Traductor

jueves, 26 de febrero de 2015

Domingo II de Cuaresma . Ciclo B. Palabras y Palabrejas: “Decir".

DOMINGO II DE CUARESMA. CICLO B.


Palabras y palabrejas

"DECIR".
25. "Decir". (Pedro … no sabía lo que decía).
El verbo "decir" está extraordinariamente presente en la Biblia.
"Decir", en boca de Dios, manifiesta su designio creador y humanizador. Es una acción eficaz. Dios dice y queda hecho lo que dice. "Dios dijo: «Que exista la luz.» Y la luz existió" (Génesis 1: 3). O bien: Dios dijo: "Que haya un firmamento en medio de las aguas, para separar unas aguas de las otras». Y fue así. (Génesis 1: 6).
El cuarto Evangelio nos presenta a Dios como Palabra. Y afirma: "Por ella todo ha venido a la existencia, y nada hay venido sin ella" (Juan 1: 3).
Dios no sólo es Palabra sino que también ha hecho al Hombre como fruto y continuador de la Palabra. "Dios dijo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza»” (Génesis 1:26). El cuarto Evangelio explicita este punto: "La Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios" (Juan 1: 1). Por tanto: está la Palabra que dice, y la Palabra dicha. Expresado de otra manera: Existe la Palabra engendradora (Dios–Padre) y la Palabra engendrada (Hombre–Hijo). Pero la Palabra engendrada no queda hecha por el solo hecho de ser dicha; tiene que aceptar libremente ser engendrada y engendradora.
"Decir", en boca de Jesús, pone de manifiesto su vinculación con la obra de Dios. Por eso la palabra de Jesús también es eficaz: lo que dice, se cumple. "Un leproso le vino a encontrar y, arrodillado, le suplicaba «Si quieres, puedes limpiarme.» Jesús dijo:«Quiero, queda limpio.» Y al instante le desapareció la lepra y quedó limpio" (Marcos 1 : 40). También lo expresa el centurión romano que pedía la curación de su criado: "Dilo sólo de palabra y mi criado quedará sano" (Mateo 8: 8).
Como Palabra engendrada, Jesús escucha al Padre, y debe ser escuchado por todos aquellos que asuman el designio humanizador de Dios. "Éste es mi Hijo amado; escuchadle” (Marcos 9: 7).
La Tentación.
El Hombre, como Palabra hijo de la Palabra, experimentará la tentación de querer hablar por su cuenta, con independencia de la Palabra Inicial. "Si eres hijo de Dios … di que estas piedras se conviertan en panes" (Mateo 4: 3). Es decir: Si eres Palabra eficaz, utiliza esta fuerza para hacer tu propia obra. Si tienes la capacidad de decir, di que eres dios y serás "dios", para decidir sobre el bien y el mal (Génesis 3: 5).
Los Evangelios, de alguna manera, son el relato de esta tentación y de su superación. Exponen los obstáculos que Jesús, Palabra fiel a la Palabra ("está escrito"), encuentra en una Sociedad poseída por el Anti–hombre (el Poder).
"Decir", en boca de Pedro (que, en los Evangelios, es el portavoz de los Doce) expresa la palabra humana equivocada, que Jesús deberá ir corrigiendo pacientemente. "No sabía lo que decía (no sabía lo que se decía), de asustados que estaban", hemos leído en el relato de la Transfiguración.
En los Evangelios, los Doce hacen de pantalla de contraste para que sea más visible la respuesta fiel de Jesús (del Hombre). Pedro dice, y Jesús corrige. Es una manera muy directa de advertirnos del peligro de tergiversar la persona y el mensaje de Jesús. Es una llamada de atención a fin de no caer en la tentación (como cayeron los Doce).
En los Evangelios, Pedro es el discípulo más sólido de Jesús ("Aunque todos se escandalicen, yo no." Marc 14:29); y sin embargo, será precisamente él quien negará a Jesús de una forma absoluta: tres veces seguidas! "Yo no conozco a este hombre". Es decir: yo no conozco al Hombre (Marcos 14: 66ss).
El gran peligro de los discípulos de Jesús es negar al Hombre, pretendiendo seguir a Jesús como "maestro", "líder", "rey", "fundador de una religión", "hijo de Dios", "Mesías", " salvador "… Jesús es el Hombre, presente en cada uno de los humanos. Sólo se le puede seguir construyendo humanidad, sobre todo con los más deshumanizados por nuestro mundo.
"Decir", en boca del Anti–hombre (del Poder), expresa mentira, y es una palabra deshumanizadora (homicida. Juan 8:44).
A pesar de ello, los Evangelios exponen algo muy interesante sobre la palabra de los Poderosos: por deshumanizadora que sea, queda "absorbida" en el Proyecto más amplio de Dios. Dios escribe recto también con los renglones torcidas de los Poderosos.
Los Evangelios lo hacen notar con expresiones como que se cumpliese lo que estaba escrito, o anunciado por los profetas,
Algunos ejemplos entre muchísimos otros posibles:
  • Ante el decreto de Herodes de matar a Jesús, José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, se fue a Egipto … para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, diciendo: De Egipto llamé a mi Hijo. (Mateo 02:15).
  • Habéis salido a prenderme con espadas y palos …   Pero todo esto ha sucedido para que se cumpla lo que está escrito en los libros de los Profetas (Mateo 26:56).
  • Porque os digo que se debe cumplir en mí aquello que está escrito: Ha sido contado entre los malhechores Lucas 22:37).
  • Se tenían que cumplir las palabras escritas en los libros de su Ley: me odian sin motivo (Juan 15:25).
  • Un caso especialmente significativo es el diálogo con Pilatos sobre el rótulo de la Cruz: … Los sacerdotes dijeron a Pilatos: «No escribas:" El rey de los judíos ". Pon: "Este dijo: Yo soy el rey de los judíos". Pilatos respondió: «Lo que he escrito, escrito está." (Juan 19:22). En este caso, la palabra de la autoridad imperial coincide con lo que "ya está escrito ". A partir de este momento el Crucificado deviene Escritura para todos (escrita en hebreo, latín y griego).
  • En el caso de Caifás, se dice que "profetizó" cuando dijo: ¿No os dais cuenta de que vale más que un solo hombre muera por el pueblo, y no que se pierda todo el pueblo? (Juan 11:50).
La eficacia deshumanizadora de la palabra dicha por los Poderosos queda corregida en el Proyecto global de Dios que, más allá de la muerte física, lleva a la Vida Plena (Resurrección). "A vosotros, amigos míos, os digo que no tengáis miedo de quienes matan el cuerpo y después ya no pueden hacer nada más” (Lucas 12: 4).


Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)