Traductor

martes, 11 de noviembre de 2014

ENTREVISTAS CON FID'HO - Domingo XXXIII de Ordinario - Ciclo A

Evangelio

 Mateo 25, 14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
-«Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó.
El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.
Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos.
Se acercó el que habla recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor."
Se acercó luego el que habla recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor."
Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabia que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo."
El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabias que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues deblas haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene.
Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes."

Entrevista


Entrevistas con Fid'ho
Domingo XXXIII de Ordinario – Ciclo A 

Podéis leer los apuntes de homilía pulsando aquí.
Evy
Tengo la impresión de que con esta parábola quieres decir muchas cosas… Estoy de acuerdo con lo que ocurre con aquel que recibió un talento de plata, que lo enterró "por seguridad". Me parece normal que se le quitara, ya que había demostrado su inoperancia. En cambio, me sorprende mucho que, en vez de dar su talento de plata a quien tenía sólo cuatro, fuera dado a quien ya tenía diez. Me parece injusto, porque los dos habían mostrado el mismo interés y su capacidad para doblar el capital.
Fid'ho
Celebro tu deseo de justicia, Evy. Pero aquí no se trata de justicia. En esta parábola, los “talentos de plata” significan la vida que cada uno ha recibido para que sea un buen administrador. Se quiere destacar una característica que es esencial para la vida: la creatividad. Quien por miedo o por pereza renuncia a la creatividad, es como si no viviera. Cuanta más vida, más creatividad; y cuanta más creatividad, más vida. Esto es lo que quiere significar la expresión: al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene.
Evy
Dicho de otra manera: la vida se genera desde la vida.
Esto ya lo entiendo, y lo experimento cada día en mí mismo y en mi entorno. Pero también es verdad que unos empiezan con "uno", otros con "dos" y otros con "cinco". ¿Por qué esta diferencia?
Fid'ho
Aquí los números sólo sirven para poner de relieve otra calidad de la vida: la diversidad. Los "depósitos" son diferentes y variados, pero el resultado final es el mismo para todos, si se ha sido fiel. En esta parábola el resultado final viene indicado claramente por estas palabras: Entra a celebrarlo con tu Señor. No se trata de una celebración ocasional. Indica la participación permanente en la Vida misma del "Señor"; es decir: del Padre. Todos los ríos, grandes o pequeños, llevan a la Mar inmensa, que representa la plenitud de todos. Igualmente todas las vidas llevan a la VIDA, donde cada una encuentra su Plenitud.
Evy
Pero aquel que sólo había recibido un talento de plata y lo enterró, fue echado fuera, ¡a las tinieblas! …
Fid'ho
"Ser echado fuera" no es un castigo sino la situación que él mismo ha escogido por propia decisión. Quien no quiere "vivir", queda fuera del ámbito de la Vida. Los "llanto y crujir de dientes" tienen una intención pedagógica: la no–vida es sentida como un mal cuando se ha sido invitado a la vida.
Evy
Y, ¿no hay ninguna solución?
Fid'ho
No me toca a mí responder sobre esto. No lo sé. Como hijo del hombre mi misión es construir Humanidad con todos aquellos que quieren construirla. Y no puedo ofrecer otras alternativas, si es que existen…

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)