Traductor

jueves, 26 de junio de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - SAN PEDRO Y SAN PABLO

Presentación
Continuando en el intento de buscar un lenguaje adecuado para ofrecer el mensaje evangélico, intentaré servirme del género literario entrevista. Como siempre seguiré los fragmentos del evangelio de los domingos, según el Misal Romano.
Entrevistas con Fid'ho toma forma de diálogo entre Fid'ho (abreviación de Hijo del Hombre (en catalán, recordemos que el autor escribe en esta lengua)) y Evy, periodista. El nombre Evy, por su parecido con Eva, quiere compensar el excesivo peso que entre nosotros tiene la palabra "hombre", tomada a menudo sólo en sentido de "varón". También, por su proximidad con evangelista, quiere destacar la semejanza entre los primeros evangelistas y los periodistas actuales cuando nos ayudan con "buenas noticias".
Soy consciente de cuán arriesgado es el uso de este género literario, sobre todo teniendo en cuenta la calidad del entrevistado. Intentaré que las palabras puestas en boca de Fid'ho sean tan ajustadas como sepa al mensaje que, hace dos mil años, intentaron transmitirnos cientos de escritores que inventaron el género literario "evangelio".
De los muchísimos evangelios que se escribieron, la comunidad cristiana, desde hace mucho tiempo, seleccionó sólo cuatro. Esta capacidad selectiva de la Comunidad cristiana me permite el atrevimiento de escribir Entrevistas con Fid'ho: si son útiles, lo habrán sido; si no, ¡directamente a la papelera!
Evy no expondrá sus ideas sino que hará aquellas preguntas o comentarios que harían los supuestos lectores o lectoras que estuvieran presentes. Así pues, Evy no actúa ni como creyente ni como increyente, ni religioso ni antirreligioso, ni progresista ni conservador,… Quiere ser simplemente "voz de los humanos" que hacen preguntas o exponen sentimientos como dudas, quejas, esperanzas y anhelos.

Evangelio

Mateo 16, 13-19

Tu eres Pedro, y te daré las llaves del reino de los cielos.

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos:
-«¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron:
-«Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremias o uno de los profetas.»
Él les preguntó:
-«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo:
-«Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»
Jesús le respondió:
-«¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo.
Ahora te digo yo:
Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.
Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.»
Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.


Entrevista





Entrevistas con Fid'ho
San Pedro y San Pablo

Evy
Tengo la impresión de que la fiesta de San Pedro (y San Pablo) es importante en la Iglesia Católica porque se celebra el primado del Papa, sucesor de Pedro. Pero, si miramos la Historia, el primado del obispo de Roma ha traído más problemas que buenos resultados. De hecho los últimos papas han pedido explícitamente que se les ayude a encontrar una forma correcta de ejercer este primado.
Fid'ho
Como hijo del hombre, lo que inspiro es fraternidad. Dentro la fraternidad, si alguien desea alguna clase de primacía, que sea en el servicio fraternal a los demás.
Evy
Pero, según el evangelio que hemos leído, tú mismo dijiste a Pedro: "Tú eres Pedro. Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia".
Fid'ho
También le dije: “¡Vete de aquí, Satanás! Me quieres hacer caer, porque no ves las cosas como Dios, sino como los hombres".
Evy
¿Significa esto, que Pedro es una figura contradictoria que proclama el bien, pero hace el mal?
Fid'ho
¡En absoluto! El bien y el mal no son realidades contradictorias. El mal no tiene ningún tipo de realidad. Lo sufrimos sólo, por contraste, desde la experiencia del bien. Sólo se sufre la oscuridad cuando se está preparado para la luz. Sólo conocemos y lamentamos las carencias de la niñez cuando somos adultos. El ansia de Poder sólo resulta "mala" cuando se ha escuchado la llamada a la libertad y a la fraternidad filial.
Evy
Pero tú declaras que Pedro (que significa Piedra o Roca) es el fundamento de tu Iglesia
Fid'ho
Claro que sí. Pedro personifica a los seres humanos que, comenzando en la imperfección, escuchan y siguen la llamada a la Plenitud. Mi Iglesia no es de ángeles sino de hombres. Pedro encarna la alternativa a los fariseos y saduceos que, para creer en mí, para creer en el Hombre, me exigían una señal del cielo. Les respondí que no hay ninguna otra "señal" que la de Jonás ("engullido" por un monstruo). Sólo los humanos que se dejan "engullir" por La Tierra pueden aceptar ser hijos de Dios. Son la base y el fundamento de mi Iglesia; es decir: sobre ellos voy construyendo la Humanidad restaurada. Y esta es la "señal".
Evy
Por lo tanto, lo que dices a Pedro, ¿lo dices a todo el mundo? …
Fid'ho
Repito: todo aquel que, superando la tentación de exigir señales del cielo, descubre las señales de Dios mirando a La Tierra; mirando a la Humanidad. Pedro cayó en esa tentación, pero la superó.
En un principio, a pesar de saber por una revelación que el Hombre es Hijo de Dios, entendía esta revelación como un privilegio divino sólo para mí. No podía aceptar mi pasión y muerte. Llegado el momento de la prueba, me negó por tres veces diciendo: "yo no conozco (este) el Hombre". Con todo, cuando le ofrecí la oportunidad de convertirse, rectificó completamente. Entonces pude decirle lo que ya había dicho a otros: sígueme. Y me siguió.
Evy
Pero, una vez convertido, no le dijiste tan sólo que te siguiera, sino también que fuera el pastor de tus ovejas
Fid'ho
¡Todo el mundo es pastor y todo el mundo es oveja! Yo soy Cordero de Dios y Buen Pastor. Diciendo a Pedro que apacentara mis ovejas le indicaba cómo sería su muerte: entrega total de su vida. Primero, haciéndome sobrehumano me había negado como hombre. Una vez convertido, aconteció modelo de conversión. (Como también Pablo, que primero me perseguía, pero después aceptó ser apóstol mío).
Todo buen discípulo es pastor, no para mandar, dirigir o imponerse, sino para apacentar las ovejas con la propia vida, tal y como les enseñé, con mi ejemplo, cuando estuve visiblemente con ellos.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)