Traductor

jueves, 12 de marzo de 2015

Domingo IV de Cuaresma . Ciclo B. Palabras y Palabrejas: “Nicodemo".

DOMINGO IV DE CUARESMA. CICLO B.


Palabras y palabrejas

“NICODEMO". 
27. "Nicodemo". (En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo …)
"Nicodemo" significa literalmente "vencedor del pueblo" en el sentido de alguien que se pone por delante o por encima del pueblo. Tiene un significado similar al de tirano o dictador. El propio relato (en un fragmento no leído) destaca este significado presentándolo como "dirigente de los Judíos" (Juan 3: 1).
Jesús se encuentra en una sociedad dividida: está el pueblo, formado por la gran mayoría de la gente, y los dirigentes, que formaban una clase social aparte y actuaban como verdaderos amos del resto de las personas. En sociedades religiosas, los dirigentes se basaban en la religión para ejercer y mantener su dominio sobre los demás.
Los cuatro Evangelios nos presentan a Jesús, ya desde los inicios de su vida pública, directamente enfrentado a los Poderosos. En los tres Evangelios Sinópticos, estos poderosos se encuentran personificados en "Satanás". "Te daré toda la autoridad y la gloria de estos reinos: me la han confiado en mí, y yo la doy a quien quiero. Adórame y todo será tuyo", dice Satanás a Jesús" (Lucas 4: 6). El evangelio de Juan concreta aún más: la excusa y el ámbito del Poder es el Templo de Jerusalén. Por eso, en vez de la escena de las Tentaciones, el cuarto Evangelio crea la escena de la Purificación del Templo en el que Jesús hace salir (libera) a los animales destinados a los sacrificios. Estos animales (bueyes, ovejas, palomas) representan al Pueblo y su victimización en manos de los Grandes Sacerdotes. Este enfrentamiento con los Poderosos será total: "Destruid este Templo y en tres días lo edificaré … Él se refería al templo de su cuerpo" (Juan 2:19)
Pero, no todos los que, de hecho, forman parte de los Poderosos son necesariamente "duros de corazón". Los hay que se encuentran allí por herencia social, por carambola de estructuras o como producto de aquellos (y son muchos) que "necesitan" tener líderes a quien someterse. Por eso puede haber entre los Poderosos quien conserve su capacidad de ver la realidad humana y darse cuenta de los signos que Jesús hace.
Nicodemo representa a esta gente. Él ha visto los signos que ha hecho Jesús (Purificación del Templo, que era un signo mesiánico) y se siente movido a ir a dialogar con el nuevo maestro enviado por Dios.
El mensaje de Jesús es totalmente nuevo para Nicodemo, e incomprensible. "Y tú, que eres maestro de Israel, ¿no lo comprendes?"!
La función originaria del Templo era buena y humanizadora. La misión del Templo consistía en ser signo de la presencia de Dios liberador. Pero el Templo se había pervertido por culpa de los que se lo habían apoderado, poniéndolo al servicio de sus ansias de dominio.
Con Jesús, la presencia liberadora de Dios se hará visible en el Hombre elevado. Esto marcará el final de la misión del Templo.
El relato no dice si Nicodemo se convirtió. Pero al final del Evangelio de Juan volvemos a encontrarle acompañando a otro "hombre importante", convertido en discípulo de Jesús, a escondidas por miedo a los judíos: José de Arimatea. De ellos se dice que recogieron el cadáver de Jesús, el nazareno (el rebrote), y le enterraron en un huerto (Juan 19: 38ss). Todo el mundo sabe que lo que se entierra en un huerto es para que nazca con vida nueva.
Nicodemo representa la capacidad de conversión que los Poderosos pueden mantener y desarrollar.
¡Pero en este punto es necesario que ser muy honrados! Es cierto: el mundo se divide en Poderosos y Oprimidos. ¿Pero cuántos de los oprimidos no desean ser como los poderosos o, al menos, identificarse con ellos en alguna forma?!
Nicodemo es una figura representativa. Y nos representa a todos en nuestras iniciales ansias de dominio. Y, a la vez, nos ofrece un ejemplo de conversión al Hombre, aunque sea recogiendo los despojos de los deshumanizados y "sembrándolos" en un huerto para que rebroten.
Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)