Traductor

lunes, 1 de septiembre de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XXIII de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

Mateo 18, 15-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano.
Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.
Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»


Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XXIII de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Eso que dices sobre la corrección fraterna, me gusta. Pero lo que dices sobre la oración –Perdona, Fid'ho– me parece una tontería. Porque es imposible … Porque, aunque quisieras, no podrías complacer a todo el mundo, ya que la gente pedimos cosas contradictorias
Imagina que mi mujer y yo nos ponemos de acuerdo para pedir que nos toque la lotería, y liquidar la hipoteca de la casa. Si esto "funcionara", serían infinitas las personas que pedirían lo mismo, porque, ¡todo el mundo necesita dinero! Pero la lotería, ¡si le toca a unos, no le toca a los otros! ¿A quién escucharía, Dios?
Fid'ho
Tanto tiempo que nos tratamos y, ¡todavía no me comprendes, Evy!
No me hagas decir lo que no he dicho. Entiendes mal la oración. Imaginas la oración como si fuera una cuestión de palabras. Dios no necesita nuestras palabras para saber lo que queremos …
Evy
Pero, ¡es lo que dices en el evangelio que hemos leído! … "Si dos  se avienen a pedir algo, mi Padre del cielo se lo concederá". ¡Son palabras tuyas!
Fid'ho
Cierto: son palabras mías. Pero son palabras dichas a mis discípulos.
Evy
Bueno … No sé si soy muy discípulo tuyo … Pero si te pidiéramos que nos tocara la lotería, no nos lo podrías conceder por mucho discípulos que fuéramos, porque muchos otros discípulos tuyos te pedirían lo mismo … ¡Son muchos los que se llaman "cristianos"!
Fid'ho
Yo soy el hijo del hombre. "Discípulos míos" lo son todos los que se sienten humanos y construyen Humanidad, se llamen "cristianos" o no. Cuando dos o más discípulos se avienen a pedir algo, significa que buscan ser más humanos y más constructores de Humanidad. Y siempre son escuchados, porque su oración coincide y concreta el Proyecto–Hombre de mi Padre.
Evy
Incluso así, "para construir Humanidad" unos discípulos pueden pedir cosas muy diferentes que otros discípulos
Fid'ho
Esto no es ningún problema, porque el Proyecto–Hombre de mi Padre no es un proyecto cerrado. Es un proyecto abierto, del cual  el resultado final será fruto de la respuesta de todos y cada uno de los humanos. El Hombre, al final, no será un "producto" de la acción creadora de Dios sino un "hijo" que se ha ido construyendo a sí mismo respondiendo con generosidad al don de la vida. El Padre nos dice: "Todo lo que atareis en la tierra, quedará atado en el cielo…”. Es una manera muy clara de indicar que asume la participación creadora de los Humanos.
Evy
¿Lo dices en serio eso de que el Padre asume la participación creadora de los Humanos? ¡Esto nos carga de mucha responsabilidad!
Si las cosas son así, deberíamos tomarlo más en serio esto de construir Humanidad !!!


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)