiende y se hace hoguera, puede durar.
Evy
¿Y te entendieron?
Fid'ho
Sólo a medias. Y, ¡aquí está el mal! Entendieron que lo que les decía era importante. Pero, en vez de vivir según lo que les decía, intentaron convertirme en un rey, porque suponían que así les podía solucionar sus problemas alimentarios … ¡Era grande su ceguera! Piensa que tuve que enfadarme mucho con ellos. Tuve que obligar a los principales agitadores a irse a la otra orilla.
Evy
¿A la otra orilla?
Fid'ho
Es una forma de hablar. Galilea está alrededor de su mar. Pasar a la otra orilla significa dar la vuelta al punto de vista sobre una determinada situación. Significa volver al Éxodo, pasando del lugar de esclavitud al camino hacia la libertad, como había hecho el antiguo Israel atravesando el Mar Rojo.
Fue un momento difícil para ellos y para mí. Muchos me abandonaron. Sólo algunos, a pesar de no entenderme bien, aceptaron que lo que les decía era el único camino para llegar a ser verdaderamente humanos.
Evy
¿El único camino?
Fid'ho
Sí, amigo mío: el único camino. Quien guarda su vida para él, la pierde. Sólo quien la entrega, compartiéndola o haciéndose alimento (pan), la vuelve apta para la VIDA ETERNA.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 10 de junio de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Santísima Trinidad - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.

Evangelio

Juan 3, 16-18

Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna.
Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.
El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.


Entrevista




Entrevistas con Fid'ho
Santísima Trinidad – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Casi siempre que se habla de la Trinidad se habla también de misterio. Como es un misterio, ya se da por supuesto que no se puede entender nada.
Y yo me pregunto: si no se puede entender nada, ¿por qué se habla de ello? Yo soy periodista y, si algo no lo entiendo, lo investigo hasta que lo entiendo; y si no lo consigo, no digo nada. En cambio he notado que en los ámbitos eclesiásticos muchos hablan de la Trinidad diciendo que es algo tan importante; pero que, como es un misterio, no se debe pretender querer entender.
Fid'ho
Como buen periodista que eres, tú sabes perfectamente que hay palabras que cambian de sentido. Tienes toda la razón: la palabra "misterio" que, en un principio servía para expresar una experiencia transformadora, ha acabado sirviendo de excusa para mentes perezosas.
Evy
Según tú, pues, cuando se dice que la Trinidad es un misterio, no se está diciendo que es algo imposible de entender sino una experiencia transformadora. ¿Exactamente, qué quieres decir?
Fid'ho
Podemos ver las formas y los colores de las cosas; podemos oír las palabras y la música; podemos acariciar una piel suave u oler un perfume agradable, … Son experiencias humanas comunes y habituales. Y, con la mente, podemos ir más allá y entender el mundo: su funcionamiento, sus orígenes, su evolución …
Pero en la vida de una persona hay momentos especialmente intensos. Hay momentos en que se diluyen las diferencias entre el mundo y nosotros, y nos sentimos "atrapados" en la Realidad Total. Una Realidad sentida como inmensa, e inmensamente bella, creativa, bienaventurada y maravillosa. Una Realidad que, a la vez, nos "toma" y nos "sobrepasa", transformando todo nuestro ser: los sentidos, la mente, la percepción, el conocimiento, las capacidades … Son momentos de plenitud desbordante; de vivencia del misterio.
Evy
¿Y la palabra "trinidad" sirve para expresar esta vivencia desbordante?
Fid'ho
¡Ninguna palabra puede expresar esta vivencia! En la misma experiencia ya descubrimos que es intransferible; y que se nos escapa si la queremos tomar o comprender. Quien la tiene, la entiende más allá de las palabras. Cuando no se tiene, todas las palabras del diccionario juntas no bastarían para sugerirla.
Si, a pesar de todo, intentamos hablar de ella, hay que corregir cada palabra con su contraria. Es una experiencia de unidad, pero no indiferenciada. En ella se percibe la dualidad entre el Yo y el Resto, pero sin desconexión mutua. La palabra "trinidad" puede resultar sugerente. Sugiere la conciencia de haber entrado en un circuito vital que no comienza ni termina en nosotros. Un circuito completo en sí mismo, y a la vez, abierto. Un circuito de amor entregado, recibido y correspondido, similar al circuito del agua que sale del mar, se hace lluvia esparciendo vida, y regresa a la mar.
Evy
El circuito del agua no es cerrado porque “se abre" haciendo nacer la vida en sus infinitas manifestaciones. ¿Podríamos decir que el circuito de la Trinidad "se abre" generando la Humanidad?
Fid'ho
En el lenguaje cultural de Occidente, se podría decir así, pero sin descuidar la gran diferencia que existe entre el circuito del agua y el circuito del amor. La vida nace del agua por simple transformación y evolución de sus elementos. En cambio, la Humanidad no nace del circuito del Amor por evolución o transformación sino como respuesta libre y generosa a un Don recibido, también libre y generoso. Por ello se puede hablar de misterio.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 3 de junio de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo de Pentecostés - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.
1ª Lectura

Hechos 2, 1-11

Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería.

