Traductor

miércoles, 27 de agosto de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XXII de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

Mateo 16, 21-27

En aquel tiempo, empezó Jesús a explicar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y padecer allí mucho por parte de los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, y que tenía que ser ejecutado y resucitar al tercer día.
Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo:
-«¡No lo permita Dios, Señor! Eso no puede pasarte.»
Jesús se volvió y dijo a Pedro:
-«Quítate de mi vista, Satanás, que me haces tropezar; tú piensas como los hombres, no como Dios.»
Entonces dijo Jesús a sus discípulos:
-«El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga.
Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará.
¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?
¿O qué podrá dar para recobrarla?
Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta.»


Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XXII de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Tengo que reconocer que me ha sorprendido el "piropo" que le has dedicado a tu amigo Pedro. Yo imaginaba que (y según tú mismo) no se debe insultar a nadie …
Fid'ho
Le he dicho "satanás" no insultándole sino corrigiéndolo. Satanás significa nuestra capacidad creadora cuando nos mueve a imponer nuestros planes sobre la Humanidad, sustituyendo los planes de Dios. Y es una tentación que he tenido que ir superando constantemente. Y lo hará igualmente todo aquel que, como Pedro, quiera seguirme.
Evy
Entre nosotros es un insulto, y de los gordos …
Fid'ho
Esto vino más tarde. Cuando se lo dije a Pedro, era un aviso. Un aviso serio, porque se trata de una tentación grave y difícil de detectar, sobretodo en aquellas personas que, por ser mis discípulos, podrían dar por supuesto que todos sus pensamientos son correctos.
Evy
Pedro quería hacerte un favor. Reconoció que tú, hijo del hombre, eres también hijo de Dios. ¡Y le diste la razón! Es lógico que pensara que, siendo hijo de Dios, nadie te había de juzgar, condenar ni matar.
Fid'ho
No tan lógico, Evy. En mí, Pedro acababa de reconocer al Hombre como Mesías e Hijo de Dios. Yo ya le había advertido de que este conocimiento suyo no significaba que me conociera mejor que los demás sino que era una revelación de mi Padre. ¡¿Te parece lógico que quisiera corregirme cuando les expliqué la forma en que sería Mesías e Hijo de Dios?!
Evy
Lo que comunicaste a los discípulos era terrible, e incluso inimaginable tratándose de alguien querido por Dios
Fid'ho
Por esto les advertí antes, y por esto corregí a Pedro.
Es cierto: el Calvario es terrible. Pero todavía es más terrible todo lo que provoca la existencia de miles y millones de Calvarios. Todo viene de los humanos que caen en la tentación de considerarse superiores a los demás, y sus jueces. Mi terrible pasión y muerte comienzan el día en que un hombre juzgó y condenó a un hermano suyo. Y mi pasión y muerte continúan aún hoy, siempre crueles e injustas.
Evy
No me explico como Dios –Padre bondadoso, según tú– pudo creado una Humanidad tan cruel. En último término, ¡Él es el responsable de tanta crueldad!
Fid'ho
No, Evy. Dios es "responsable" de la libertad humana. Es cierto: podía habernos hecho robots; robots "perfectos" como las estrellas. ¿Te gustaría ser un robot perfecto?
¿Si te hubiera sido posible, hubieras preferido que tus hijos fueran "perfectos", programados para que te obedecieran y te llenaran de besos siempre que te encontraran? ¿O los prefieres tal como han sido, con sus defectos, rabietas o virtudes, y libres?
Evy
¡Para, para! La idea de hombres–robot me horroriza.
Ya lo voy entendiendo: el "precio" de la bondad es la posibilidad de ser malo. El "precio" de la libertad es la posibilidad de usarla mal. El "precio" del amor es la posibilidad de odiar.
Esto me sitúa ante una pregunta muy angustiosa: ¿Los Humanos, utilizaremos bien nuestra libertad?
Fid'ho
¡No te pongas tan trascendente, Evy!
Hazte una pregunta más sencilla: Yo (es decir: tú), ¿utilizaré bien mi libertad? Ahora la respuesta depende sólo de ti.
Y no dejes de alegrarte por todo el amor que ya has recibido y por todo el amor que ya has entregado.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


miércoles, 20 de agosto de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XXI de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

Mateo 16, 13-20

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos:
-«¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron:
-«Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremias o uno de los profetas.»
Él les preguntó:
-«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo:
-«Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»
Jesús le respondió:
-«¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo.
Ahora te digo yo:
Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.
Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.»
Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.


Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XXI de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
"¿Quién es el hijo del hombre?" Como periodista, me gustaría hacer una gran encuesta con esta pregunta, diferenciando lo que dice la gente y lo que dicen tus discípulos. ¡Seguro que habría sorpresas! En el relato leído, me resulta muy extraño que, a pesar de ser correcta la respuesta de tus discípulos, les prohibas terminantemente que lo digan a alguien. ¿Por qué no lo pueden decir, si es la respuesta correcta?
Fid'ho
La pregunta que yo hago a los discípulos no tiene respuesta, ni correcta ni incorrecta. Se trata simplemente de una pregunta provocativa. Provocativa en el mejor sentido de la palabra: vocativa pro ("que llama a favor de …"). La pregunta quiere provocar el descubrimiento de la progresiva realización del Home. El Hombre no es una realidad hecha y terminada. A través de todos los humanos, se va realizando. En mí, como hijo del hombre, los humanos encuentran las pistas necesarias para no equivocarse en la construcción.
Evy
Pero, según el relato, tú apruebas la respuesta de Pedro, y la destacas. ¿No indicas así que es una buena respuesta?
Fid'ho
Es buena como horizonte. El horizonte del Hombre es ser hijo de Dios. Pero a Dios no le ha visto nadie. De hecho, tanto Pedro como los otros discípulos interpretan mal su respuesta, porque se han hecho una idea equivocada de Dios (y del Mesías). Por eso les prohíbo que lo digan a nadie. El proceso de humanización no se aprende estudiando o imaginando como debería ser, sino sólo caminando en su dirección. Cada nuevo paso sólo se intuye a partir del camino ya hecho.
Evy
Me parece que entiendo qué quieres decir, porque me ha ocurrido algo parecido con mis hijos. Quieres ayudarles a hacerse hombres, pero no puedes tener proyectos. No puedes marcarles el camino para que su camino sólo ellos lo pueden descubrir, decidir y caminar. Los padres sólo podemos acompañarlos, descubriendo con ellos sus propios caminos.
Fid'ho
¡Enhorabuena, Evy! Este descubrimiento tuyo, tan justo y sensato, nace del amor a tus hijos. También afortunados ellos por tener un padre –unos padres– como vosotros.
Créeme Evy: el principal obstáculo a la humanización viene de aquellos que creen saber, y se otorgan el derecho a decidir sobre la vida de los demás. Este ha sido el gran pecado de los dictadores crueles que han marcado la trágica Historia humana. Pero también es el pecado del simple compañero de grupo que quiere imponerse como líder del grupo; o de tantos padres que pretendemos "formar" a nuestros hijos o hijas según nuestros propios proyectos.
Evy
"¿Qué es el Hombre?". Realmente es una pregunta que no tiene ni puede tener ninguna respuesta teórica. La misma respuesta de Pedro, aunque ofrezca un horizonte, nos sirve de poco … ¡¿Qué conlleva ser hijo de Dios si nunca nadie ha visto a Dios?!
Fid'ho
Descubrimos a Dios en la medida que vamos construyendo su imagen, que es el Hombre. Construyendo humanidad adquirimos conocimiento vivencial de Dios. No se da una cosa sin la otra.
Evy
¿Si no se da una cosa sin la otra, por cual hay que empezar?
Fid'ho
Piensa en tus hijos, Evy. Un día aparecieron en vuestras vidas, como un don, como un horizonte, … y, ¡todo recomenzó para vosotros! Cada momento llamaba al siguiente, paso a paso, impulsados y guiados por el amor …
Evy
… Sin proyectos; pero el horizonte se iba definiendo …
¡Hemos hablado de esto muchas veces con mi mujer! Aprender a renunciar a nuestros proyectos para dejar libre su horizonte. En una palabra: VIVIR. O mejor: CONVIVIR. Es el inicio y el horizonte de todo.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


miércoles, 13 de agosto de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XX de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

