Traductor

miércoles, 15 de julio de 2015

Domingo XVI de Ordinario . Ciclo B. Palabras y Palabrejas: “Despoblado".

DOMINGO XVI DE ORDINARIO. CICLO B.


Palabras y palabrejas

"Despoblado".
48. "Despoblado" (lugar). (Venid vosotros solos a un sitio tranquilo ...).
(Nota del traductor: Recordemos que el autor utiliza el Misal Catalán; en el español dice un sitio tranquilo. Para el caso es lo mismo. Veremos más adelante que ese lugar solitario, despoblado o lugar tranquilo, en la versión original es denominado con la palabra desierto)
Dos veces sale esa palabra en el relato que hemos leído hoy: una, en la intención de Jesús, y la otra como indicación del evangelista. Además, si continuáramos leyendo este relato de Marcos, veríamos que también los apóstoles hablan de "despoblado". (En el Misal no aparece esta tercera referencia a "despoblado" porque en este punto se abandona la lectura del evangelio de Marcos sustituyéndolo por el evangelio de Juan durante cinco domingos).
Si Jesús quiere llevar a los discípulos a un lugar solitario, no es sólo para que se repongan. La lectura del Misal traduce por "despoblado" una palabra que en la Biblia está mucho más cargada de significado: desierto. La traducción que hace el misal es correcta en relación al significado inmediato de la acción de Jesús, pero nos priva del significado profundo que sugiere esta palabra en la Historia de Israel y de la Humanidad.
Jesús lleva a los apóstoles a un lugar despoblado. Es decir: les hace iniciar un verdadero éxodo. Éxodo significa salir de un lugar o de una situación de esclavitud.
Jesús prepara un éxodo para los Doce, pero cuando desembarcan en el lugar despoblado, se encuentran con una gran multitud que eran como ovejas sin pastor. ¿Por qué, esa multitud? De dónde ha salido? Es la consecuencia de la "predicación" de los Doce, que han actuado más de agitadores sociales que de liberadores.
¿Qué hacer, ahora, con esta multitud? Los Doce sugieren a Jesús que los envíe a su casa a buscarse alimento, porque allí es un lugar despoblado. La respuesta de Jesús es muy diferente (La veremos el próximo domingo, pero en la versión del evangelio de Juan, muy distinta a la de Marcos).
En todo caso conviene tomar nota del doble significado que aquí toma la palabra "despoblado" (desierto, en el texto original griego).
  • Para Jesús es un lugar de reposo, apto para alimentarse, con sobriedad pero con eficacia, después de salir o de liberarse de una situación alienante y alienadora. Jesús acoge a la multitud, y la alimenta con la palabra y con los cinco panes y dos peces compartidos.
  • En cambio, para los Doce es un lugar inhóspito donde no se puede vivir, y del que conviene hacer marchar (éxodo a la inversa) a la multitud para que vayan a los campos y aldeas de alrededor, y se compren algo de comer (Marcos 6:36).
La recomendación que Jesús hace a sus apóstoles parece también muy oportuna en la actualidad, sobre todo para aquellos que desarrollamos nuestras actividades en los llamados antiguos países cristianos. También entre nosotros aparece continuamente una multitud, como ovejas sin pastor, a pesar de tantas actividades, sacramentos, caridades, predicaciones, clases de religión, programas radiofónicos, webs, youtubes, ... Incluso alguien puede pensar que es precisamente tanta abundancia de "pastores" y de actividades lo que provoca tanta desorientación.
Jesús llama a sus apóstoles a un lugar solitario; al desierto; a un nuevo éxodo; salir de tanta movida, y reposar un poco.
No se trata de "reposar" porque estemos muy cansados, sino para entrar en aquella situación de reposo que permite ver caminos y acertar respuestas. El reposo nos pone en sintonía con la manera de obrar de Dios que reposó el séptimo día.
"Cuando se va a 100 por hora, no se ven las flores del camino". Y se trata de eso: de poder ver las flores de camino!
Ayudar a vivir desde la vivencia de la vida, y no desde programas para enseñar a vivir.

Por el Padre Pere Torras
Rector de la Parroquia de Sant Joan de Vilartagues
Sant Feliu de Guíxols (Girona)