Traductor

martes, 5 de agosto de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XIX de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

Mateo 14, 22-33

Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente.
Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo.
Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma.
Jesús les dijo en seguida:
-«¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!»
Pedro le contestó:
-«Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.»
Él le dijo:
-«Ven.»
Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó:
-«Señor, sálvame.»
En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo:
-«¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?»
En cuanto subieron a la barca, amainó el viento.
Los de la barca se postraron ante él, diciendo:
-«Realmente eres Hijo de Dios.»



Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XIX de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Leyendo este relato, me ha sorprendido la manera extraña de presentarte a tus discípulos. Si querías deslumbrarles con un espectáculo milagroso, ¡podías haber elegido una manera que no les asustara tanto! ¿O es que tienes mucha afición por el surf?
Fid'ho
Llámale surf, natación, buceo, … Llámale como quieras. Pero me sorprende que un buen literato como tú no haya visto en este relato una magnífica alegoría de la vida humana. El mar, con su capacidad de tragar, es un signo de la muerte, que todo lo engulle. Pero, si la muerte lo engullera todo, ¿tendría algún sentido la vida?
Como alegoría de la vida humana, este relato nos describe el triunfo de la Vida pasando por la muerte. Ir "a la otra orilla" caminando sobre el agua significa haber superado la capacidad sumidera del mar.
Evy
¿Así pues, en este relato no hay nada de "milagroso"? ¿Pasearse sobre el agua no es una propiedad tuya exclusiva como hijo de Dios, sino un horizonte para todos los humanos que se adhieren al hijo del hombre? ¿No es una simple chiquillada, el intento fallido de Pedro?
Fid'ho
Este es precisamente el mayor deseo del corazón humano. ¡Si incluso en muchos deportes los humanos expresan este anhelo de superar el mar! ¡Cuánta literatura describiendo su "victoria" de no ser tragados!
Evy
¿Sabes? Empieza a gustarme este relato. Visto como alegoría, el mar tiene un gran significado. Puede ser frontera o camino; monstruo que nos engulle o apoyo que nos sostiene. Enemigo que nos devora o madre que nos acuna … También la Muerte puede ser frontera o camino, monstruo o soporte, enemigo o madre, … Depende de nosotros. En el fondo, depende de si estamos o no en la "barca de la Humanidad". Ahora lo veo: no se trata de milagros, sino de humanidad.
Pero si es así, tus discípulos, diciendo que eres hijo de Dios, demuestran que no han entendido nada de nada …
Fid'ho
Demuestran que aún no han comprendido, pero expresan una gran verdad: El Hombre es hijo de Dios. De momento lo dicen como algo exclusivo mío. Cuando se den cuenta de que, como hijo del hombre, me voy construyendo junto a todos los humanos, entonces comprenderán que la Humanidad está llamada a ser "hija de Dios". Y disfrutarán de la comprensión de este “Misterio”.
Evy
Ahora entiendo tu alergia por los milagros. Entendiendo las cosas como "milagros", nos parece expresar "fe en Dios". Cuando en realidad es una forma de resistirse a creer en el Hombre como obra de Dios. El Hombre es el único camino que nos permite "conectar" con Dios.
Fid'ho
Quizás la palabra conectar no sea la más exacta, porque siempre estamos conectados con el Padre. Pero tienes razón, porque acoger y responder a la iniciativa de Dios depende también de nuestra libertad. Y no hay respuesta al Padre que no pase por los hermanos.
Evy
¿Y cómo es que no podamos encontrar a Dios si no es a través de los demás? Porque, ¡es un "camino" muy complicado!
Fid'ho
Dios es Amor. El Amor sólo se aprende amando; y no podemos empezar amando a Dios que no vemos. Comenzamos queriendo a los humanos con los que convivimos. Y progresivamente nos vamos haciendo capaces de amar y entender a Dios. Yo soy el camino.


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)