Mateo 15, 21-28

En aquel tiempo, Jesús se marchó y se retiró al país de Tiro y Sidón.
Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle:
-«Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo.»
Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle:
-«Atiéndela, que viene detrás gritando.»
Él les contestó:
-«Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel.»
Ella los alcanzó y se postró ante él, y le pidió:
-«Señor, socórreme.»
Él le contestó:
-«No está bien echar a los perros el pan de los hijos.»
Pero ella repuso:
-«Tienes razón, Señor; pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los amos.»
Jesús le respondió:
-«Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas.»
En aquel momento quedó curada su hija.


Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XX de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
El relato de este domingo me ha sorprendido mucho, y me ha provocado cierta indignación. ¡¿Cómo es posible que trates a una mujer cananea de perrita?!
Fid'ho
Querido Evy: ¡No sabes como me gusta y me anima tu indignación! Pero la orientas equivocadamente.
Si un hijo tuyo cayera en las telarañas de una secta destructiva, ¿qué harías?
Evy
¡¡¡Todo lo que fuera necesario para sacarlo de aquella situación!!!
Fid'ho
La solución no sería sacarlo sino encontrar la forma de que él mismo quisiera salir. El dominio de las sectas llega a la mente, y esa es la enfermedad real de quienes son atrapados. Lo importante es liberar la mente.
Evy
De acuerdo. ¿Pero esto, qué tiene que ver con la mujer cananea?
Fid'ho
Es una figura representativa. Había Cananeos que, conviviendo con los Judíos, tenían mentalmente asumido que, en el aspecto religioso, eran inferiores. Pensaban que la "verdadera religión" era la de los Judíos, y creían que la propia salvación les había de llegar de algún profeta "hijo de David". Este era el "demonio" (ideología alienante) que había tomado posesión de la hija de la mujer cananea, y que ella misma le había inculcado.
Evy
Y fue necesario que tú, como hijo del hombre, te sirvieras de su propia mentalidad para hacerla reaccionar …
Fid'ho
La religión (mejor: una perversa forma de entender la religión) era la principal causa de la pretendida inferioridad de los Cananeos en relación con la superioridad "del pueblo elegido". El amor hizo entender a aquella madre que la situación de su hija era enfermiza. Reconoce que su hija está "endemoniada". Y este amor humilde y persistente muestra una fe superior a la fe de la mayoría del pueblo elegido. Diciéndole: "Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas", yo le mostraba que estaba al nivel de los mejores creyentes judíos.
Evy
El sentimiento de inferioridad, arraigado en la mente, es muy frecuente, y puede darse en muchos campos. Recuerdo una vez que mi mujer me decía que la principal dificultad para la igualdad entre hombre y mujer está en las propias mujeres, que tienen asumida su (equivocada) inferioridad. Es decir: el principal problema del feminismo es que muchas mujeres tienen mentalmente asumida su sumisión al marido.
Fid'ho
La sumisión de unos a otros es signo de bondad cuando nace del amor y de la generosidad. Y ésta es la gran aportación que han hecho y hacen la mayoría de mujeres. Gracias a ellas, la Humanidad no se ha colapsado. Pero cuando se considera que la sumisión es normal para las mujeres y no para los hombres, entonces aparece el machismo. Y el machismo ha sido y es una de las plagas más destructivas de Humanidad.
Evy
De todos modos, ni el machismo ni la religión no son los únicos ámbitos en los que se dan situaciones de inferioridad–superioridad mentalmente asumidas. Cualquier circunstancia que permita sentirse superior o inferior es utilizada. Puede darse en el ámbito de la familia, de la cultura, del trabajo, de la política, … Ser superior hace sentirse importante; ser inferior hace sentirse merecedor del "apoyo" de los poderosos. "La estrategia de los débiles", como denunciaba un famoso pensador. Los sentimientos de superioridad o de inferioridad son dos caras de un mismo demonio: no creer en el Hombre.
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)


martes, 5 de agosto de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XIX de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

