Traductor

martes, 17 de junio de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - CORPUS CHRISTI - Ciclo A

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.

Evangelio

Juan 6, 51-58

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
-«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»
Disputaban los judíos entre sí:
-«¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
Entonces Jesús les dijo:
-«Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.»


Entrevista




Entrevistas con Fid'ho
Cuerpo y Sangre de Cristo – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Hoy es Corpus. Como esta fiesta me resultaba un poco extraña, he buscado informarme antes de hablar contigo. Y he quedado sorprendido: lo más importante eran las procesiones, y con una presencia bastante "exhibicionista" de tu parte.
Fid'ho
No soy exhibicionista. Como Hijo del Hombre me muestro a todos para que aquellos que lo deseen puedan convertirse auténticamente  en humanos. En cambio, tú hablas de un exhibicionismo deshumanizador. Y estoy de acuerdo contigo: algunos de mis discípulos están bastante aficionados al exhibicionismo.
Evy
¡Esta fiesta tiene más de 800 años! Dado que no eres exhibicionista, lo debes pasar bastante mal en un día como hoy …
Fid'ho
De hecho no me exhiben a mí. Aunque en sus procesiones haya un trozo de pan, lo que realmente exhiben son sus vestidos llamativos, sus custodias doradas, sus bordados, sus jerarquías, sus costumbres, … En cambio el pan, ni siquiera parece pan; parece más bien papel de harina, que a nadie le hace pensar en alimentarse de él o a hacerse alimento a sí mismo.
Evy
¿Con ocho siglos, todo esto no se habría podido corregir?
Fid'ho
¡Ni con ocho siglos ni con veinte! El corazón humano es muy duro en este aspecto. ¡Es un problema que tengo ya desde el primer día!
Evy
¿Desde el primer día?
Fid'ho
Sí. Lo puedes leer en el Evangelio de Juan, que lo explica muy bien. Cuando todavía me movía por Galilea, un día reuní a todos mis discípulos y les hice descubrir que para alimentar realmente la vida humana, es necesario compartirla. La vida de cada uno es como una pequeña llama. Si no se extiende, pronto se apaga. Sólo si se extiende y se hace hoguera, puede durar.
Evy
¿Y te entendieron?
Fid'ho
Sólo a medias. Y, ¡aquí está el mal! Entendieron que lo que les decía era importante. Pero, en vez de vivir según lo que les decía, intentaron convertirme en un rey, porque suponían que así les podía solucionar sus problemas alimentarios … ¡Era grande su ceguera! Piensa que tuve que enfadarme mucho con ellos. Tuve que obligar a los principales agitadores a irse a la otra orilla.
Evy
¿A la otra orilla?
Fid'ho
Es una forma de hablar. Galilea está alrededor de su mar. Pasar a la otra orilla significa dar la vuelta al punto de vista sobre una determinada situación. Significa volver al Éxodo, pasando del lugar de esclavitud al camino hacia la libertad, como había hecho el antiguo Israel atravesando el Mar Rojo.
Fue un momento difícil para ellos y para mí. Muchos me abandonaron. Sólo algunos, a pesar de no entenderme bien, aceptaron que lo que les decía era el único camino para llegar a ser verdaderamente humanos.
Evy
¿El único camino?
Fid'ho
Sí, amigo mío: el único camino. Quien guarda su vida para él, la pierde. Sólo quien la entrega, compartiéndola o haciéndose alimento (pan), la vuelve apta para la VIDA ETERNA.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)