Traductor

miércoles, 8 de julio de 2015

Domingo XV de Ordinario . Ciclo B. Palabras y Palabrejas: “Bastón".

DOMINGO XV DE ORDINARIO. CICLO B.


Palabras y palabrejas

"Bastón".
47. "Bastón". (Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más).
Bastón es una palabra frecuente en la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamento; aunque usada con significados muy diferentes. Precisamente esta diversidad de significados explica su uso abundante.
Sobre todo antes de la actual proliferación de coches, el bastón era un objeto mucho más común. Podía hacer de pierna para ayudar a caminar; puesto en el hombro, servía para colgar los fardos; era un arma para defenderse de los bichos del camino. También es símbolo de autoridad usado por los reyes, gobernadores, alcaldes… Es necesario a los pastores para defender y dirigir el rebaño. El bastón de los pastores tiene una forma especial que permite coger a las ovejas. De aquí ha salido el bastón de los obispos (llamado normalmente báculo, de una palabra latina con el mismo significado) que pone de relieve su función pastoral.
Pero si aquí hablamos de "bastón", es porque en el relato de hoy (Evangelio de Marcos 6:7-13) Jesús, cuando envía a sus apóstoles, les dice explícitamente que no tomen nada para el camino fuera del bastón (y unas sandalias). El bastón y las sandalias eran indispensables para los caminantes.
Pero resulta que los evangelios de Mateo (10:10) y de Lucas (9: 3) dicen exactamente lo contrario.
Se podría pensar que se trata de un simple detalle sin importancia. Pero ya sabemos que, en los Evangelios, los detalles suelen ser muy significativos. Además, si tenemos en cuenta que seguramente tanto Mateo como Lucas conocían perfectamente el Evangelio de Marcos, podemos pensar que algo interesante nos quieren decir cuando explícitamente le corrigen.
La explicación podría ser esta: Según los entendidos, el evangelio de Marcos sería el más antiguo, de los alrededores de los años 70. Los evangelios de Mateo y de Lucas serían posteriores a los años 80. En este intervalo algunas cosas habían cambiado en las comunidades cristianas. Sobre todo las comunidades de origen judío se iban organizando con cierto mimetismo con la organización de las Sinagogas; es decir: con una creciente autoridad de los responsables más directos.
Sería este punto que habría obligado a los nuevos evangelistas a cortar de raíz estos brotes de jerarquismo, tan contrarios al mensaje de Jesús. Posiblemente por ello, Mateo y Lucas prohíben explícitamente llevar bastón, a pesar de ser un objeto tan indispensable para los caminantes. También prohíben llevar dos vestidos: una referencia explícita a las vestiduras de los sacerdotes, los escribas y los Fariseos. Incluso prohíben llevar sandalias, que también tenían un importante simbolismo: los soldados y cargos públicos iban con sandalias; los sirvientes y los prisioneros iban descalzos.
El hecho de que se empezaba a atribuir una cierta autoridad a los servidores de las comunidades, indicaba una tendencia que Jesús había querido evitar completamente (Mateo 23: 9s).
Cuando hoy nos encontramos con el espectáculo de obispos ataviados con báculos, mitras y sorprendentes vestiduras, y además del ceremonial que les acompaña, podemos pensar que ni Mateo ni Lucas tuvieron demasiado éxito en su propósito.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)