Mateo 14, 22-33

Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente.
Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo.
Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma.
Jesús les dijo en seguida:
-«¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!»
Pedro le contestó:
-«Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.»
Él le dijo:
-«Ven.»
Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó:
-«Señor, sálvame.»
En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo:
-«¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?»
En cuanto subieron a la barca, amainó el viento.
Los de la barca se postraron ante él, diciendo:
-«Realmente eres Hijo de Dios.»



Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XIX de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Leyendo este relato, me ha sorprendido la manera extraña de presentarte a tus discípulos. Si querías deslumbrarles con un espectáculo milagroso, ¡podías haber elegido una manera que no les asustara tanto! ¿O es que tienes mucha afición por el surf?
Fid'ho
Llámale surf, natación, buceo, … Llámale como quieras. Pero me sorprende que un buen literato como tú no haya visto en este relato una magnífica alegoría de la vida humana. El mar, con su capacidad de tragar, es un signo de la muerte, que todo lo engulle. Pero, si la muerte lo engullera todo, ¿tendría algún sentido la vida?
Como alegoría de la vida humana, este relato nos describe el triunfo de la Vida pasando por la muerte. Ir "a la otra orilla" caminando sobre el agua significa haber superado la capacidad sumidera del mar.
Evy
¿Así pues, en este relato no hay nada de "milagroso"? ¿Pasearse sobre el agua no es una propiedad tuya exclusiva como hijo de Dios, sino un horizonte para todos los humanos que se adhieren al hijo del hombre? ¿No es una simple chiquillada, el intento fallido de Pedro?
Fid'ho
Este es precisamente el mayor deseo del corazón humano. ¡Si incluso en muchos deportes los humanos expresan este anhelo de superar el mar! ¡Cuánta literatura describiendo su "victoria" de no ser tragados!
Evy
¿Sabes? Empieza a gustarme este relato. Visto como alegoría, el mar tiene un gran significado. Puede ser frontera o camino; monstruo que nos engulle o apoyo que nos sostiene. Enemigo que nos devora o madre que nos acuna … También la Muerte puede ser frontera o camino, monstruo o soporte, enemigo o madre, … Depende de nosotros. En el fondo, depende de si estamos o no en la "barca de la Humanidad". Ahora lo veo: no se trata de milagros, sino de humanidad.
Pero si es así, tus discípulos, diciendo que eres hijo de Dios, demuestran que no han entendido nada de nada …
Fid'ho
Demuestran que aún no han comprendido, pero expresan una gran verdad: El Hombre es hijo de Dios. De momento lo dicen como algo exclusivo mío. Cuando se den cuenta de que, como hijo del hombre, me voy construyendo junto a todos los humanos, entonces comprenderán que la Humanidad está llamada a ser "hija de Dios". Y disfrutarán de la comprensión de este “Misterio”.
Evy
Ahora entiendo tu alergia por los milagros. Entendiendo las cosas como "milagros", nos parece expresar "fe en Dios". Cuando en realidad es una forma de resistirse a creer en el Hombre como obra de Dios. El Hombre es el único camino que nos permite "conectar" con Dios.
Fid'ho
Quizás la palabra conectar no sea la más exacta, porque siempre estamos conectados con el Padre. Pero tienes razón, porque acoger y responder a la iniciativa de Dios depende también de nuestra libertad. Y no hay respuesta al Padre que no pase por los hermanos.
Evy
¿Y cómo es que no podamos encontrar a Dios si no es a través de los demás? Porque, ¡es un "camino" muy complicado!
Fid'ho
Dios es Amor. El Amor sólo se aprende amando; y no podemos empezar amando a Dios que no vemos. Comenzamos queriendo a los humanos con los que convivimos. Y progresivamente nos vamos haciendo capaces de amar y entender a Dios. Yo soy el camino.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)