Se encontraban entonces en Jerusalén judíos devotos de todas las naciones de la tierra. Al oír el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Enormemente sorprendidos, preguntaban:

-- ¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿cómo es que cada uno los oímos hablar en nuestra lengua nativa? Entre nosotros hay partos, medos y elamitas, otros vivimos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia o en Panfilia, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirene; algunos somos forasteros de Roma, otros judíos o prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua.


Evangelio

Juan 20, 19-23

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
-«Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
-«Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. »
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:
-«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»


Entrevista




Entrevistas con Fid'ho
Domingo de Pentecostés – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Leyendo el relato de Lucas sobre Pentecostés, he tenido que cambiar algunas ideas que me había hecho al respecto. A partir de pinturas que había visto en libros de Arte o en museos, yo imaginaba que las curiosas lenguas de fuego se habían puesto sólo sobre los 12 Apóstoles, presididos y acompañados por María, tu madre. Pero el relato habla de mucha más gente, y dice que todos ellos quedaron llenos del Espíritu Santo. Si me permites una broma, diría que, ¡allí dentro debió ser como una fragua!
Fid'ho
¿Una fragua? … ¡Me gusta esta imagen! Es una imagen adecuada para expresar la gran transformación de que habla este relato.
Evy
Yo lo decía por el calor que debería hacer con tantas llamas de fuego
Fid'ho
Pues yo lo digo por la quema que se produce en las fraguas. Para ser realmente humanos, hay que quemar toda esa ganga que esconde la belleza y la dignidad de cada persona. El ser humano nace débil e inseguro, y eso le lleva a rodearse de muchas cosas (ganga) que cree que le darán fuerza y seguridad. Pentecostés es la fragua donde todo esto quema, y permite que aparezcan el brillo y la belleza del oro puro.
Evy
Yo imaginaba que, para los fieles, la jerarquía de la Iglesia eran aquellas personas que, de alguna manera, habían recibido sobre si la llama del Espíritu Santo. Pero si estas llamas y lenguas llegan a todos, … ¡¿de dónde sale eso de la "jerarquía"?!
Fid'ho
¡¿Y tú, un observador conspicuo de la sociedad, me lo preguntas?! Quemada la ganga, la comunidad toma la forma de comunión mutua, donde cada uno, movido por el amor, se convierte en servidor de los demás. No hay jerarquía (poder sagrado) de ninguna clase, sino, ¡sólo servicio!
Evy
Si no hay jerarquía, ¿se podría decir que la Iglesia es una democracia?
Fid'ho
Democracia es una palabra bonita, pero no sirve para la Iglesia. La democracia todavía habla de Poder. En cambio, si la Iglesia toma forma externa, debe ser precisamente para mostrar a todos que es posible vivir en comunión, excluida de toda forma de Poder.
Evy
No sé imaginarme la Iglesia, sobre todo la Católica, sin una jerarquía central fuerte y eficaz.
Fid'ho
Tú eres periodista, y te fijas sobre todo en la apariencias; en lo que se ve. En cambio yo, que soy el hijo del hombre, veo la realidad profunda de la Humanidad, que a menudo queda oculta. Pentecostés es el estallido de una Humanidad madura. Todo el mundo, sea de la religión que sea, puede apuntarse. En ella todos se entienden, hablen la lengua que hablen y sean de la religión que sean. Hay que ir más allá de las iglesias confesionales, que son las que se ven. La Iglesia de Pentecostés es la Humanidad. Y se va construyendo día a día, cada vez que alguien, abandonando el Poder, decide abrirse al resto de los humanos para construir Humanidad.
Evy
La palabra "iglesia" significa "asamblea". ¿Pentecostés sería la asamblea de los Pueblos, sin exclusiones?
Fid'ho
Lo has dicho muy bien. Una asamblea permanente y permanentemente creciente, que entre todos vamos construyendo.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)