Traductor

jueves, 18 de diciembre de 2014

ADVIENTO IV. CICLO B. Palabras y Palabrejas: "Ángel"

ADVIENTO IV. CICLO B.
Palabras y palabrejas


"Ángel".
8. Ángel. (El ángel, entrando en su presencia, dijo …)
¿Existen los ángeles?
Como dice un dicho: quien no lo sabe todo, no sabe nada. Los humanos no conocemos todo lo que existe; por lo tanto no podemos afirmar ni negar la posible existencia de otros seres inteligentes.
Hablamos de los ángeles porque la Biblia (y muchos otros Libros) hablan de ellos. Pero también hay que decir inmediatamente que la Biblia podría hablar de los "ángeles" como recurso literario; como lenguaje simbólico o mítico para expresar experiencias humanas profundas.
La palabra "ángel" proviene del griego, y significa mensajero. A menudo se utiliza para indicar que una persona o comunidad ha recibido un mensaje de Dios.
A Dios no le ha visto nunca nadie. Por ello, un peligro de los humanos cuando queremos hablar de Él es "humanizarlo" tanto que perdemos su trascendencia. De alguna manera, con la "intervención" de los ángeles, se armoniza la trascendencia de Dios y su humanización, inevitable para el hombre, cuando queremos hablar de experiencias divinas vividas.
En la vida de las personas hay momentos en que se experimenta un sentimiento profundo de ser acompañado, ayudado, iluminado, llamado, empujado, … por "alguien" exterior a nuestra realidad. Deducir de este sentimiento que este "alguien" es Dios, sería un atrevimiento excesivo. Es más "honrado" imaginar un su mensajero (ángel).
Los ángeles nos permiten "personalizar" una experiencia considerada sobrenatural sin ofender la trascendencia de Dios. En el lenguaje actual se podría decir que el recurso a los ángeles sería como un mecanismo de proyección que permite salvar la trascendencia de Dios y, a la vez, expresar la fe en una Presencia que afecta a nuestras vidas.
En la Biblia, este mecanismo de proyección tiene también otras diferentes expresiones, como pueden ser los sueños, los oráculos, ciertas casualidades, los videntes, … Y sobre todo los Profetas.
En el marco del Nuevo Testamento, y atendiendo al significado de la palabra, hay que decir que "el ángel" por antonomasia es Jesús de Nazaret, en quien se identifican mensaje y mensajero.
"Evangelio" proviene de dos palabras griegas: "eu" (bueno) y "aggelion" (mensaje). Los Evangelios ("eu-aggelion") nos presentan a Jesús como hijo del Hombre, que es el mejor buen Mensaje que puede recibir la Humanidad. Sería similar a cuando unos esposos reciben el mejor buen mensaje de que se han convertido en padres. Para ellos, su hijo es a la vez el mensaje y el mensajero.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)